Dieciséis años sin Jhon

Tamaño de fuente: - +

VIII

Narra James:

Era tan difícil dejar Costa Rica, allí me crié. Allí estaba toda mi vida, y ahora tenía que dejarla.

Por la culpa de mi padre lo perdí todo, quizá esté mal lo que diga, pero a veces lo llego a odiar. ¿Es que no pensó en nosotros antes de hacer todo eso?

-Katy, ¿qué haremos ahora que no podemos salir de estas cuatro paredes?- le dije a mi hermana entrando a su cuarto.
-No lo sé. Aún no puedo creer lo de papá. Es demasiado para mi aceptar que el inútil se fue por dieciséis años, por cobarde. Porque si tuviera tan solo un poco de valentía, podría habernos buscado para advertirnos, aunque se fuera luego. Nos dejó a nuestra suerte y jamás, jamás voy a perdonárselo.
-Lo entiendo, hermana. Pero tampoco sabemos sus motivos para huir completamente. No lo estoy defendiendo, pero siento que, quizá, deberíamos darle la oportunidad de explicarnos todo, y luego juzgarlo.- respondí intentando convencerla y convencerme a mi mismo de que quizá no era toda la culpa de nuestro padre.
-Debemos buscarlo. Si no lo hacemos nosotros, nadie lo hará.- me respondió Katy. 
-No quiero buscarlo. No quiero verlo. No quiero que el vuelva a dejarnos y mucho menos quiero que le haga daño a mamá.
-Entonces lo haré yo sólo.- dije decidido.
-James, ten mucho cuidado, por favor.

Al salir de la habitación me dirigí a la mía y me encargué de limpiar todo perfectamente mientras pensaba.

Realmente no sabía que hacer, necesitaba verlo, quería saber porque nos hizo todo ese mal.

Quería verlo y saber de una vez por todas como es, si habrá envejecido, si realmente me parezco a él. Quiero saber sobre mi padre.

Narra Annie:

-Llegó la cena.- gritó Jake. 
-¿Qué hay?- dijo Katy.
-Pizza- respondí.

Luego de cenar, nos pusimos a ver una novela argentina, no era nada interesante. Más del romance cliché que solo se encuentra en los libros, ah, y en mi vida también. 

Pensando, me di cuenta de que quizá todo el esfuerzo que hice por mis hijos fue en vano, quiero decir, nos encontraron y me juré a mí misma que nunca nos encontrarían. 
Llegué al punto en el que no soporto más esconderme, quiero salir y matar, si es necesario, por mis hijos. Quiero que ellos puedan tener una vida normal.

-Iré a dormir- dije y me levanté de la mesa. -Buenas noches.

Necesitaba pensar en como encontrar a Jonh. Necesitaba saber porque no nos advirtió. Creo que en esta casa, todos necesitamos saberlo.

~~~

Cuando desperté, eran las 10 am, el cambio de horario me había afectado.

Extrañamente había un olor a comida exquisito. Fui hasta la cocina y estaba Jake cocinando, con una cara extraña.

-¿Qué sucede?- le hablé desde la puerta.
-Toma, lee. Ya tengo cientos de personas buscándola, por favor no te preocupes.

Comencé a leer lo que me dio, era de Katy.

«Mamá, James y Jake:

Lo extraño. No me importa lo que ustedes puedan decir de él. Es mi padre y nadie va a cambiar eso. Aunque no niego que quiero encontrarlo para que me cuente todo lo que está pasando.

Recuerdo que cuando era pequeña te oía llorar, mamá. Te oía pedirle por favor a "Dios" que ayudara a mi padre y lo trajera de nuevo a casa. Pero eso jamás pasó, porque Dios no existe en nuestra familia llena de desgracias y porque él no quiso volver.
Pero como dije antes, es mi padre y necesito conocerlo.

Por supuesto, siempre nos dijiste a James y a mi que estaría vivo y que iba a volver. Algunas veces, pensábamos James y yo en llevarte a un psicólogo, pues ya habían pasado dieciséis años.

Pero luego apareció Luke/Jake y dejaste de nombrar a papá. Siempre hablabas de lo bueno que era Luke contigo.

Ahora hace unos días te enteras de todo, y me doy cuenta de que estás triste. No quiero que vuelvas a sentir lo mismo que yo sentía.

Quiero que mi madre, por una vez en su vida, sea feliz.
Quiero que veas a papá y de una vez por todas saques lo que tienes dentro y seas feliz.

Por eso, le revisé las cosas a Jake, sé donde esta papá y lo iré a buscar. No se preocupen por mi

Los amo, Katy»

-Voy a buscar a mi hija- hablé luego de leer.
-Te dije que ya lo están buscando- me respondió serio Jake- Tú no saldrás de aquí. 
-Dime donde esta Jhon. 
-No.
-Dime donde esta Jhon- repetí y me iba acercando lentamente.
-¿Dónde carajos está mi padre, maldito infeliz?- dijo James y lo arrincono contra la pared. 
-No.- volvió a responder.

James lo agarró del cuello y el se empezó a poner rojo.

-De acuerdo- dijo Jake con dificultades por la falta de aire. James lo soltó.- Está en Corrientes al 1380.



Winter270801

#1762 en Otros
#250 en Acción

En el texto hay: viaje, argentina, accion

Editado: 24.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar