Dos extraños bajo la lluvia

Tamaño de fuente: - +

Prólogo; ¿ como se conocieron?

Aveces pienso que todo hubiera sido más fácil si lo hubiera conocido ante. Sí no hubiera sufrido por un idiota. Sí hubiera mirado esos ojos antes, sí hubiera llegado a mi vida ante.
 


 

Pero luego digo: todo pasa por algo.
 


 

Aveces para encontrar tu verdadero amor tienes que pasar por amores mediocres.
 


 

- tuviste genial- dice mi comprometido abrazándome - estoy súper orgullosa de ti - me dice en forma se susurro.
 


 

- gracias- le dije de la misma forma. Estaba en  mi firma de mi primer libro " tiempo con mi corazón roto".
 


 

ven te quiero presentar a mi abuela - dice tomándome de la mano
 


 

- vale -
 


 

*****
 


 

- abuela, esa es mi prometida- le dice a una mujer mayor de edad.
 


 

- un placer, mi nieto me a hablado mucho de ti, ya veo que eres una  mujer muy linda e inteligente - dice una con sonrisa amable.
 


 

- gracias usted es muy amable - sonreí
 


 

- perfecta para mi nieto Max - sonreí y tome de la mano a mi prometido.
 


 

- ¿Cómo se conocieron? - pregunto observándonos.
 


 

Nos miramos y sonreímos.
 


 

- una historia muy larga - décimos al mismo tiempo y soltamos una carcajada.
 


 

- tengo mucho tiempo y además quiero un café ¿Me invitan un café y hay me cuentan? - dice una sonrisa de cada lado.
 


 

- vale- sonreímos.
 


 

*****
 


 

Llegamos a una pequeña cafetería, todo estaban muy tranquilo, nos sentamos en una mesa cual quedaba al lado de una ventana y en la ventana había una decoración de flores.
 


 

- ¿que desean?- nos preguntó un chico parecía coreano. Tenía ojos negros y pelo castaño.
 


 

- 3 cafés con leche y pastelitos de chocolate- sonreír y así se fue el chico a buscar nuestro pedidos.
 


 

- ya me contaran la secreta historia de su amor- dice la señora muy impaciente.
 


 

- cuenta tú - dice mi prometido
 


 

- tenía 25 año, 5 años de un matrimonio fallido y 3 semana sufriendo por mí ex. Y fui interrumpida por la camarera.
 


 

-aqui le tengo su pedido- llevo el pedido y se dió la vuelta, y duró unos segundos pensando. Hasta que se voltio - ¿Eres Irene?- asistí con la cabeza - amo tu libro tiempo con mi corazón roto ¡la historia es súper linda y romántica!- dice muy emocionada. Era una chica más o menos de mi edad, tenía pelo corto negro y ojos negros.
 


 

- me alegro mucho que te guste - sonreí 
 


 

- y tú tienes que ser su prometido- asistió con la cabeza y la saludo amablemente.
 


 

- sí es mi nieto, ¡y quiero saber la historia de su amor! - frunció el coño la señora (Carla) así se llamaba la abuela de max.
 


 

- perdonen- se disculpo la simpática chica - ¿Me puedo sentar?- asistí con la cabeza.
 


 

-¿No tienes que trabajar?- le pregunté
 


 

- mi madre es la jefa y entendería si se trata de mi escritora favorita.
 


 

- inaire te toca aquella mesa- se acerco el chico de corea - disculpa- se disculpó con nosotros.
 


 

- pues suga estás ciego o ¿qué?. ¡Mira que es Irene! la escritora irene- exclamó enojada la chica- ve y atiende esa mesa por mi y las demás- el chico la miro con el ceño fruncido- y veré si salgo contigo.
 


 

- ya voy - asistió el chico con una sonrisa
 


 

- es un amor - sonrió la chica 
 


 



La magia de las palabras

#6283 en Otros
#2352 en Relatos cortos

En el texto hay: amor tristeza, lluvia, desconocidos

Editado: 22.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar