Eclipse

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 7: Equipamiento

Una manada de adoloridos aspirantes tomaban los folletos con indicaciones del lugar que los orientadores entregaban. Nadie desviaba la atención del objetivo, todo tipo de expresiones se notaban en los rostros de los “sobrevivientes”, Alegría, orgullo, alivio, simplemente un sentimiento de relajación momentánea que ya hacía falta

La pequeña atravesó el portón de rejas metálicas que tenían el escudo de la unidad de Sigilo en la mitad; constaba de un círculo blanco con un águila dorada en su interior. El infante le hizo la entrega a un hombre de edad avanzada de su papiro para acto seguido, avanzar

-Todos los aspirantes por favor esperar frente a la fuente, se les hará entrega del código para su respectivo salón- instruía un guía en la mitad del camino

Rose acató la orden, dirigiéndose a la fontana de yeso blanco y agua cristalina con pequeños peces dorados rondando por toda su biogeografía

***

Los triunfadores restantes terminaron de llegar. Una joven mujer con una tez pálida, cabello rubio, ojos azulados, gesto de dureza y traje níveo como el de Nadir se posó frente a todos, sacó de sus bolsillos un puñado de bolitas de papel que posteriormente lanzaría al cielo, cayendo sobre los aspirantes

-El código que atraparon es su aula de clases- dijo con una expresión seria y sin demostrar emoción alguna –empiecen a buscar su sede, su maestro los estará esperando a la entrada-

Rose desenvolvió la hoja –Azul- repitió en su mente. Abrió el folleto en busca de su  salón para caminar en esa dirección

***

Al pie de la entrada, la misma instructora con la que se habían encontrado minutos antes yacía en el pórtico del gran salón de paredes de mármol beige junto a otro hombre de camisa blanca, corbata lavanda con un símbolo de tres triángulos dorados, pantalón y zapatos negro mate en una de las puertas dobles cobriza (esto significaba que poseía un bajo cargo militar, pues, los puestos iban en orden ascendente del arcoíris). Cuando entró el último estudiante, se cerró la entrada, adentro solo habían diez personas (seis mujeres y cuatro hombres) formados en una fila horizontal a lo largo de la habitación

-Buenas tardes, Soy Angélica, su profesora a partir de ahora hasta que termine el año. Si bien tendrán otros maestros enseñándoles diversas materias, yo seré la principal. En ese orden de ideas, les presento al teniente Enzo –explicó mientras el hombre daba un paso al frente -Él se encargara de darles una pequeña introducción militar necesaria para comunicarse en el campo de batalla-

Un silbato resonó por toda el aula -¡Atención!- ordenó rápidamente el sargento primero provocando un leve salto en los estudiantes –Iremos a practicar al bosque de robles, espero no tener problemas con ustedes-

***

La instrucción terminó, el atardecer reflejaba un color anaranjado en la frente de los estudiantes a causa del sudor que los bañaba por el desgaste durante cinco horas de gritos, marchas, escondidas y señales que habían puesto a los chicos al borde del colapso.

Arrodillada detrás del tronco de un árbol se encontraba Rose agotada -¿Cómo hizo Nadir con tanto sedentarismo para salir vivo de esto?- pensó riendo por lo bajo

Nuevamente el silbato sonó, dando por finalizada la introducción militar por fin. Algunos de los estudiantes se dejaron caer en el pasto en cualquier posición para poder descansar unos míseros instantes

-Es hora de volver, su profesora Angélica los espera en el salón- dijo el militar

***

Los azules arribaron con dificultad al aula, les esperaba la última actividad del día, el conocimiento sobre su equipamiento

-bien, ya que todos están aquí, podemos empezar.- relató la rubia al ver a todos sentados en sus asientos –Sobre su pupitre, tienen un buso azabache con un triángulo dorado a la altura del hombro, un chaleco negro con varios bolsillos y compartimientos, como sabemos; el fuerte de esta unidad es la velocidad y no podemos retrasarnos con mochilas pesadas- mostró la almilla –Dentro de los bolsillos deberán guardar: Un pequeño frasco de sabia sanadora del árbol pancéa, una navaja, un pequeño cañón de bengalas con casquillos rojos, verdes, azules y negros. Todo esto será suministrado por la institución- sacó cada implemento para enseñarlo al salón –Un pantalón azabache con un bolsillo apenas arriba de la rodilla izquierda con gasas, una capa oscura aerodinámica con capota, guantes de cuero puro umbríos, botas negras hasta la canilla, una espada plateada de 90 centímetros con mango negro y su respectiva funda que debe ir sujeta a la cadera y un distintivo azul que irá sujeto a su bíceps derecho. ¿Alguna duda de cómo o para que usar su traje?- concluyó finalmente la mujer

-¡No señora!- respondieron todos

-Perfecto. Ahora, mientras ustedes estaban con el sargento Enzo, analicé las estadísticas de la prueba. Denle un fuerte aplauso a la líder de escuadrón Rose Kastan- la aprobación se hizo presente mientras que la niña ponía un gesto de incredibilidad –Dicho esto, pueden retirarse a sus hogares, nos veremos mañana- se despidió la profesora caminando hacía la salida. Rose guardó todo rápidamente en su mochila y se apresuró a salir para contarle a sus padres el logro obtenido



Raimbow eye

#5620 en Fantasía
#1202 en Magia

En el texto hay: fantasia, fantasia magia, accion

Editado: 23.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar