¿ Dónde Está Emily Thompson ?

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5

Le pedí a una persona que cuidara a alguien muy importante ya que los hombres que me siguen la están amenazando a ella, creen que estoy muerta pero no es así.
Hace un tiempo desperté en una extraña casa muy adolorida cuando se me acercó un chico.

—¿Quién eres? ¿Qué hago aquí?. —Eran tantas las preguntas que quería hacerle pero me controle lo más que pude.

—Mi nombre es Connor y te encontre tirada junto a un río que está cerca de aquí —me observo y me doy cuenta que tengo algunos vendajes en mi cuerpo —¿Y cómo se llama usted?

—Me llamo Dhalezka un placer conocerte —sonrío.

—Bueno Dhalezka, me gustaría saber como llegaste a ese río pero si no quieres no me cuentes. —Se encoje de hombros.

—Pues...ni yo misma sé, lo que recuerdo es que estaba conduciendo hacía mi hogar cuando había una fila inmensa de tráfico y yo iba un poco rápido así que trate de frenar pero los frenos no respondían asi que choque y debí caer por el río que tú dices. —Él solo me mira y no dice nada.

—Que extraño —lo miro y asiento.

—Los frenos estaban bien cuando salí de casa y ya luego de regreso empezaron a fallar...creo que ya sé lo que pasó —me mira y yo estaba pensando las palabras correctas para responder. —Unas personas me vienen persiguiendo desde hace un tiempo por algo que hice, ellos fueron los que cortaron los frenos de mi auto.

Él estaba a punto de responderme cuando entran dos chicos a la habitación, se me quedan viendo y luego miran a Connor pidiendo con la mirada que les de una explicación.

—Chicos verán; la encontré tirada cerca de un río y no podía dejarla ahí, está muy lastimada así que la curé mientras estaba inconsciente —los chicos me miran y se acercan.

—Bueno, ¿Cómo se llama? —Habla un chico con muchos tatuajes.

—Dhalezka, ¿Y ustedes son? —Pregunté.

—Me llamo Azael y este idiota de aquí se llama Adam —Connor se ríe y Adam le pega en el hombro al chico de tatuajes.

—Creó que debería irme, mi familia debe estar preocupada —me intento levantar pero tropiezo, pensé que me iba a caer cuando Azael me atrapa.

—Tenga más cuidado señora Dhalezka —solo asiento.

—Gracias y por favor solo Dhalezka, cuando me dicen señora me siento vieja —ellos ríen y asienten.

—Bien Dhalezka, tus heridas no son graves, así que sanarás rápido pero tendrás que quedarte por un tiempo aquí —habla Connor.

—Pero que hay de mi familia y...

—Por lo que me contaste no podrás salir de aquí a menos que alguien te acompañe —Me interrumpe. —Esos hombres que tú dices te están persiguiendo no sé lo que habrás hecho pero te cuidaremos. —Connor me sonríe, sólo me quedo pensando en lo que dijo, creo tiene razón.

—Está bien solo les pido una cosa —me miran y asienten.

—Si es importante para tí lo haremos—habla él chico de tatuajes.

—Quiero que cuiden a una chica, va en la escuela Belmont Preparatory School. Tiene cabello claro y corto, ojos cafés, es delgada, siempre usa crop- top, jeans, vans y su típica chaqueta de cuero negra —describí a la chica y ellos solo me escuchan.

—No te preocupes Dhalezka, seré él primero en acercarme a ella —dice Azael.

—Ella creerá que estoy muerta, no le digan nada sobre mí, no quiero que esos hombres le hagan daño a mi familia. —Los mire preocupada y ellos sonríen despreocupados.

—No te preocupes, la cuidaremos —dijo Adam.

—Nosotros te enseñaremos a pelear para que les des una buena patada en el culo a esos idiotas —río y asiento.

—Gracias chicos, son muy amables.

—Bueno será mejor que me retire para ir a esa escuela y ver si nos aceptan —responde Azael, los otros dos asienten y me miran.

—Nosotros nos quedaremos con Dhalezka para que nada le pase. — Habla Adam.

—Bien. —Azael se retira y Adam me mira.

—Creo que tenemos que cambiar las vendas —Connor solo asiente y Adam se levanta para ir por más vendas.

Después de que me cambiaran las vendas los chicos me hacen preguntas para pasar el rato, me preguntan más sobre la chica a la que tienen que cuidar, sobre los hombres, lo que hice para que ellos me siguieran, entre otras cosas. 
Después de un rato llega Azael y los chicos se le acercan.

—¿Y bien? ¿Nos aceptaron o qué? — pregunta impaciente Connor.

—Primero que nada necesito contar esto, a mi no se me resiste nadie y cuando llego a esa prestigiosa escuela la secretaria, que tiene 50 años, me llamo bombón acaramelado y me miraba de una manera pervertida ¿pueden creerlo? Me sentí violado. — Azael nos mira asqueado y con fingido temor.

—Ya deja de payasear reina del drama y dinos si nos aceptaron o no. —Parece que Adam tambien está impaciente por saber.

—Obvio que sí —Connor y Adam chocan los cinco con Azael.

Después de eso Connor salió a comprar algo para cenar, Azael y Adam veían televisión mientras yo veía por la ventana pensando en como estará mi familia, sólo espero que no los estén amenazando y que algún día volvamos a encontrarnos.

Ya cuando Connor llegó cenamos, obvio ellos me llevaron la cena a la cama ya que no podía levantarme, conversan de cualquier cosa y yo me quedo dormida pensando en mi familia, los extraño.

Espero que te cuiden, pronto estaremos juntas.
 



Genesis

#9463 en Novela romántica

En el texto hay: novelajuvenil, romance, suecuestro

Editado: 25.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar