Distancia Entre 2 Puntos ✔️

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 6

Ya era sábado, y Christian estaba ansioso por comunicarse con la doctora para preguntarle cuando podría iniciar las terapias para intentar caminar de nuevo. No quería molestarla, pero el entusiasmo lo impuso a llamarla.  

─Buenos días. Habla la doctora Morales, ¿Con quien tengo el honor?

─Doctora soy Christian, Christian Castillo. Perdón por molestarla un sábado en la mañana.

─No es nada, eres mi paciente, ¿Que necesitas?

─La llamo porque, creo estar listo. Hable con Lorena y ahora haré lo que usted me diga.

─Entonces este lunes, a partir de las dos de la tarde te espero. Bien.

─Gracias.

 

Lorena no logro dormir bien toda la noche, debido a la confección de Thomas que la atrapo de sorpresa. No tanto por la declaración y la propuesta de Thomas sino por lo que pensaba el de ella. Para Lorena el la veía como una alma en pena solo porque la vio llorando en el cementerio y Nicaury le contó sobre su pasado. Una y otra vez recordaba en su cabeza la discusión que tuvo con Thomas, pensó en pedirle disculpa tal vez cuando lo viera de nuevo, pero cuando amaneció lo primero que hizo fue llamar a Nicaury.

─ ¿Nicaury, como pudiste? ─con mas que motivos, Lorena le reprochó a Nicaury.

─No entiendo. ¿De qué me hablas?

─Sobre Thomas. Ahora él me tiene lastima y cree estar enamorado de mí.

─El me pregunto cómo nos conocimos, es todo. Yo no le conté tu vida privada.

─Sí, claro.

─Él te vio llorando cuando fuimos al cementerio. Él me dijo que estaba enamorado de ti desde antes de conocerte en persona.

─Estoy harta de que todos se apiaden de mí, y se metan en mi vida. Si estoy sola es porque quiero.

─Lo entiendo.

─Si lo entiendes llama a Thomas y sácale esas ideas de su cabeza sobre querer ser mi novio, si quieres que sigamos siendo amigas.

─Esta bien lo llamare. ¿Pero no crees que estas siendo demasiado dura contigo? Un chico se enamora de ti y es lo primero que viene a tu cabeza, la palabra: Lastima. Dime algo. ¿Cuándo te enamoraste de mi hermano también pensabas igual? Si no quieres que las personas se compadezcan de ti entonces cambia esa cara, aun estas viva.

Lorena colgó sin responder le ha Nicaury. Lo que dijo era duro pero efectivo, Lorena termino por de darse cuenta que Nicaury tenía razón. Si no quería causar pena a nadie debía cambiar su manera de pensar.

Sandra su madre, la pudo escuchar desde su habitación discutiendo con alguien por teléfono sobre Thomas. Desde la noche anterior Sandra estaba buscando la oportunidad adecuada para hablar con Lorena de madre a hija, sobre su vida amorosa. Cuando escucho de labios de Lorena que Thomas quería ser su novio, se alegró por ella, pero la felicidad le duro poco al ver lo molesta que estaba su hija todo el trayecto.

─Sandra toco la puerta de la habitación de su hija para preguntarle. ─ ¿Lore puedo hablar contigo?

─Si, entra. ─Lorena aún estaba en su cama acabada de despertarse, toda desarreglada sin siquiera peinarse.

─Después de lo que me dijiste anoche, me alegre por ti. Cuando me dijiste que Thomas quería ser tu novio me emocione por mi hija, pero por una estraña razón te molesta todo, te molesta que se enamoren de ti o que mencionen el tema.

─No me gusta que se metan en mi vida o me busquen pareja.

─Sandra se sentó en la cama para decirle. ─No me refiero a eso, me refiero a tu reacción. Cuando alguien se interesa en ti o te enojas o crees que es por lastima. Quiero entenderte pero no puedo.

─Es complicado. No lo entenderías.

─Si no te gusta Thomas lo entiendo, nadie puede obligarte a que te enamores de alguien que no te gusta, pero, ¿Que buscas?

─Yo aún... No puedo olvidar a Miguel. ─su corazón empezó a acelerarse mientras algunas lágrimas salían de sus ojos viendo fijamente una foto en su estante. ─Todos me dicen que han pasado 5 años, pero nadie me dice como librar con el dolor que siento en mi pecho cuando pienso en él. Mama yo no quiero ser cruel con nadie, pero es que nadie me entiende.

─Yo te entiendo. Ahora te entiendo. ─Sandra se acercó más a ella en la cama y le dijo que podía llorar si eso le hacía sentir mejor.

─Lorena lloro por casi dos minutos antes de decirle a su madre. ─Si me fijara en alguien más o le diera la oportunidad a alguien de hacerme feliz, me gustaría encontrar a alguien con las cualidades de Miguel: sentido del humor, amable, bondadoso, bueno con los demás, que no discrimine a nadie y más importante, que este como yo, en silla de ruedas. Se lo que estás pensando que estoy loca, pero es lo que creo.

─No, no estás loca, solo que no le habías dicho a nadie esto. Tus amigas te entenderían si se los contaras y te apoyarían.

─Lorena seco las lágrimas de su rostro y respondió. ─ ¿Tú crees?

─Claro que sí. Son tus amigas, no creo que se enojen contigo.

─Gracias ma.

─Desde ahora en adelante quiero que todas tu dudas las hables conmigo.

─Si, lo haré.

─Bien, entonces arréglate que ya voy a preparar el desayuno.  

─Si, ya voy.            

Sandra conocía bastante a su hija, como buena madre nunca se apartó de ella, siempre estuvo con ella tras el accidente y nunca fue una carga para ella. Sandra había sido la que más tiempo pasaba con Lorena, Gustavo tenía que trabajar, los hermanos mayores de Lorena se habían casado y vivían lejos. Aun así todos menos su vida amorosa hasta ese momento Lorena se lo contaba a su madre para escuchar su consejo o sermón.



Takaki5

Editado: 27.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar