El Águila Blanca En Busca De Su Destino

Tamaño de fuente: - +

EN BUSCA DEL DESTINO

Afrontando el Mundo

Rachel tiene trabajo, ya ha avanzado en sus estudios, su hijo Dave, ya tiene tres años, ella se encarga de vestirlo, de alimentarlo, de proveer todo lo necesario, los padres de Rachel lo cuidan y velan por él. Pasa los primeros años en la finca de sus abuelos maternos, en ese tiempo su padre a pesar que pasaba por allí en su carro, nunca lo visitó, no preguntó por su hijo, ni se ocupó de él.

El papá de Rachel le asesora para que denuncie su irresponsabilidad paternal, puesto que no consideraba justo que ella asumiera toda la responsabilidad, así que la lleva casi obligada a una oficina de la fiscalía de menores. Sin embargo, dejó de un lado su orgullo y esta vez obedeció a su padre, no se le rebeló, y fue así como afrontaba un mundo de adultos y al poco tiempo el tribunal le otorgó la pensión a Dave, con la que ella podría ayudarse para criar a su hijo.

Rachel pensaba y sigue pensando que un padre debe asumir su rol, sin ser obligado, es una función implícita y contemplado en lo que es un ser íntegro, no es justo para un niño que su padre le brinde ayuda económica por medio de un tribunal, cabe destacar que fue una situación penosa que vivió Dave al cumplir mayoría de edad tuvo que ir a buscar el dinero al tribunal, porque Rachel dejó un convenio firmado para que su hijo retirara todo el dinero acumulado al cumplir mayoría de edad, por cuanto ella trabajaba y con eso era más que suficiente.

Así fue, el tribunal aceptó y Rachel no fue más al tribunal a buscar los intereses, porque eso representaba más gastos e inconvenientes para ella, por lo que Dave cuando cumplió los 18 años fue con su mamá al tribunal buscaron su expediente y así pudieron retirar el dinero que no fue mucho, pero que sirvió para que Dave se comprara algo que quería.

Rachel trabajó por años en escuela privadas dando clases, después de un tiempo fue asignada su titularidad en un liceo público y con ello pudo sacar a su hijo adelante, lo ayudó a sacar dos títulos universitarios y hoy su hijo ya tiene un trabajo y ejerce su carrera.

Por ello, Rachel aconseja no dejar de formarse, nunca dejar los estudios es la mejor decisión, pues son ellos los que te ayudan a crecer y ser mejor persona, si es cierto que la universidad de la vida te enseña cosas que no aprenderás en aulas de clases, son las carreras universitarias u oficio técnico o profesional quienes te ayudan a conseguir un buen empleo. Por ello como docente Rachel siempre inculca a sus discípulos lo importante de formarse, en lo que ellos les gustara hacer, porque no hay mejor trabajo que el que se hace con amor, eso es una bendición, quien trabaja por vocación, no ve el trabajo como una obligación, pues, forma parte de sí, es decir vive para trabajar en lo que le gusta y no a la inversa.

Otro recuerdo viene a su mente, el pediatra de Dave, un doctor de alto reconocimiento en la zona y muy amigo de la familia materna de Rachel, de hecho, había sido su pediatra, le dijo a Rachel, en más de una ocasión, que debía pensar en buscar pareja, le dijo ya Dave tiene tres años. Le decía: “eres muy joven y tienes derecho a rehacer tu vida; sin embargo, Rachel había perdido las ilusiones, estaba negada al amor, no quería tener un nuevo fracaso.

Aunque para ese entonces, ya consideraba lo vivido como un aprendizaje, porque gracias a todo ello, es lo que es hoy día, aprendió a valerse por sí misma, a superar obstáculos y en especial, a afrontar el mundo con valentía y que lo más importante es la familia. Es la única que está allí, apoya y que por ello se debe despojar de los miedos que a veces nos agobian y superar cualquier adversidad. Allí está Rachel cual altiva en esa inmensidad azul, contemplando desde arriba todo lo construido y sigue volando alto en busca de su destino y afrontando el mundo.

Para Rachel, ser valiente es eso afrontar el mundo ante cualquier dificultad, valerse por sí mismo, buscar opciones, levantarse una y otra vez, no buscar culpables, sino por el contrario ver lo positivo de lo que sucede, a eso se refiere el dicho popular “no hay mal que por bien no venga”. Es ver una luz al final del túnel que te guie, es ver que cuentas con personas que te aman, que tu felicidad está a su lado y que no hay más felicidad que ver cristalizados tus sueños.

 

Un Nuevo Amor, Un Nuevo Destino

Rachel está negada a buscar otra pareja, se dice una y mil veces que puede salir adelante, sin embargo, una voz interior y muchos amigos y consejeros le dicen “eres joven, puedes salir adelante y ya verás que alguien te valorará y pronto encontrarás un nuevo amor, uno verdadero, alguien que te haga feliz y sea el padre que tu hijo necesita”. Pero, por otro lado, Rachel piensa “no volveré a fracasar” ¡Dios mío, dame una señal para no volver a equivocarme! Rachel en su fe cristiana dejó todo en manos de Dios y se reservó la nueva oportunidad de amar, sin apresurarlo, “todo sucederá cuando tenga que suceder”, se dijo así misma.



Rachel

#9512 en Otros
#1077 en No ficción

En el texto hay: realidad, resiliencia, metas

Editado: 23.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar