Egeo - El secreto de Poseidon

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 20

CAPITULO 20

 

Rinott se encontraba en el apartamento, su mirada fija en un punto muerto, analizando cada paso que se había hecho hasta el momento. ninguna de las cosas que había hecho hasta el momento estaba dando fruto alguno, es como si Hanae no hubiera existido alguna vez, ningún buscador lograba tener algún indicio de su paradero, los pocos guardianes a su disposición no tenían información alguna, ni siquiera la mortal con la que se había acostado, tenía información. Había esperado que ella al menos tuviera una mínima idea de su ubicación pero había fallado, de nuevo.

Viendo el amanecer en el Egeo, solo esperaba que se terminara pronto el día. No había más por hacer que esperar, esperar a que dieran frutos todas las averiguaciones. De lo contrario todo iba hacer un perfecto desastre cuando Tritón quisiera acabar con todos, uno por uno.

-Por qué te levantaste tan temprano Rinott… -una voz somnolienta desvió su atención por un momento.

-No es nada… me gusta la vista –ella se levanto de la cama completamente desnuda, acercándose a Rinott, abrazandolo por la espalda. Rinott pudo sentir sus pezones erectos, rozar su espalda, sus manos estaban deslizándose hacia su pene.

-Regresa a la cama y te convenceré de la vista. –en ese momento interrumpió el sonido del teléfono.

-Espera un momento –dijo alejándose de ella.

-Rinott siento molestarte…

-Dime Apostolos… me tienes noticias…

-Así es –la ansiedad de Rinott creció con cada segundo de espera. -¿Y bien?

-El hijo de Zeus, Damen Jacob, esta es nuestro poder, lo llevamos a Nashville.

-¿Lo tienes asegurado?

-Esta inconsciente, no podrá defenderse.

-Bien, ¿Qué sabes de los demás?

-Adrián, vigila a Corban Brown.

-El hijo de Crio,[1] creí que estaba con Zeus al igual que el guardián Deacon… ¿Por qué nos está ayudando?

-Problemas con papi. Se dejó convencer por un buen precio.

-Bien, quiero que me mantengas informado.

-Claro que si…

Con el sol en el horizonte, la sonrisa en su rostro era evidente, el día no pudo haber empezar mejor, ahora parece que se podía seguir con el plan que estaba destinado a hacer…

Aunque Rinott, sabía que Hanae es la pieza que Tritón necesitaba en el momento, sin saber porque, pero de momento podría manejar su furia con la captura del hijo de Zeus.

-Vas a volver a la cama Rinott… -comento la mujer a su espalda.

-Claro que si hermosa...

-Qué bueno amor ven aquí…

-¿No tienes que trabajar hoy Carla? –le menciono Rinott  mientras se dirigía hacia ella, desnudándose en el camino, mostrando su erección.

-Si pero el turno de noche… Carpo me quiere en ese turno y no puedo hacer nada mientras no esté Hanae –Rinott tomo a Carla en sus brazos para dejarla exactamente arriba de él.

-¿Tú de casualidad no sabes nada de ella Carla? –le susurro mientras la empalaba fuertemente, Carla solo lo cabalgaba con placer.

-No… la última vez, fue hace tres semanas –decia mientras gimoteaba su nombre.

-No te dijo nada –mascullo mientras tomaba su pezón entre sus labios.

-No… quisiera poder ayudarte pero no sé nada de ella –Rinott, decidio voltearla, sintiendo la rabia emerger de él, la penetraba con fuerza, queriendo terminar lo antes posible.

-Espero que aparezca pronto –decía mientras buscaba su liberacion.

-Igual yo… -aseguro Rinott.

 

 

 

[1] Crio: Titán de la primera generación, dios de los rebaños y las manadas, esposo de Euribia (hija de Ponto) y padre de Palas. (elolimpo.com).



Annie-maria

Editado: 18.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar