El amor da una segunda oportunidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 17

-Buenas tardes señores.

-Estoy seguro que se debe estar preguntando por qué lo llamamos. Usted sabe que todavía no hemos nombrado un vicedirector.

-La señorita Alejandra me comentó que no habían encontrado todavía a la persona indicada.

-Pues eso cambio, ya decidimos quién ocupará ese cargo y por recomendación de la señorita Alejandra, usted será el que lo ocupe. Felicitaciones señor Jamie

Jamie

Me quedo en una pieza sin entender lo que pasa. Todos me vienen a felicitar, se ven muy contentos por mi. La última en felicitarme es Alejandra, su mirada está llena de orgullo y amor a la vez.

-Felicitaciones Jamie, te mereces este puesto por todo lo que le das a la empresa y además ahora podremos trabajar juntos en esos proyectos que tanto querías llevar adelante.

-Muchas gracias Alejandra, sobre todo por pensar en mi para este puesto. También le agradezco a todo el directorio por honrarme con su confianza, les prometo que no los defraudare y junto con la directora haremos grande esta empresa.

-Bueno ahora nos retiramos y los dejamos trabajando, también para que se pueda acomodar en su nueva oficina.

Alejandra

El directorio se despide de nosotros, nos quedamos solos en la sala de juntas. Me acerco a Jamie y lo sorprendo besándolo en la boca.

-Felicitaciones amor, se que no te dije lo que iba a hacer, pero si te lo contaba y no aceptaban te sentirás mal, lo último que desearía es que algo te lastime porque tu eres todo para mi.

-Te entiendo hermosa, pero lo único que me podría lastimar hoy es no tenerte a mi lado. Se que estudie toda mi vida para un puesto como este pero temo que nos distanciemos por esto.

-A no señor, ya tengo todo pensado y los dos trabajaremos en la misma oficina, podemos poner dos escritorios juntos. Ahora nos vamos a complementar mejor en cada cosa que hagamos.

-Sabes que estoy pensando que además de presentarte como mi novia vamos a celebrar mi ascenso. Mi familia no va a creer lo bien que me va desde que estoy a tu lado.

-Qué te parece si antes de celebrar con tu familia vamos a mi casa para que pueda felicitarte de una manera muy especial.

-A ese pedido no puedo negarme de ninguna manera. Toma tus cosas y vámonos.

Jamie

Llegamos a la casa de Alejandra, dejó la cartera y el abrigo por el camino para llevarme directamente a su dormitorio. Se paró frente a mi, me beso dulcemente los labios.

-Ahora usted se va quedar tranquilo porque le voy a sacar la ropa y después ya verá su sorpresa.

-Como usted diga, soy todo suyo para que hagas conmigo lo que quiera.

Alejandra

Me arrodillo para sacarle los zapatos, aprovechó para hacer lo mismo con sus pantalones. Me paro para sacarle la camisa, desprendo los botones de los puños y hago lo mismo con el resto, solo que a medida que lo hago voy dejando un beso. Retiro la camisa y lo siento en el borde de la cama.

-Ahora voy a abrir tu regalo, espero que te guste.

Me separó un poco, pongo de fondo una canción muy romántica. Bajo muy suavemente el cierre de mi pollera y la dejó caer al suelo, mientras me muevo sensualmente me desabotono la blusa, me pongo de espaldas y la dejó que se deslice por mis brazos hasta que une a mi pollera en el piso. Desprendo mi corpiño, me bajo primero un bretel y luego el otro, lo dejó caer, hago lo mismo con la braga. Me acercó a él y me siento sobre sus piernas, tomó su rostro y lo beso apasionadamente.

-Te gusta tu regalo.

-Me encanta, pero más me gusta saborearlo y es lo que voy a hacer ahora.

Jamie

Ella rodea mi cuello con sus brazos y yo la sujeto por los muslos para llevarla a la cama. La recuesto y me coloco sobre ella. Voy dejando una estela de besos desde el lóbulo de su oreja, por su cuello hasta llegar a sus hermosos pechos. Succionó sus pezones hasta que están duros y erguidos. Sigo mi recorrido por su vientre, me detengo un momento introduciendo mi lengua en su ombligo. Separó sus piernas para llegar con mi lengua a su clítoris y trazar círculos sobre él, éxito su interior entrando y sacando un dedo en su vagina. Con mi atención la hago llegar al orgasmo. Pero esta vez no seré yo el que esté arriba si no ella, la colocó a horcajadas mío.

-Quiero que tu marques el ritmo, no te preocupes que yo te voy a ayudar.

Alejandra

Creo que noto mi cara de desconcierto, nunca lo había hecho de esta manera. Se coloca un condón, me pongo sobre su pene y hago que me penetre, es una sensación distinta pero muy satisfactoria. Me aferro a sus manos, comienzo a subir y bajar, siento una sensación increíble y ver el goce en la cara de Jamie me enciende más. No puedo contener la necesidad de comenzar a moverme más rápido, él me toma por la cintura y yo me apoyo en sus brazos. De repente quedamos frente a frente cuando se yergue. Me colma de una manera única y muy excitante, eso me lleva a perderme y llegó a un orgasmo que me atraviesa todo el cuerpo, digo su nombre en un gemido que me sale desde el alma. Jamie me sigue a mi, apoyo mi cabeza sobre su hombro y él me acaricia la espalda. En este momento siento que floto y que no podría ser más feliz de lo que estoy siendo, solo temo porque Peter sigue suelto y puede hacer que todo esto se evapore. No me doy cuenta que caen lágrimas por mis mejillas. No se como se da cuenta, me ayuda a salir y me acuna entre sus brazos luego de secar mis lágrimas con pequeños besos.



Alexia

#2464 en Novela romántica

En el texto hay: amor, engaños y obsesión

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar