Distancia Entre 2 Puntos ✔️

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4

Al día siguiente de haber hablado con la doctora, Christian decidió intentar hacer lo que dijo la doctora Morales. En la mañana cuando despertó intento ponerse de pie por si solo logrando lastimarse el brazo derecho cuando cayó al suelo, fue un dolor intenso el que sintió, sus padres corrieron cuando escucharon a Christian gritar, su madre tenía en sus manos una botella de vidrio la cual dejo caer al suelo debido al susto que se dio. Cuando entraron a la habitación de Christian lo encontraron tirado en el suelo sujetando su brazo el cual le dolía mucho, ellos lo levantaron y le preguntaron qué hacía que se calló de la cama, Christian solo les respondía que su brazo le dolía bastante.

Cuando fueron al hospital un doctor reviso su brazo y le pregunto que como paso, él le dijo que intento ponerse de pie. Inmediatamente su madre con tono de enojo le reclamo por lo estúpido que fue al intentar hacer eso. El doctor no encontró fractura en el brazo de Christian pero le puso una venda para que no se fuera a lastimar más tarde.

─ ¡Te volviste loco, que no vez que estas vivo de casualidad para estar poniendo tu cuerpo en riesgo, después de todo el tiempo que tuviste que pasar en el hospital para recuperarte, ¿No piensas?! ─le reclamaba su madre como si fuese un niño pequeño.

─ ¡Estoy harto de perecer un inútil! ─con tono de impotencia le respondía Christian a su mama.

─ ¡¿Inútil? Entonces crees que eres un súper héroe que te repondrás de la noche a la mañana! ─le decía su padre enfurecido por sus acciones.

 

Mientras, que esa mañana Lorena estaba lista para ir al cementerio, solo esperando a su cuñada que pasara a buscarla, entre sus brazos Lorena sostenía un ramo de flores que le pidió a su padre que se lo comprara por ella. Desayunando y pensando cómo pasa el tiempo, hacen 5 años desde que empezó a ir a ese cementerio cada año como si fuera la primera vez.

Sandra la madre de Lorena estaba regando las plantas cuando Nicaury llego en su vehículo.

─Hola Sandra como me le va. ─saludo Nicaury cortes mente a la madre de Lorena.

─Bien ¿Y tú? 

─Ya sabes, estudiando, sino Lorena no me dejara tranquila. ─rió Nicaury. ─Él es mi amigo Thomas, Sandra.

─Hola. Adelante pasen, Lorena está en la sala.

─Lorena aquí estamos. Él es mi amigo Thomas te ayudara a subir a mi Chevrolet.

─Gracias. Nos podemos ir ya.

Thomas subió a Lorena a la Chevrolet de Nicaury mientras esta se despedía de Sandra. En el trayecto al cementerio Thomas quien estaba sentado en el asiento del copiloto disimuladamente observo por unos de los retrovisores a Lorena varias veces, Nicaury que conducía lo noto y sonrió porque era de esperarse, Lorena era muy linda. 5 minutos más tarde cuando esperaban a que el semáforo cambiara de color Nicaury quiso saber cómo estaba Lorena actualmente.

─ ¿Lorena estás sola?

─Sí. ─Lorena solo se limitó a responder eso, era muy reservada para hablar de su vida privada frente a Thomas quien apenas conoce.

─ ¿Cómo va el trabajo?

─Bien. Me esfuerzo por hacerlo mejor cada vez más. ─le dijo Lorena a Nicaury mientras veía el ramo de flores que tenía en sus manos.

─Me alegro. Yo acabo la universidad este año, vendré a buscarte para que celebremos juntas en mi graduación.

─Está bien, solo no vengas a buscarme de un día para otro, a veces tengo planes o no estoy en mi casa.

─ ¿Sigues como voluntaria en el centro donde te conocí?  

─Si y hoy pasan un reportaje que hicieron, yo saldré hablando frente a la cámara.

─ ¡¿En serio? ¿A qué hora?! ─con emoción y admiración le preguntaba Nicaury.

─A las 9 de la noche en el canal 6, no dejes de verlo.

─No lo haré. Recuerdo la primera vez que saliste en televisión estabas muy nerviosa.

─Si, aunque ayer lo estaba.

Cuando llegaron al cementerio se bajaron del vehículo Nicaury y Thomas se desplazaron a pie y Lorena en su silla de ruedas. Los padres y algunos familiares de Nicaury estaban en la tumba cuando Lorena llego, los saludo y les entrego las flores para que ellos las pusieran en la tumba por ella. Hoy se cumplían 5 años de la muerte de Miguel, para Lorena era como si el tiempo se hubiese detenido en ese lugar, la tumba estaba intacta como el día de su entierro, los padres de Miguel se aseguraban que la tumba de su hijo no estuviera deteriorada por más tiempo que pasara. Se podía sentir la nostalgia en los rostros de los presentes mientras uno de los amigos de Miguel hacia una oración, cuando la oración acabo la madre de Miguel se acercó a Lorena para preguntarle si estaba bien.

─Estoy bien, es solo que... ─Lorena intento no llorar, cuando le decía a su suegra como se sentía. ─me siento sola sin él. ─sus ojos empezaron a lagrimear.

─Pero tienes una buena familia que te cuida y se preocupa por ti.

─Moviendo la cabeza respondía Lorena. ─No me refiero a eso.

─Entiendo, mi hijo también te quería mucho, al principio no tenía motivos para levantarse de su cama pero después que te conoció cambio. Cambio por ti.

─Lo se. ─Lorena sonrió un poco mientras secaba sus lágrimas.



Takaki5

Editado: 27.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar