Días cuentos cortos

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19 Tu, dios y la muerte

Mundo 15, 13 de octubre del 2056.

Moth

Los árboles y las praderas rebosaban de vida, solo había un pequeño grupo muy reducido de jugadores en este mundo, los castillos y los pueblos ya casi no tenían recursos como monedas o alimentos, así que muy poco productivo estar aquí.

De las pocas cosas que aún se podían hacer era recoger la madera seca que estaba en los caminos, debajo de una capucha con mucha precaución una jugadora errante las recogía, su guarida “secreta” se encontraba a una perfecta distancia para observar el cuartel, el último castillo de la unión de los seis reinos. Sus domos se veían a la distancia rodeado del jardín de rosas más hermoso que se tenga memoria. La calma de las aves y el murmullo de las doncellas que ahí caminaban horas para enterarse de los chismes más suculentos de la temporada.

—Espera—la jugadora encapuchada reconoce la voz de inmediato—, soy Diinath26. Nos conocimos en el bar “La calma antes del caos”. Se que eres tú Moth, te hemos buscado desde hace algunos días.

La encapuchada siguió su camino, no prestó más atención y levantó la última rama seca las cercanías.

—Ya es demasiado tarde, los tienen a todos, solo quedas tú.

La jugadora encapuchada se voltea, su máscara con finos cristales y pintura blanco con rojo se fija en Diinath26.

—¿Quiénes son tus amigos? —la voz distorsionada de la jugadora comienza a hablar.

—Somos lo que queda de la rebelión, salgan—Diinath26 da la orden, aparece onodera_tlacuache y JIM.GHI. —nos manda Kate, fuimos emboscados en el mundo 96.

—¿Quién los embosco? —la voz de la encapuchada pregunta con enojo.

—KILLERT_PRIME—responde Diinath26.

—Es imposible, si él lo hubiera hecho ya estarían muertas—con una gran carcajada la encapuchada sigue su camino.

—Si, lo iba hacer, hasta que Loztkill se enfrentó a él, tratamos de huir lo más rápido que podíamos, encontramos a Kate debajo de la nieve— le dice Diinath26, mientras sus ojos se esfuerzan para no llorar.

—¿Tu amiga porque no hablar? —pregunta la encapuchada

—Cadena de mando: yo digo que hagas…

—...y tú lo haces—completo la frase la encapuchada.

Fue cuando la encapuchada tiro los palos que cargaba en la espalda, se irguió hasta sobrepasar por muy poco a las ultimas integrantes de la Rebelión. Se quito la mascara que tenía, se quitó la capucha y les dijo.

—¡Atrás de mí! — las tres guerreras sin titubear se colocaron a espaldas de Moth.

—Vaya—. Una voz molesta se escuchaba entre los arbustos— ¿Qué nos delato? — una silueta apareció hasta convertirse en la figura obesa de Bigger.

—Tu estúpida carcajada fue la que los delato— respondió Moth.

—Cuando me dijeron que había una jugosa recompensa por cada integrante de la Rebelión del Atlas, no espere para deshacerme de mi molesto gremio y venir a por ti.

—¿Fu eso?, o te corrieron por inútil.

Las carcajadas no se hicieron esperar a las espaldas de Bigger y unas cuantas a las espaldas de Moth.

—De todas formas, este es el fin para ti, Moth. Una vez hayamos capturado a Dagresk se dará la orden para que asesinen a todos los demás como a perros— la mirada de las tres a la espalda de Moth se petrificaron.

—Sabes algo Bigger, eres un estúpido y de ante mano se que te corrieron de tu gremio. La noticia se corrió como la pólvora—respondió Moth con sigilo. —Cometiste la estupidez de exponerte en desventaja a un gremio superior sin dejar, aunque sea uno de tus integrantes escondido para enviar una señal de auxilio.

—¿Auxilio?,¿un gremio superior? —comento con ironía Bigger. —¿Qué estupideces dices?

—Si, lo peor de todo es que ni siquiera saber lo estúpido que eres. No conoces a tu enemigo y aun así te atreves a hacerles frente.

—La última vez que te vi tenían tan sólo tres niveles más que yo, si nos hubieras hecho frente… ahora soy muy superior que ese tiempo — grito con orgullo Bigger.

En un instante mientras sonreía Moth se movió y ataco a cada uno de los 20 integrantes a sus espaldas de Bigger dejándolos moribundos.

—Crees que me he quedado donde estuve la última vez, crees que no he estudiado cada rincón de este mundo para volverme más poderosa. —Decía entrecortando la garganta de Bigger. —Tal vez perdone a tus amigos, pero tus ojos te delatan, mercenario de mierda.

Con su espada carmesí partió en dos el gigantesco y obeso cuerpo de Bigger. Observando a todos los demás con una mirada de desafío se quito la capucha dejando observar una oscura armadura negra con morado metálico adherida como a piel a su cuerpo delineando su figura.

—Todos ustedes aun están a tiempo de salvar sus vidas— agregándole uno ojos rojos macabros Moth se veía salida del mismísimo inframundo. —Abandonen su gremio y enlístense al nuestro.



Dagresk

#8689 en Otros
#1289 en Aventura
#1757 en Ciencia ficción

En el texto hay: videojuegos, thriller, ciencia ficion

Editado: 12.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar