Dime que te quedarás (amor a lo Escocés #1)

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 22: Un Malentendido

― ¿Qué? No ― él había malinterpretado mis palabras. ― No de la manera en la que estas pensado

Sus cejas se alzaron ― ¿De la manera en la que estoy pensando?

― Por el amor a Dios quieres arrancar el auto ― los pitidos y los gritos de los conductores estaban volviéndome loca. Él parpadeó mirando afuera del auto como si no se hubiese dado cuenta del ruido y de que estábamos parados en medio de la calle

― Maldita sea ―dijo arrancando el coche de nuevo― Estoy esperando por una explicación

― ¿Explicación de qué?

― ¿Por qué dormiste en la misma cama con un desconocido? ¿Y dónde estaba Candice cuando eso ocurrió? Es que acaso no estaba pendiente de ti ―Aiden llevaba todo el asunto de hermano mayor a otro nivel

― Primero Ethan no es ningún desconocido, es mi amigo. Segundo, él vive con Damián, y tercero, no necesito que Candice este cuidándome. Puedo hacerlo sola perfectamente

Levantó un brazo desordenándose el cabello, trate de no fijar mi mirada en el lugar donde su bíceps sobresalía por la flexión de su brazo ― ¿Pasaste todas las noches que estuviste ahí con él? ¿Bajo el mismo techo? ―se veía bastante frustrado― ¿y se la pasaba por ahí sin camisa todo el tiempo? ―pensé que era mejor no responder a eso― ¿cómo es que Candice permitió eso? Dios mío Fabiola, como duermes con alguien que apenas conoces en la misma cama. Pudo haber abusado de ti

Rodé mis ojos ―Puede que apenas conociera a Ethan pero es una persona bastante agradable y es mi amigo, además Candice lo conoce desde hace años y confía en él, al igual que yo. No iba a abusar de mí o lo que sea que estas creyendo.

Me miró con incredulidad ― ¿Tu amigo? No puedes ser amiga y decir que confías en una persona que solo conociste cuatro días. Cuatro ― levantó cuatro dedos de su mano

― Entonces tampoco debí haber confiado en ti los primeros días dado que "apenas te conocía". Te recuerdo que entraste en mi cuarto y te acostaste en mi cama también cuando llevábamos solo una semana conociéndonos.

― Eso fue totalmente diferente, no hay punto de comparación

― ¿Por qué es diferente? Nancy confía en ti y por eso me dejó a tu cargo, es lo mismo que sucede con Candice y Ethan.

― Pero dormiste con él Fabiola, en la misma cama. Eso es algo demasiado íntimo. No puedes ir durmiendo con hombres como si nada

Alce mis cejas con disgusto ―No estoy durmiendo en la misma cama con hombres como si nada. Es mi amigo, no un desconocido ya te lo dije y además ni que fuera la primera vez que duermo en la misma cama con un amigo, ¿es que nunca te has ido de viaje con tus amigos?

Tosió fuertemente ― Por lo general no suelo dormir con mis amigas en la misma cama

Me cruce de brazos ―Que tú seas incapaz de hacerlo no quiere decir que los demás también lo sean, dos personas pueden dormir juntas sin necesidad de que suceda algo

― Eso no es lo que quise decir. ―se masajeó la frente con dos dedos― Es solo que... no puedes, tu simplemente no puedes dormir en la misma cama con una persona que no signifique nada para ti, eso solo... eso está mal.

Y ahí salía otra vez el lado "príncipe azul" de Aiden. La mayor parte del tiempo ese lado de él me encantaba. ¿En este momento? Me estaba frustrando

Lo miré con desconfianza ― Hablas como si nunca hubieses tenido un rollo de una noche o algo por el estilo. No soy tan estúpida como para pensar que todo tu año en Ibiza fue de celibato, y más aún con un amigo como Devon.

Creo que eso toco una fibra sensible en él porque hizo un sonido de desesperación

― Eso fue hace mucho tiempo, no soy el mismo que era en ese entonces, hay demasiadas cosas de mi pasado que cambiaría si pudiera Fabiola ―sus ojos guardaban tantos misterios desconocidos para mí, me pregunté si esos misterios tenían algo que ver con lo que Nancy me había dicho acerca de la muerte de sus padres― Y precisamente por eso te digo lo que estoy diciéndote ahora, no quiero que cuando tengas mi edad mires hacia atrás y te arrepientas de las cosas que hiciste

Ahora él estaba sonando como mi abuelo

― Gracias por el consejo pero ahora mismo no estoy arrepintiéndome de nada

Exhaló profundamente como tratando de mantener la paciencia ― Pero lo puedes hacer, solo quiero que no seas tan confiada con la gente. Tú puedes haber pensado que las intenciones de Ethan eran sinceras cuando la realidad era otra. Alexandra quizá se dio cuenta de algo que tú no, quiero decir, por algo pensó que eran novios

Me atragante con mi propia saliva ― ¿Alexandra te dijo que Ethan y yo éramos novios?

― Sus palabras exactas fueron que no sabía que tenías un novio en Londres ―oficialmente estaba en shock― imagínate mi sorpresa cuando recibí ese mensaje y después tú no contestabas el celular, añadiendo al asunto todo eso acerca del nuevo niñero ―mi mente se había quedado en la palabra novio. ¿Por qué Alexandra diría algo como eso?― Lo que me hace pensar que tu amiguito Ethan, al que tanto defiendes tenía otras intenciones contigo de las cuales no te diste cuenta.



J.D.Vasquez

#156 en Joven Adulto
#685 en Novela romántica

En el texto hay: humor, drama, amor

Editado: 13.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar