Dictadura de Metal #1 Princesa de Bronce

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 21: El Festival de las Luces*

Kalium, Metalion

Después de haberle exigido a Clark que le dijera a donde la llevaba y cuál era su propósito lo único que recibió como respuesta fue cuando lleguemos tu misma lo dirás. Claramente al no saber dónde iba se resistió a ir con él amenazándolo con irse lo cual fue mala idea porque él la amenazó a ella con exponerlas ante los guardias y al ver que iba a cumplir su palabra cuando se acercó a uno de los guardias que rondaban por la calle no le quedó de otra más que aceptar ir con él.

-Eres un maldito -le dijo Leari.

-Y tu una mala agradecida.

- ¿A qué tengo que agradecerte? -pregunto sarcástica-. ¿A obligarme a ir a un lugar en contra de mi voluntad?

-Ya lo verás y después tendrás que darme las gracias.

La tomó de la fuerza de mano y juntos pasaron por la pared del callejón. Leari nunca creyó aquella leyenda del callejón de los caídos, pero cuando vio que paso por aquel portal se quedó sin palabras. Sintió como atravesaba una pared de ladrillos y luego la sensación de haber caído al suelo. Clark la ayudó a levantarse y pudo observar donde se encontraba quedándose sin palabras. Estaban en el Gran Círculo que se encontraba en los límites de la ciudad cerca de la montaña de sueños. El cielo estaba oscuro y estrellado, las estrellas brillaban más esa noche y el viento era tan frío que se le colaba tras su vestido. El gran círculo era una gran pradera con su pasto de color verde intenso que aún en la oscuridad se podía apreciar.

Había unas tres rocas grandes que debían medir unos tres metros y a lado de esas grandes rocas había otras más pequeñas de la mitad de su altura y todas formando un gran círculo. Se le erizo su piel al ver por primera vez el gran círculo pues sólo había escuchado de él a través de sus libros nunca había tenido la oportunidad de verlo está ahora. Había por lo menos dos docenas de personas la mayoría mujeres y había pocos hombres todos vestidos de color blanco. Las mujeres traían una antorcha en una de sus manos y su rostro era cubierto por un velo blanco que no dejaba al descubierto su cara.

Miro a Clark sorprendida sin saber que decir en ese momento pues no esperaba que la trajera a uno de los lugares históricos de su ciudad y más porque ese día se celebraba el festival de las luces.

- ¿Por qué? -preguntó impactada-. ¿Por qué me trajiste aquí?

-Mereces conocer un poco de tu historia y no a través de libros.

Miro a la gente que estaba reunida charlando entre ellos esperando que la luna alcanzará su punto más alto para que iluminara el centro del círculo de las rocas que sería cuando el baile comenzará.

- ¿Ellos son… metalianos?

-Son oscuros.

- ¿Y porque festejan nuestras costumbres? -dijo sorprendida.

-Me imagino que sabes que se festejan hoy.

-El festival de las luces -respondió Leari-. Pero tengo que venir de blanco esa es una de las reglas…

-Mira tú vestido.

Tan anonadado estaba por ver por primera vez el festival de luces que no se dio cuenta que el color de su vestido había cambiado de uno negro a uno blanco lleno de flores, tampoco se dio cuenta que llevaba una corona hecha de rosas de adorno en su cabeza. El traje de Clark había cambiado por una camisa holgada y pantalón blanco como el de ella.

- Pero ¿cómo…?

-Es la magia de este lugar.

-Estas piedras tienen un significado y una leyenda. Aquí se dice que las antiguas druidas de Metalion construyeron el gran círculo para mantener a raya a los demonios que escapaban del Inframundo y venían a Kalium a atormentar a su gente -relato Leari.

Miro maravillada como la luna tocaba su punto más alto en el cielo nocturno, las doce mujeres se situaron cada una enfrente de una roca sosteniendo una antorcha en su mano. Los hombres comenzaron a tocar sus instrumentos en una combinación de flauta con el violín mientras una joven bella de cabellos de oro comenzó a cantar con su voz angelical. Era una canción ancestral de melodía dulce y lenta.

Unas vez que sintieron los rayos de la luna sobre su cara comenzaron a bailar en círculos alrededor de las rocas, se pararon en un corto tiempo cuando llegaban cada una a una nueva roca y después de varios segundos volvían a girar, observo emocionada Leari aquel espectáculo. Los tambores comenzaron a sonar a su alrededor al ritmo del violín y de la voz de aquella joven.

-Se decía que el centro era uno de los portales que los demonios utilizaban para entrar a nuestra tierra así que las antiguas druidas construyeron sobre la entrada de los demonios un círculo de rocas para poder contenerlos. Y para evitar que ellos escaparan ellas al morir, se les enseñó a sus descendientes un baile antiguo que serviría para reforzar la magia de las rocas -mencionó emocionada.



ItzyOrnelas

#5665 en Fantasía
#7886 en Otros
#1168 en Aventura

En el texto hay: diosas, reinas y princesas, guerra

Editado: 07.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar