¿ Dónde Está Emily Thompson ?

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

Emily Thompson 

Lo miraba y él no decía nada, además de cerdo es un acosador, luego de varios minutos por fin se decidió a hablar.

-Yo sólo...Es que...Creo que vivo cerca de aquí- dice pero la verdad entendí poco lo que dijo. 

-Estás mintiendo y encima dudas de si vives o no aquí, estúpido- dije frunciendo el ceño.

-Bueno bueno, vamos a calmarnos un poco, solo daba una vuelta por aquí, quería conocer mas las calles- suelta  despreocupado. 

-¿Y justo tenía que ser en mi calle no? Que casualidad, no me hagas reír- dije ya perdiendo la paciencia.

-Okey, solo te estaba cuidando un poco ya que corren rumores de personas desaparecidas y pues, me caíste bien así que seré como tu guardaespaldas- dice guiñando coquetamente un ojo. -

Vale y hagamos como que te creo toda la mierda que dices- dije sacando mis llaves para entrar a mi casa.

-Pues esa es la verdad tonta, así que la tomas o la dejas- dice, dramático. 

-Tarado- dije ignorando su presencia. Abrí la puerta y entré a mi casa, observé a mi padre viendo la televisión, a veces me da un poco de pena porque él todavía no supera lo que le pasó a mamá. Según lo que dijo la policía, ella murió instantáneamente en un accidente automovilístico al salir eyectada por el parabrisas; nunca encontraron su cuerpo. 

Desde ese momento mi vida cambio, ya ni si quiera sonrío aunque no lo crean antes tuve amigos pero se alejaron de mi después de eso. Subo las escaleras para ir a mi habitación, espero poder descansar de todo lo que pasó hoy. Estaba apunto de quedarme dormida cuando repentinamente, me llegó un mensaje extraño, la verdad no conocia él número, él mensaje decia: " Tú y todos los que te rodean sufrirán por lo que la perra de tu madre hizo, te estamos vigilando" no lo tome en cuenta ya que podría ser una broma de los tarados que me molestan pero de todas formas le contesté. 

-¿Quien eres?- le escribí.

-Alguien que te matará por lo que hizo tú madre y si le dices a alguien sobre esto te buscaré, y haré que me supliques por tu patética vida estúpida, mas te vale mantener esa puta boca cerrada- respondió. 

Me empiezo a preocupar ya que no creo que sea una broma, trato de llamar al número pero la contestadora dice que ya no está disponible, raro. En la noche no logré dormir mucho así que ya sabrán las ojeras que tengo. Eran las 5 de la mañana cuando recién me empiezo a quedar dormida y siento golpes en mi puerta así que me despavilo y trato de oír algo más, pero no hay nada y vuelvo a dormir. Siento que dormí solo unos minutos pero la verdad es que dormí dos horas, dos putas horas luego de los golpes en la puerta.

Me levanto y me dirijo al baño a darme una ducha, luego de unos minutos busco unos jeans azules, polera blanca y unas convers blancas. Cuando bajo mi padre ya no está y solo dejo una nota que decia: "Hija me surgió algo importante te dejé el desayuno en la mesa, cuídate, te quiero", Me dispongo a comer y a ver televisión, las noticias todavía anuncian sobre personas desaparecidas y que tengamos cuidado.

Termino de comer, tomo mi mochila y me dirijo al garaje, ya cuando saco mi moto arranco a toda velocidad, la adrenalina me encanta. Cuando llego veo a todos voltear a mirarme, no me gusta ser el centro de atención asi que camino rápido a mi casillero, saco algunos libros y cuando lo cierro tengo al idiota del otro día a mi lado. 

-Hola barbie- dice como si nada.

-¿Como me dijiste?- dije enojada, aguantándome para no molerlo a golpes, en serio, que me pasa, desde que mi padre me inscribió en la escuela militar soy mas agresiva, me encanta. 

-B-a-r-b-i-e ¿acaso eres retrasada?- dice deletreando y burlándose. Lo agarro y le encesto un golpe en la mejilla, él solo se me queda viendo sorprendido.

-Nunca en tu puta vida me digas barbie escuchaste, yo no soy como las putas con las que te acuestas- dije pasando por su lado y camino por él pasillo para ir a la primera clase. Dibujo, como amo esta clase, es lo mejor que hay en esta escuela, me puedo distraer dibujando y no pensar en toda la mierda que esta pasando. 

No dejo de pensar en ese mensaje, fue extraño ¿Qué hizo mi madre para que ahora me estén amenazando a mí? Tendré que averiguar o algo pero primero me quiero distraer de todo, ya no quiero pensar en nada solo quiero dibujar y perderme en eso. Cuando la clase se termina camino hacia la cafetería, pongo un jugo, torta y manzana en mi bandeja, me siento en la mesa del fondo y empiezo a comer. Luego de unos minutos siento a alguien sentarse a mi lado y adivinen, es el imbécil de soy sexy y te follaré, ok estoy exagerando. 

-¿Qué haces aqui? ¿Acaso no te bastó con el golpe que te dí?- le dije tratando de comer pero con él mirándome es difícil. 

-Cerda- dice. 

-¿Y a ti qué mierda te pasa? El cerdo aquí eres tú, eres un idiota, un cabrón de mierda, un...- no termino porque él me interrumpe, imbécil. 

-¿Ok? Respondeme esto, ¿Estás con tu período?- dice mirándome. 

-¡Q...Qué! ¡Eres un cabrón!- le lancé parte de mi pastel en su cara, él me miró enojado y lanzó toda su bebida en mi cabello.

-¡Esto es guerra idiota!- dije ya lanzándole todo lo que tenía en mi bandeja al igual que él a mi. 

-¡Guerra de comida!- gritó alguien y así la guerra se desató. Todos se tiraban pasteles, spaguetti, bebida, había un verdadero buffet y yo no me quede atrás, en el suelo encontré algo asqueroso y se lo tiré al idiota en la cabeza, él me miró asqueado y yo solo me reía a carcajadas. 

Estaba tan ensimismida riéndome de él, cuando se lanza sobre mí y me toma de de las muñecas, empujándome con fuerza hasta dar con la pared. Solo me mira y yo también lo hago, es una mirada profunda, casi excitante, estabamos casi tocando nuestras bocas, ¡Por qué mierda no lo detengo! Trato de moverme pero mi cuerpo no responde. Cuando creo que va a suceder lo que me temo algo milagrosamente me salva pero no me alegro mucho. 



Genesis

#9584 en Novela romántica

En el texto hay: novelajuvenil, romance, suecuestro

Editado: 25.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar