¿diosa o Adolescente? [2.1]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1| Primer día

M A R🌊🌙🌊

M A R
🌊🌙🌊

El sonido de la alarma de mi celular me despierta anunciando un nuevo día y el comienzo del año escolar. Levantándome de un salto de la cama fui al baño a darme una ducha relajante y rápida para poder desayunar con mis padres y hermana. Secándome el pelo con la toalla me mire al espejo empañado, pase mi mano para ver mi rostro algo borroso por el agua y sonreí. Hoy será un día estupendo o eso espero mis mejores amigas habían venido ayer a visitarme y pasamos la tarde conversando en el centro comercial donde compramos las cosas que necesitábamos para el comienzo de clases.

Luego de colocarme mi ropa interior busque en mi closet un vestido lindo que ponerme. Cuando estaba a punto de rendirme lo vi un vestido celeste de tirantes que se ajustaba a mi cintura y luego caía con gracia unos centímetros encima de la rodilla. Aplique mi maquillaje habitual para luego acomodar mi cabello en una trenza que caía por encima de mi hombro. En joyero tomé el collar que me había regalado mi tío Apolión cuando nací, tenía forma de luna con una sirena sentada sobre ella. Para los que no se dieron cuenta mi collar canaliza mis poderes como el collar de ostra que canaliza los poderes de mi mamá. Me coloque unas plataformas blancas sonriendo a mi espejo tome mi mochila saliendo de mi habitación. Camine por el pasillo sintiendo el aroma salado del mar en el ambiente es una de las cosas que amo de vivir cerca de la playa. Llegue a la cocina tomando una caja de cereales y la botella de leche.

– buenos días – salude a mi familia entrando en el comedor, Bianca comía sus cereales en silencio junto a su caballo de felpa sentado a su lado. Papá tomaba su café leyendo el diario y mamá revisaba su tablilla de trabajos mientras tomaba un sorbo de su jugo de naranja.

– buenos días Mar – contestaron mis padres dirigiéndome una mirada que se puede interpretar de dos maneras distintas una era de aprobación y la otra me decía que debía cambiarme o sufriría las consecuencias. Ya sabrán a quien pertenecía la mirada desaprobatoria si no es así les diré que mi adorado padre dejo de lado su periódico y me miro.

– ¿pasa algo? – pregunte viendo a mi padre mientras abría la caja de cereales de colores, sirviéndome un poco en el tazón que había frente a mi agregue leche.

– nada linda te vez hermosa ¿no es así Adonis? – mamá miro de forma amenazadora a papá que asintió no muy convencido. Tanto Bianca como yo comenzamos a reír pude notar como mamá intentaba cubrir su rostro con su tablilla de trabajos para que papá no la viera reír.

– si princesa te vez hermosa – contesto mi padre con una sonrisa de lado, siempre tan sobre protector. Me levante ara dejar un beso en su mejilla seguido de un fuerte abrazo lleno de cariño. 

🌊🌙🌊

Suspire viendo el viejo edificio no me agradaba demasiado su aspecto, pero no podía juzgar por las apariencias. Saludé a mi mamá dejando un beso en su mejilla me despedí de Bianca que estaba entretenida en su tablet mirando dibujos animados. Baje del auto emprendiendo mi camino al liceo donde en la puerta me esperaban Bunny y.... corrí nada más verla Lila tenía un vestido floral suelto y sobre este un chaleco de hilo fino sus sandalias bajas las hacían parecerse a una hippie o a la madre tierra. Abrace a las dos chicas que gustosas correspondieron mi abrazo.

– ¿Lila ahora vives aquí? – pregunte rompiendo nuestro lazo grupal. La castaña corrió un mechón de su cabello sedoso y bien cuidado que siempre olía a flores o a trigo.

– mamá permitió que siguiera con mi vida mortal de forma normal al parecer la charla que tuvo con mi hermana mayor la dejo un poco más tranquila con respecto a que nadie me secuestrara – Deméter es una de las diosas más cool de todas, pero debo admitir que es algo sobreprotectora con sus hijos e hijas. Siempre los quiere tener bajo sus alas ninguno dice nada salvo Perséfone es la única de sus hijas que la enfrenta por este tema. De igual forma mi tío Apolión dice que su madre es muy sobreprotectora, pero yo creo que eso es por culpa de Hades él fue un desastre como niñero. En su defensa estar a cargo de tantos niños cualquiera perdería alguno, pero no en la hora de la siesta y cuando aún ninguno camina. Volvamos al mundo mortal donde nos enfrentaríamos a nuestro primer día, este año tenía en mente hacer cosas nuevas normales que antes no podía hacer por qué pasaba mucho tiempo en el olimpo.

Caminamos juntas hasta los casilleros donde tuvimos que separarnos porque nos tocaron separadas. No me hubiera quejado de no ser porque me toco justo alado del casillero de Colín Adams el primogénito de Demi la hija de Medusa.

En el liceo permiten decorar los casilleros tanto por dentro como por fuera y el de Colín destacaba de entre todos. El dibujo de una cobra con pintura en aerosol aparecía en su casillero y más abajo cientos de tijeras pegadas como si las hubieran clavado en el casillero por gusto. Raro, pero viniendo de Colín no se podía esperar otra cosa más que algo totalmente oscuro como su alma. El mío yo lo decore pintando un atardecer en la playa y en lugar de estrellas comunes llene la parte del cielo con estrellas de mar hechas de yeso. Pintadas de tal modo que parecían reales y mi nombre estaba grabado en la placa con un fondo blanco y letras azules.



Danny Baladon

Editado: 11.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar