Don't break my heart

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO VI

CAPITULO VI

Por fin volvía casa, después de un poco más de cinco años regresaba a mi hogar y no sabía hasta qué punto estaba lista. Después de pasarnos volando durante bastante tiempo aterrizamos por fin, no esperaba ver a nadie en el aeropuerto al estar toda mi familia conmigo pero me equivoqué, nos dirigíamos a la salida, yo miraba hacia atrás de vez en cuando pues Adrien se había retrasado en la zona de equipaje, estaba tan pendiente de eso que cuando me levantaron en un abrazo no me di cuenta inmediatamente quién se trataba.

- Te extrañé tanto- y fue ahí cuando pude identificar que la persona que me tenía entre sus brazos era Ryan, la sorpresa inicial había desaparecido y correspondí a su abrazo, sus brazos siempre habían tenido la capacidad de transmitirme seguridad.

- Yo también, es lindo volver a verte- un carraspeo detrás de nosotros hizo que me soltará y volteará a ver, allí estaba mi familia y mi novio, el sonido había sido producido por este último quién no parecía molesto simplemente curioso y talvez un poco celoso.

- Solo no me pongo celoso porque yo no me fui por mucho tiempo- dijo mi hermano para romper el silencio y logro su objetivo, todos empezamos a reír.

- Si, seguro hermanito todos sabemos que entre tú y yo, Ryan me prefiere a mí.

- Auch eso lastimo mi débil corazón- como siempre mi hermano logro que todos riéramos con su broma, luego de que mis papás saludarán y agradecieran a Ryan por habernos venido a recoger, él y Adrien estuvieron frente a frente.

- Mi amor te presento a mi mejor amigo, Ryan.

- Mucho gusto, mi nombre es Adrien soy el novio de Sara- dijo este extendiéndole una mano, al menos no dijo prometido, no creo que hubiera sido la mejor forma en que él se enteré.

- Igualmente. – respondió seriamente Ryan, parecía estar a miles de años de distancia, su sonrisa había desaparecido por completo y en su lugar había aparecido una expresión de confusión.

- Bueno chicos después podremos seguir con todo esto en casa- intervino mi padre al ver la tensión.

Llegamos a casa más rápido de lo que esperábamos, durante el viaje mi hermano no paró de hablar y bromear, Ryan parecía haber recuperado el humor.

- Por fin en casa, ojala y no se te ocurra irte lejos de nuevo Sara porque eso de viajar en avión yo no lo vuelvo a hacer es tan aburrido, y sino serás tú la que tendrá que viajar.

- Eres un exagerado, si bien que disfrutaste coqueteando con las asistentes de vuelo.

- Tenía que hacer algo antes de morir de aburrimiento.

- Si tú lo dices.

- Chicos acaban de llegar y ya están con las discusiones otra vez- dijo mi padre con una sonrisa en la cara, de hecho todos nos miraban entretenidos. Todos habíamos acomodado en un rincón nuestras maletas y nos encontrábamos sentados en el sillón.

- Por cierto cuando llega Mary- preguntó mi madre cambiando de tema.

- En un par de días, hubiera viajado con nosotros pero tenía que solucionar unas cosas antes, lo bueno es que vive en la ciudad no muy lejos de acá así podrá ayudarme con lo de la…- me detuve abruptamente pues aún no le había dicho nada a Ryan y no quería que esta sea la forma en que se enteré, hasta me había quitado el anillo solo hasta decírselo- el tiempo pasa muy rápido y me faltaran manos.

- Eso cierto, y hablando de tiempo todos vamos a desempacar nuestras cosas porque en la noche habrá una cena familiar- habló mi mamá y luego dirigiéndose hacia Ryan dijo- gracias hijo por habernos recogido y recuérdale de nuestra parte a tu mama la invitación y por supuesto tú también estas invitado.

- Gracias tía Susan, hasta luego los dejo desempacar.

- Ryan un rato por favor, Josh puedes mostrarle a Adrien donde quedará su habitación.

- Por supuesto hermanita, sígueme Adrien- felizmente él hizo caso, sabía que luego tendría que explicarle muchas cosas también a él, pero eso sería luego, ahora tenía que hablar primero con Ryan.

- Salgamos a dar un paseo hay cosas que necesito contarte.

- Está bien.

Caminamos durante unos cuantos minutos y seguía sin saber cómo iniciar la conversación.

- No me dijiste que estabas saliendo con alguien.

- ¿Por qué habría de hacerlo? Tú tampoco me contabas esas cosas.

- Somos amigos Sara, me hubiera gustado saberlo.



Joana

Editado: 04.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar