Dos almas, un solo corazón

Tamaño de fuente: - +

Sus océanos y mis bosques

Después de pelearme durante cinco minutos con la corbata decido ir en busca de Maira para que me la ate ella, voy hacia la cocina y para mi suerte solo está la última persona con la que me quiero encontrar 

Chuck:¿problemas con la corbata?

Miro el trozo de tela que tengo al rededor del cuello la cual está mal sujeta con un nudo que quiere imitar a un lazo que te haces cuando te atas los cordones.

Antes de que pueda hablar Charles se levanta del taburete donde está sentado y se acerca peligrosamente hacia mi, Chuck agarra la corbata y la saca por encima de mi cabeza mientras tiene otra vez dibujada su estupida sonrisa burlona algo bueno es que sus ojos ya an vuelto a su tono natural.

Esperar un momento....a mi que me importa si este chico está bien o está mal es el causante de mis quebraderos de cabeza y de que está casa se convierta en una verdadera tortura, hace que esté siempre en tensión si no es porque me intimida es porque causa que las piernas me tiemblen.

Pega su cuerpo lo máximo que puede al mío y me coloca la corbata mientras funde sus océanos con mis bosques, una sonrisa sincera se le escapa cuando termina de hacerme en nudo de la corbata.

Maira:buenos días Maddie veo que ya estás preparada para tu nueva aventura 

Me giro para mirar a Maira mientras intento recobrar la compostura y el aliento ya que mi cuerpo no soporta tener tan cerca a Chuck creo que si se vuelve a repetir una escena así el corazón me explotará.

Me siento en el que se a convertido en mi taburete que como ya sabéis es el que está más lejos de Chuck.

Durante todo el desayuno he notado como Charles me miraba de reojo pero yo en lo único que me he concentrado es en comer mi plato de macedonia y todo iba bien hasta que he tenido que levantar la vista para poder visualizar donde estaba Maira ya que es ella la que me va a llevar al instituto bueno a mi y a mis amigos ahí se an juntado otra vez nuestras miradas y como de costumbre mis piernas an vuelto a temblar, espero no estar sonrojada porque si es así será mi perdición si Chuck ya es creído imaginaros si por un momento cree que siento algo por el...que no es el caso ya sabéis que a mi los chicos como el me dan repugnancia y que jamas podría estar con el.

Agarro mis cosas cuando Maira me indica que ya es hora de irnos desvío una última mirada hacia el chico malo el cual no a borrado todavía su sonrisa es como si estuviera feliz jamás lo había visto con esa expresión.

Subo al coche familiar de Maira que deduzco que es suyo ya que está repleto de juguetes, cogemos dirección hacia la casa de Kara donde nos espera en la entrada acompañada como no de su libro ella también lleva el uniforme pero en vez de llevar como siempre su melena morena suelta la lleva recogida en una coleta alta, cuando mi amiga sube al coche tomamos dirección hacia la casa de Fred que por fuera parece un poco más grande que la de Kara, Fred viene corriendo hacia el coche y se sube en la parte delantera cuando está sentado se gira para mirarme y señala mi chaqueta de cuero mientras me guiña el ojo.....



María José RG

#241 en Joven Adulto
#662 en Novela romántica

En el texto hay: huerfana, miprimeramor, miprimo

Editado: 09.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar