Dulce Poeta

Tamaño de fuente: - +

Capítulo: 10

Ponerle cara a un nombre seria lo lógico, todo el mundo suele decir "tal persona tiene cara de llamarse

Ponerle cara a un nombre seria lo lógico, todo el mundo suele decir "tal persona tiene cara de llamarse..." pero yo, como todo lo típico en mi vida, hice las cosas al revés, primero conocí el rostro, una porción de su vida, sus fracasos amorosos, incluso sus comidas favoritas y por último su nombre. Mi poeta misterioso tenía un nombre: Nazareno. A decir verdad, no le queda, no lo imaginé con ese nombre, pero uno nunca sabe por qué los padres suelen elegir los nombres. Aun puedo oír en mi cabeza su hermosa voz pronunciando su nombre.

En hebreo su nombre se puede interpretar como "florecer", otros autores indican que la correcta interpretación es "guardián" pero en árabe se lo conoce con el significado de "promesa". Lo sé porque era también el nombre de mi padre. Otra de las casualidades del destino.

Luego de ceder a regañadientes a su extraño pedido de darle la oportunidad de conseguir mi número telefónico, cosa que me resulto de más extraña, nos despedimos con un simple "adiós", él se fue por su lado y yo por el mío.

Todo el camino a casa estuve tratando de comprender, más bien imaginar, de qué iba todo ese asunto de darle la oportunidad de conseguir mi número. Me parece una ridiculez por parte del destino que el chico que perdió su cuaderno en un banco de un parque, que casualmente yo encontré, el mismo chico por el cual me he estado obsesionando los últimos días, se encuentre empecinado en obtener algo tan tonto como mi número telefónico ¿Para qué o qué?

Me siento alagada por la situación, incluso me siento la chica más linda de Flowers View. Dos guapos muchachos están a mi alrededor. A uno lo conozco más que a otro, pero el tema del escritor me puede más, si bien no he hablado casi nada con él, me gusto su confianza hoy, y su persistencia. Bueno, los poemas han influido un poco. Bueno, mucho.
Hans jamás me hubiese hablado de no ser por el trabajo, seamos realistas. Si bien tengo una extraña atracción por él desde el primer año en la universidad, recién ahora me habla. En cambio, Nazareno no necesito tanto tiempo. Su modo directo me gusta... Directo, sin vueltas ni complicaciones. Si debiera empezar una relación amaría que sea con una persona como él.

De todas formas, no sé porque los estoy colocando en un cuadro comparativo imaginario.

La razón no está funcionando del todo en mí.

Pero...pensándolo bien, otra de las características en común que tiene el sujeto A (Hans) y el sujeto B (Nazareno) es que ninguno de los dos me ha dicho directamente las dos palabras claves. Tengo muchas suposiciones, pero hasta no escuchar un fuerte y claro: me gustas, no daré ni un paso en falso.

Jamás imaginé estar esperando los hechos futuros para decidir con cual chico quedarme. Suena feo...no, me corrijo, es horrible. Una fea, horrible y espantosa situación. Pero como todo es hipotético no hay de qué alarmarse ¿Verdad?

Quisiera tener una amiga a quien llamar y contarle todo esto. Podría...emmm, no, sería raro. Si bien Rosy es mi única opción no voy a llamarla. Al menos no por ahora.

Llego a mi hogar dulce hogar, me deshago de la ropa incómoda, las zapatillas incómodas y el peinado también incómodo y me coloco la ropa de pordiosera. Soy una homeless. Orgullosa de serlo.

Me encontraba depilándome, por qué si, las chicas hacemos eso, aunque no lo pasen en las novelas, o no lo cuenten en los libros ¿Cómo creen que la protagonista siempre está perfecta? Ser mujer no es fácil, si bien apoyo totalmente a las que no les importa tener vello, a mi me resulta incómodo, jamás lo hice para lucir bien, es más un tema de higiene, soy algo...rara con eso. Me gusta depilarme, debo ser la única mujer en el mundo que disfruta del dolor de la depilación. Todo lo referido a la estética me gusta. Se muchas técnicas... Al igual que el maquillaje, soy buena en eso...aunque jamás me maquille. No encuentro la ocasión. Uno que otro fin de semana que tuve libre aproveché de practicar distintos make up. Pero no para nada en especial, si, patético. Era una pordiosera con make up de superstar.

Luego de estar muerto, durante todo el maldito día, mi celular resucitó. ¡Está vivo! Y comienza a sonar.

Han: ¿hola? 
07:20

Han: me preocupa que no contestes, por la tarde te llamaré si sigues sin contestar :/ solo quiero asegurarme de que estés bien Deya...y un poco matar mi aburrimiento.
11:30

3 llamadas perdidas de Hans 
15:58

Rosy: Sé que no somos amigas, pero necesito hablar con alguien...
15:59

Rosy: mierda Deya, cuando puedas háblame...
17:50



C. Duran

Editado: 24.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar