¿dónde Te Encuentro?

Tamaño de fuente: - +

Sueños

Alice

Estoy admirando el paisaje desde el balcón de mi habitación. Estoy buscando algo, pero no se qué es. Solo puedo ver árboles y más árboles, al parecer estoy en mitad del bosque. Todo el paisaje de árboles se extiende hasta el infinito, es simplemente hermoso. Hay una combinación de colores que hace que todo cobre un ambiente alegre, y, de alguna forma, me siento como en casa. El sol empieza a esconderse, lo que hace que los colores sean aún más hermosos, solo hace falta una persona para que esto sea perfecto.

-Otra vez admirando el bosque, lo haces todos los días, ¿Como no te cansas?- la veo acercarse y posicionarse a lado mío. Sus cabellos dorados brillan con los rayos del sol y sus ojos verdes, son simplemente bellos.

-Nunca te cansas de lo bonito- respondo alegremente.

-Por eso- empieza mientras me voltea para que la mire- Debes encontrarlo, intentaré ayudarte.

-¿Encontrar qué?- mi curiosidad es inmensa, siempre dice lo mismo cada día, pero nunca me ayuda a encontar lo que sea que quiere.

-¡El lugar! Alice, debes encontarlo, ahi está toda tu vida- dice emocionada- Ahi estoy yo.

No entiendo de que habla. Vuelvo a observar los árboles, pero ya no estan, en vez de eso observo una calle, esta vacía y oscura a excepción de tres hombres y una chica.

-Tranquila- me dice la chica que sigue a mi lado mientras me voltea para abrazarme- Todo estará bien, siempre lo está.

Le devuelvo el abrazo e inmediatamente siento un líquido en su espalda, me separo rápidamente y miro mis manos rojas por la sangre

-¿Pero qué...- Observo a la chica y tiene un agujero en el pecho, como si alguien la hubiera apuñalado. Su vestido blanco de seda esta manchado de sangre hasta los talones y su cabello que antes estaba perfectamente peinado esta completamente enredado y malcuidado.

-Encuentrame- súplica- Por favor, seremos las dos de nuevo, unidas e inseparables, solo tienes que encontrame.

Me despierto en mi casa, en mi cama, sin la vista al bello bosque que adornaba mi patio. Estoy empapada de sudor y enredada en las sábanas. Miro el reloj y son las siete de la mañana. Supongo que es normal despertarse tan temprano el primer día de vacaciones, lo peor de estas es que probablemente las pase sola, bueno, casi sola. Tengo a mi hermano que es lo mismo a quedarse sola todo el verano.

Todos mis amigos tuvieron que viajar a algún lugar. Tamara esta en las Bahamas, probablemente ahora este bronceandose y mostrando el hermoso cuerpo que tiene. Luke esta vacacionando en México, dice que quiere conocer más sobre diferentes culturas. Sam viaja todos los años a Japón para conseguirse mangas y figuras de anime o videojuegos, es un friki total. Y Laila, nunca viaja con su familia, siempre se queda y creo que es por eso que la extraño tanto, siempre pasabamos todos los veranos juntas. Viajó a Alemania para conocer su cultura e historias, le fascina ese país, siempre ha querido ir allí y por fin lo logró. ¡Ah! Como olvidarme de mi madre, fue a Las Maldivas con mi tio Donnovak. Dijo que le vendrán bien unas relajantes vacaciones, Tyler y yo no quisimos ir, era su oportunidad de no estresasarse con nosotros dos, no queríamos arruinarle ese momento a ella.

Desde que mi hermana falleció, ha estado un poco deprimida y estresada por su trabajo. Tyler y yo intentábamos resolver nuestros problemas solos para no estresarla más, la mayoría de ellos los resolviamos, pero había algunos en los que sí necesitábamos su ayuda. Mi tío Donnovak siempre fue muy unido a mi madre, ¡Claro, son hermanos! Pero con Tyler y conmigo jamás fue tan ¿Cariñoso? ¿Afectuoso?
No lo sé, en fin, se entendía mas con mi madre que con nosotros.

Entro al baño para ducharme ya que estoy hecha un asco luego de ese sueño o pesadilla, la verdad es que no se como llamarlo. Cada que lo olvido vuelvo a soñarlo, es como si fuera un recordatorio de que jamás debo olvidarlo, de que debo encontrarla. No hablé con nadie sobre eso, primero supuse que era normal. ¡Vamos, acabo de perder a mi hermana! Lo raro sería que no tuviera ese tipo de sueños. La primera vez que lo soñé fue dos semanas después de su muerte, cuando empezaba a superar el hecho de que ya no va a volver. Luego de eso siguió cada vez que olvidaba el sueño. Esto lleva pasando un año. Creo que tengo que contárselo a alguien.

Salgo de ducharme y mi estómago pide a gritos comida. 
Me visto con una camiseta de tirantes un poco suelta color blanco y un short de jean, un poco rasgado. No me pongo zapatos, ando descalza por la casa, siento que así me muevo con más rapidez, es estúpido, lo sé, pero me hace sentir libre.

Bajo las escaleras a toda velocidad. Mamá no esta y Tyler no sabe lo que es "limpieza", a si que no me preocupo por caerme. Me arrepiento al instante de decir eso, el último escalón esta mojado y caigo en el piso, mi cara no llega al piso gracias a que fuí rápida y puse mis codos para evitar eso. ¿Por qué estaba mojado? Oigo la puerta de la cocina abrirse y la primera cosa que hace es reirse.

-¡Podrías ayudarme en vez de reirte!- le grito.

-Disculpa Al, es que fue muy divertido encontrarte en esa posición, lástima y no vi como caiste- dice fingiendo sentirse mal- Ven, ya tengo el desayuno preparado.

-¡Gracias!- le digo con sorna.

Me levanto del suelo y miro mis codos, están raspados, pero no tanto. Me dirijo a la cocina, espero que haya preparado algo bueno, no es que sus comidas sean malas, es mas, son deliciosas, pero la mayoría de las veces es demasiado flojo y solo prepara café. Entre los dos Tyler es el único que sabe cocinar, yo apenas puedo fritar huevos sin quemar algo, y no lo digo por exagerar, de verdad paso, ese día Tyler me dijo que no vuelva a tocar algo de la cocina y que cuando mamá no esté, él se encargaría de la comida y si no estaba ordenara algo, pero que no intente cocinar de nuevo.

-¿Por qué el último escalón estaba mojado?- digo mientras abro la puerta.



GabiiTakZer

#2478 en Fantasía
#3121 en Otros
#422 en Aventura

En el texto hay: aventura, magia, hermanos

Editado: 11.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar