Diario de Maik

Tamaño de fuente: - +

Último día (Final)

10 años y 4 meses con 30 días...

Mi Maik ya no era ese perro tan fuerte y ágil de antes. Había perdido fortaleza. Estaba muy débil. Se le ha caído mucho el pelo... ya sus piernas no resisten más caminatas largas. Y sus maullidos de gato son cada vez... más silenciosos.

En ese día mi tristeza era abismal. No lograba hacer nada, me sentía un completo inútil. Tenía una impotencia tan grande en el alma, que me daban ganas de romper todo lo que veía... pero Lily me calmaba...

Mi niño se encontraba tranquilo y sereno. Pareciera que tuviera las esperanzas de que Maik viviría para siempre... de que fuera eterno...

Luego de unos minutos de estar todos en la sala. Mi hijo se acercó a Maik. Le susurro unas cuantas palabras y nos dijo a nosotros:

-Ya está.

-¿Ya está que? hijo mío- Dije desconcertado.

-Despídanse de Maik...

..........................................................................................................................

..........................................................................................................................

No pude evitar soltar lágrimas luego de escuchar eso. Y cuando gire a ver a Lily, estaba destrozada llorando con un pañuelo sostenido en sus mejillas... y le dije a mi hijo:

-¿Como lo sabes? ¿como sabes que Maik esta así?

Y contestó...

-Papá, Maik es mi hermano. Me comunico con él desde siempre. Sé que desde hace algún tiempo esta mal... el golpe en la cabeza de hace un par de años lo dejo muy adolorido, y él ya sabía que estaba muy enfermo...

Me conmuevo por las palabras sensatas de mi hijo. No aguanto más y estallo en llanto...

-¡¡¡Mi Maik!!! ¡no nos dejes por favor...!- Dije arrodillado e impotente. Acariciando su cabecita, ya apoyada en el suelo...

-¡No nos dejes! mi amiguito... ¿por qué la vida tiene que ser así? ¿por qué? ¿¡POR QUÉ!? mi amiguito... gracias por todo en estos años. Por cuidar de mi hijo y a nuestra familia... sabes que eres el mejor, y siempre te consideré mi hijo también. Aunque no haya estado siempre jugando contigo o estando todo el tiempo a tu lado... ten por seguro que... ¡te amo! gracias por todo mi fiel hijo y gran amigo...

Maik me miró... y alzo la cabeza un poco.

Para vernos a todos... con algo parecido a una gran sonrisa...

Maulló muy despacio... hasta dejar de hacerlo... siendo así su ultima vez.

..........................................................................................................................

..........................................................................................................................

..........................................................................................................................

Empecé a llorar a cántaros arrodillado como un pobre hombre. Abrazando a mi esposa y a mi hijo, llorando de forma desconsolada al lado de Maik.

No podía soportar nada más.

Todo se hacía oscuro en mi mente... ya no resistía más.

La vida me había quitado primero a mi mejor amigo. Y ahora al hermano de mi hijo... y cuando volteé a verlo...

Vi a mi hijo con una sonrisa acariciándolo...

Y nos dijo:

-¿Por qué lloran?

-Porque se nos ha ido un gran motivo de felicidad hijo mío...- Dije a regañadientes, con la cara mirando al piso. Envuelto en un mar de lágrimas abrazando a Lily.

-Papá, mamá, no se sientan tristes... él disfruto mucho con nosotros... yo crecí viéndolo cada día de mi vida, y fui muy feliz con mi hermanito. Ya él cumplió con su misión.

Abrí mis ojos enrojecidos con gran asombro junto a Lily y le dijimos a Jhon:

-¿Cual misión hijo?

Y él respondió...

-El de ser feliz.

..........................................................................................................................

..........................................................................................................................

Comencé a llorar a pasos agigantados... 
Sin ni siquiera poder abrir los ojos.
Como nunca lo había hecho...

Y luego recordé todo...

..........................................................................................................................

..........................................................................................................................

El día que me encontré a Maik. Y vi esa nota que decía:"Sean felices, y él sera muy feliz".

Se me salió una pequeña sonrisa entre medio de las lágrimas que me secaba con mi mano derecha. Vi a mi hijo y lo abracé muy fuerte.

Mi niño tenía tanta fortaleza... cuando se me fue Toby llore tanto como este día, pero mi hijo no era como yo... y fui a decirle:



Eduardooo96

#9524 en Otros
#3735 en Relatos cortos
#1422 en Aventura

En el texto hay: amor, amistad, caninos.

Editado: 22.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar