Eclipse

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 9: El plan

11 meses después:

El tiempo se detuvo dejando ver una tormenta de hojas y gotas de lluvia detrás de un mastodonte a escasos centímetros de Rose, la niña se hizo a un lado (lo suficiente como para que la envestida de su padre pasara de largo) Todo se reanudó y como si la hubiesen empujado con una fuerza extraordinaria, la infante cayó en la húmeda hierba de espaldas, dando vueltas por unos metros hasta chocar con la cerca

-Ya casi lo logras cariño, sigue así- alentó Axel desde el otro extremo del patio

Rose se incorporó rápidamente – ¡Claro!, (debo controlar esa velocidad) continuemos por favor padre-

-Bien dicho- respondió

Ares sorprendió con un rasguño de sus garras al hombre, aunque no logró atravesar las hombreras de Axel le inmovilizó esa parte del cuerpo por unos instantes, el hombre lo tomó entre su inmenso brazo para luego voltear la mirada y encontrar una pequeña fisura a la altura de su estómago creada por la estocada de su hija

 -Esta vez gané yo- sonrió Rose desenterrando la punta de su espada de la armadura de su padre

El hombre soltó su arma en el piso –La próxima no te lo pondré tan fácil princesa- dijo despeinando la cabeza de Rose

Irene se asomó por la ventanilla separada en cuatro por un marco de madera que daba hacía el patio –Rose, es hora de ir a la reunión- dijo con su afectuosa voz

-Enseguida voy madre- respondió ella Caminando para la casa entre la intensa lluvia que azotaba el lugar

***

La chica llevaba su atuendo sombrío con su distintivo azul en el brazo izquierdo, lista para salir

-Toma algunos Lottys en caso de que tengas que comprar algo allá, y por si no lleguemos antes que tú, tendrás que estar sola en la casa por unas horas- dijo la madre haciéndole entrega del dinero y unas llaves metálicas con los números de la casa grabados en ella

-Gracias madre, no tengo idea de cuánto tiempo dure, vendré apenas me desocupe- Envolvió a su madre en un caluroso abrazo: desarreglando levemente su túnica zarca con cinto vino tinto

-Nos vemos al anochecer princesa- se sumó Axel al cariño

Salieron de la morada uno por uno, dejándose atrapar por el frio que había dejado la llovizna para montar cada uno un caballo. El ladrido de Ares que se encontraba a uno de los costados del equino de la infante fue la señal para cabalgar en direcciones distintas, perdiéndose de vista rápidamente

***

Llegando al R.N.S un valet se hizo cargo del animal para entrar al edificio principal de la institución, Rose ingresó acompañada por Ares, adentro estaban todos los participantes con ligeros susurros  sentados en una mesa redonda hecha de marfil con un mapa enorme en el centro: Los paladines de los tres escuadrones de los estudiantes de sigilo, el adalid de los estudiantes de defensa, la representante de los estudiantes de hechicería, la capitana de los estudiantes de medicina,  y el líder de los estudiantes de investigación. Liderando la asamblea estaba un chico de tez morena sentado junto a algunos miembros de la realeza

-Ya que todos estamos presentes, podemos comenzar- dijo el chico

-¿Vernard?-  pensó escéptica

Rose tomó el lugar que se le había indicado, estando su nombre marcado sobre una tarjeta apoyada en la silla. Ares se acomodó en el piso frente a sus piernas, durmiéndose casi de inmediato.

-Me presentó, soy el único hijo del rey Ercech; Vernard III y de hoy hasta el fin de la batalla, seré el estratega de este batallón-

-¡¿Estratega?!- exclamó Rose para sus adentros

 -Como se les dijo la semana pasada, seremos la primera línea de ataque frente a Wyatt, de nosotros depende parte de la victoria sobre nuestro enemigo, mi trabajo es lograr ese objetivo con el mayor número de bajas posibles- El auditorio quedó en silencio, victimas del miedo sobre  lo que podría pasar en aquella batalla

-Paladín rojo Apolo ¿Con cuántos soldados de sigilo contamos en total?- miró al individuo que estaba al lado derecho de Rose

-Treinta efectivos divididos en tres ramas de diez señor- respondió

Observó a uno de sus consejeros -Sin contar los miembros de la unidad de sigilo ¿Cuál es la cantidad de personas que quedan?-

-ciento veinte señor- respondió el hombre de la toga lavanda

 -Bien- se levantó sacando una vara para señalar el mapa a distancia, haciendo que los demás presentes se levantaran con el viendo las coordenadas –La división de hechiceros atacarán desde lejos atrasando a los esbirros –Señalo las montañas no tan lejanas al campo de batalla -Junto a la unidad de defensa- bajó la batuta por la zona inclinada -La división de sigilo escoltará a la unidad de investigadores, la idea es lograr llegar lo más cerca posible a Wyatt y así analizarlo completamente- señaló cerca al centro del campo -La unidad de medicina estará regada por todo el sector auxiliando a todo aquel que se encuentre gravemente herido- rodeó todo el mapa con la varita -Mientras que yo, ayudaré a la unidad de defensa- subió nuevamente hasta la zona inclinada de la montaña -Observaré todo desde el campo de batalla desde un punto elevado en caso de cambio de planes. ¿Alguna sugerencia?-



Raimbow eye

#5651 en Fantasía
#1203 en Magia

En el texto hay: fantasia, fantasia magia, accion

Editado: 23.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar