Dieciséis años sin Jhon

Tamaño de fuente: - +

I

Dieciséis años antes.

Estábamos en el aeropuerto, los niños lloraban ante la despedida de Jhon, intentaba contener mis lágrimas solo para que se fuera tranquilo a Los Ángeles.

-Adios Taylor, te amo y no me extrañes- dijo mi esposo.
-Te amo- dije y deje salir mis lágrimas.
-No me extrañes, nena, volveré pronto.

–Pasajeros con destino a Los Ángeles, por favor abordar en la puerta veinte. 
-Como odio esa maldita voz. 
-Comparto el sentimiento- respondí.
-Bueno, ya es hora, debo irme- dijo Jhon con tristeza. -Te amo, Taylor Jhonson. 
-Y yo lo amo a usted Sr. Jhonson.

Emprendimos un viaje a casa con Dylan y Sophia, lleno de silencio hasta que Dylan despertó.

-Mami, ¿onde ta papi?- dijo y se puso a llorar.
-Volverá pronto cariño.

Paré el auto y dormí a Dylan. Para cuando termine de hacerlo encendí la radio, estaban dando una noticia. Decidí escucharla, nunca estaba de más...

–Informamos por este medio que el avión con destino a Los Ángeles que ha partido desde el aeropuerto hace mas de una hora, perdió contacto con la torre de control. Ampliaremos mas adelante.

-¡No!- Grité con todas mis fuerzas y me caí de rodillas al piso, lloré como nunca antes- No te puedes morir, Jhon, por favor no me dejes.
Los niños habian comenzado a llorar producto de mi propio llanto, los cargué en mi regazo hasta que ambos quedaron dormidos.

Conduci hasta el aeropuerto, necesitaba mas información.

–Hola, necesito información sobre el vuelo con destino a Los Ángeles.
-Lo último que sabemos es que el avión fue secuestrado, aún está en el aire, pero no sabemos que sucede exactamente- dijo la recepcionista.
-¿Cómo que no saben que está pasando?- dije un poco mas alterada. 
–Lo siento, señora. Es todo lo que puedo decirle. 
–Esta bien, muchas gracias.

Me acomode en la sala de espera, los niños dormían en su cochecito. Estaba decidida a esperar por noticias.

Aunque no fue necesario esperar mucho, mi teléfono comenzó a sonar. Cuando miré en la pantalla el nombre de Jhon apareció, conteste lo mas rápido que pude.

-¿Jhon?- dije a punto de llorar.
-¿Taylor?- dijo su voz temblando. En ese momento exploté en llanto.
-Amor, soy yo, dime que estás bien. ¿Estas bien verdad?- dije y un silencio se escuchó.
-Estoy bien, sólo necesito que sepas que los amo a todos y jamás dejes que los niños me olviden. Te amo Taylor. 
-Jhon, ¿porqué te despides?
-Cariño, estoy en el baño. Tengo lo que ellos quieren. Dentro del colchón en nuestra casa hay un micro-chip y U$$ 60.000. Quema el micro-chip y llama a Dante, dile que yo te mando. Con ese dinero y las identidades que él les dará, quiero que se vayan a Costa Rica, tengo un departamento allí, la dirección está en la bolsa con el dinero. Lo más importante es que mañana mismo te vayas del país- dijo y comenzó a llorar.
-¿Estás diciendo que te matarán?
-Es muy probable, si me amenazan les daré el chip. Ve a casa, solo tienes 4 horas, saca el dinero y vete con tu madre. Deja el micro-chip dónde está. No lleves a los niños y usa guantes para todo lo que toques -se escuchó una voz- Ya voy Bernie. Espera cinco minutos, cariño, debo irme, te amo- La puerta se abrió y se escucho un disparo.

Mi mundo se acabó en ese momento.

 



Winter270801

#1673 en Otros
#229 en Acción

En el texto hay: viaje, argentina, accion

Editado: 24.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar