Dos almas, un solo corazón

Tamaño de fuente: - +

Me recuerdan a alguien

Algunas mujeres cuchichean con sus maridos mientras nos miran puedo llegar a escuchar como una le dice a su marido que le recuerda a cuando eran novios.

Chuck y yo ni si quiera fuimos amigos directamente pasamos de pelearnos cada día a comernos la boca en los pasillos, la rabia que sentía hacia el se convirtió en pasión, siempre que veía a Chuck tan guapo tan crecido algo en mí se despertaba quien iba a pensar que era amor y no asco lo que iba a sentir por Charles.

El susodicho se ríe al escuchar como la camarera nos dice que hacemos bonita pareja, no sé si llegaremos a ser pareja pero ahora se que yo estoy bien con Chuck aunque todavía tengo esa vocecita en mi cabeza que me incita a desconfiar de Chuck.

Pedimos pasta para comer cada uno pide una diferente yo pido carbonara y Chuck pide salsa boloñesa.

Yo:me he dado cuenta de que no sé nada de ti 

Digo casi sin pensar mientras jugueteó con el borde de mi servilleta la cual ahora mismo descansas en mi regazo.

Chuck:un chico que es hijo de un multimillonario, que es conocido en el instituto por ser el más mujeriego y ser parte del equipo del colegio, no hay mucho que contar 

Yo:apuesto a que ese no es el verdadero Chuck

Le doy las gracias a la camarera que nos trae nuestros platos, miro a Charles y este vuelve a tener los ojos oscuros creo que sin querer he tocado su cuerda floja.

Yo:que bonito restaurante  *digo cambiando de tema*

Chuck me agarra la mano en forma de agradecimiento sé que este no es el momento para que me hable de traumas de infancia o cosas así cambio de tema y voy directa hacia la música.

Yo:¿porque odias Nirvana?

Chuck:te equivocas Nena amo Nirvana lo que no me gusta es que una niñata escuche el mismo grupo de música que yo

Yo¿:crees que soy una niñata?

Chuck suelta una risa mientras se muerde el labio se que va a soltar una de sus frases maestras así que me preparo.

Chuck:ya veremos esta noche

Sonrió no por la frase si no por la cara de Chuck al decir la frase en comparación con las otras veces que suelta una de las suyas esta vez noto algo de nerviosismo y de vergüenza.

¿Estará igual de nervioso que yo?

La cena se termina y Chuck insiste en llevarme a dar una vuelta pero yo en lo único que puedo pensar es en ir a casa y por fin poder probar cada rincón de su cuerpo.

Pero mis planes se ven frustrados en cuanto cruzamos la puerta de la entrada, una señora de unos sesenta y pico años está sentada en el sofá del salón acompañada de mi Tía Megan la cual se levanta corriendo en cuanto nos ve.

Yo:¿quien es?  *digo mirando a Chuck*

Mi acompañante se encoge de hombros mientras se acerca a las dos mujeres, supuse que sería un familiar de Chuck pero ahora que la miro sus ojos me recuerdan a alguien.....



María José RG

#262 en Joven Adulto
#716 en Novela romántica

En el texto hay: huerfana, miprimeramor, miprimo

Editado: 09.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar