Detrás del antifaz

Font size: - +

Una vieja amenaza.

*Nella*

Hoy se cumplía una semana desde la catastrófica cena. Todo se había vuelto tan tenso que se podía cortar el aire con cuchillo. Cada vez que quería hablar con mi hermano, él no estaba. Se la pasaba trabajando o borracho y volvía a la madrugada. Por otra parte, estuvimos investigando sobre la adopción de la beba de Greta, pero sin ningún resultado, se podía ver a leguas el nombre de Claus en ello.

Estaba terminando de acomodar mi cabello para salir cuando golpearon la puerta de mi cuarto. Dos golpes, certeros y secos. Era mi padre.

-Adelante.- Dije sin moverme de mi sitio. Llevábamos sin hablar desde el momento en el que Noah se interpuso entre nosotros para evitar que me golpeara. Y realmente, no me importaba.

-Permiso hija- Entro en mi habitación, colmándola de su imponente presencia. Odiaba que estuviera en mis espacios privados. Tomo asiento en el borde de mi cama y comenzó a mirar todo a su alrededor.

Mi habitación era el único lugar de la casa en la que él no había influido con la decoración. Había poca gente que la conocía, todos respetaban la privacidad que quería en mi cuarto, y lo agradecía.

- ¿En que puedo ayudarte, padre?.- Pregunte de manera formal, sabia que eso le iba a molestar, pero me importaba un bledo.

Mi relación con Claus Katzaros se había deteriorado en estos últimos meses. Antes eramos muy unidos, al punto de que todos envidiaban nuestra relación. Solo en algunas ocasiones actuábamos de manera formal y nadie cuestionaba nuestra forma. Pero... ahora todo era diferente, rara vez hablábamos y los formalismos estaban presentes entre nosotros 24/7.

-Quería hablar contigo .- Esa voz la conocía, comenzaba la manipulación. Suspire y deje que continuara mientras lo observaba por el espejo del tocador.- Quería disculparme por lo sucedido en la cena, estaba alterado por cosas de la empresa y la reacción de tu amiga no fue la mejor. No debí haber actuado así.

-Cierto, no debiste. Y no metas a Greta en esto.- Lo vi tomar un respiro e implorar paciencia al cielo. Sabia que estaba jugando con fuego. - ¿Algo mas?

-Si, el casamiento es un hecho Nella. - Sentencio duramente.

-Claro que no Claus, no me pienso casar con un extraño. - Di la vuelta en la butaca, para quedar frente a él.

-No quería llegar a esto Nella , pero no me dejas otra opción. Esto es simple cielo, o te casas con Noah por las buenas o habrá consecuencias hasta que lo hagas.

-No te tengo miedo padre, no tienes sobre mi el poder que tuviste sobre Gio.

-Si yo fuera tu, no estaría tan segura- Dijo poniéndose de pie y dirigiéndose hacia el ventanal que daba al jardín.- Se que están buscando a la hija de Greta, se el secreto de Brina, y las ideas para el nuevo negocio que planea Igor. Sabes perfectamente que una sola llamada mía, acaba con todo eso.

-No serias ca..-No pude terminar la frase cuando él me interrumpió.

-Lo soy ¿Y sabes? Ya arruine los planes de Giorgio sobre formar una familia una vez, podría hacerlo dos y tu hermanito pequeño... Puedo alejarte de el. Tal vez, una temporada en el viejo continente no te vendría mal sabes....

-¿Porque haces esto? - dije al borde del llanto, sabia que era capaz de arruinar a todo el mundo con tal de salirse con la suya. Aunque aun no sabía el porque de esto.

-Simple, porque si. No debes cuestionarme. En algún momento te contaré, o tal vez no. - dijo mientras se acercaba nuevamente a mi, tomaba mi mentón y me hacia mirarlo a los ojos.- Tu solamente tienes que decir 'si acepto' o cargar con la culpa de que gracias a tu egoísmo todos tus seres queridos sufren. -Deja un beso en mi frente y se encamina a la puerta. Antes de salir dice - Además, tampoco es tan terrible, Noah Black es un muchacho educado, buen mozo e inteligente. Puedes sacarle provecho. Y... Prepárate, a eso de las 9 iremos a la mansión Black a cenar.

Cuando salio y cerro la puerta, corrí hacia ella y le di dos vueltas de llave. Me desplome en el piso y comencé a llorar silenciosamente . No podía permitir que arruinara a todos por mi culpa, iba a ganar de nuevo y no podía evitarlo. 
El sonido de mi teléfono hizo que me levantara y limpiara mis lágrimas. Era un mensaje de Igor avisándome que estaba esperando abajo para ir a visitar a la tía de Greta. Tal vez ella nos podía dar información útil sobre lo que paso esa noche.
Con mi bolso y celular en mano baje rápidamente las escaleras, ignorando el llamado intrigado de mi madre. Ella también me había decepcionado.

En el camino a la casa de Greta, hablamos de los últimos sucesos. Igor y yo, compartíamos mucho mas que el resto del grupo. Trabajamos juntos en la empresa de su padre, y esta semana había sido bastante intensa, no solo en cuestiones laborales si no personales. Ademas, estaba el nuevo proyecto del que hablaba mi padre. Lo que el no sabia, era que yo tenia tanto que perder como Igor, porque era de ambos.

Una vez que pasamos por nuestra amiga, comenzamos el viaje a la finca de Susan. Susan era la hermana mas grande de la madre de Greta. Ella se había casado y tenido hijos demasiado joven y un trágico accidente se había llevado la vida de su esposo y sus mellizos. Para poder escapar de los recuerdos dolorosos, tomo la decisión de mudarse a un pueblito pequeño, donde trabajaba como maestra en la escuelita del lugar.



ChicadePapel

#818 at Joven Adulto
#467 at Thriller
#187 at Suspense

Text includes: traicion, desamor y amor, familia y amigos

Edited: 05.01.2019

Add to Library


Complain