El amor da una segunda oportunidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 20

-Hola chicos, qué lindo verlos acá.

-Hola Belén.

-Hola mamá, necesito hablar con toda la familia de un tema importante.

-Claro hijo, pasen que ya buscó a tu padre y a tu hermana. Siéntense en el living.

-Ven Ale, no te preocupes que yo les voy a contar todo.

-Muchas gracias amor.

-Hijo acá estamos todos, qué tienes que contarnos tan importante.

-Papá hace un rato la expareja de Alejandra quiso llevársela, no sé con qué intenciones.

-Amiga te encuentras bien o te hizo daño.

-Estoy bien gracias a tu hermano que estaba a mi lado para cuidarme.

-Pudo atraparlo la policía?

-Por desgracia no mamá. Cuando logre que soltara a Ale él salió corriendo y para ser sincero en ese momento me preocupe más en ver que ella estuviera bien.

-En qué los podemos ayudar hijo?

-Papá primero quisiera saber si hay problemas en que  Ale se quede en casa, por lo menos hasta que lo atrapen.

-Eso dalo por hecho, siempre habrá un lugar para ti Alejandra en nuestro hogar. En qué otra cosa te puedo ayudar?

-Podrías hablar con tus excompañeros de la estación para que lo encuentren rápido. Se que si se los pides nos van a ayudar.

-Claro que puedo hacerlo. Mañana vamos a ir los dos a hablar con ellos y pedirles su ayuda.

-Ya que está todo claro qué te parece Jamie si llevas a Ale a que se instale en tu cuarto, mientras yo preparo la cena.

-Ya vamos mamá. Ven Ale que te ayudó a que te instales.

Alejandra

Voy con Jamie a su cuarto y acomodo las pocas cosas que traje. Se ve todo muy ordenado y prolijo, no parece que fuera el dormitorio de un varón. Una vez terminado bajamos a cenar, estar con ellos me hacen olvidar por un instante el mal momento que pase hoy. La familia de Jamie me hace sentir contenida y querida. Al finalizar la cena saludo a todos y me voy al cuarto antes que Jamie, la verdad estoy muy exhausta y necesito dormir.

-Muchas gracias familia por dejar que Ale se quede con nosotros.

-No tienes nada que agradecer hijo. Cómo no vamos a cuidar a la mujer que es tan importante para vos, además es una buena chica que merece tener un poco de cariño de familia.

-Ella una vez me dijo la suerte que tengo de tener una hermosa familia y no se equivocó para nada.

-Hijo ve con ella, no la dejes sola porque estoy segura que lo que le pasó hoy no se lo va a olvidar tan fácil.

-Lo haré mamá. Hasta mañana a todos.

Jamie

Cuando entró ella ya está acostada durmiendo, se la veía agotada cuando estaba comiendo. Me cambio para acostarme a su lado, la abrazó y ella hace un pequeño sonido pero no se despierta. La observo un instante y luego me quedo dormido.

Me despierto de golpe cuando siento que Ale se está removiendo en la cama, su rostro se ve devastado con lágrimas que surcan por sus mejillas, puedo sentir su angustia. La sacudo suavemente para despertarla.

-Ale despierta.

Abre los ojos que se ven perdidos, como si no supiera dónde está. La tomó entre mis brazos y la acunó como a una niña.

-Tranquila amor, solo fue una pesadilla. Estoy a tu lado cuidándote y no te va a pasar nada.

Alejandra

Estar en sus brazos me calma, pero fue tan real todo que me dio mucho miedo. Sus caricias me van calmando y me voy relajando un poco.

-Te sientes mejor amor.

-Tus caricias me hace sentir mejor, gracias por estar siempre.

-No dudes que siempre estaré a tu lado. Quieres contarme tu sueño amor?

-En este momento solo quiero que me sigas abrazando, alguien me dijo que si contaba los sueños antes de la mañana ellos se cumplirían y no quiero que pase eso.

-Esta bien amor ahora descansa, mañana me contaras tranquila.

Jamie estrechó su abrazo y me hizo sentir más protegida. Me fui quedando dormida al calor de su cuerpo y de su amor.

-Buenos días princesa, acá esta su desayuno, espero que te guste.

-Buenos días amor. Muchas gracias, todo se ve muy rico y para ser sincera tengo un poco de hambre.

-Pudiste descansar bien luego del mal sueño.

-Me costó un poco pero pude descansar bien.

-Sabes me gustaría saber qué soñaste, se que te puede ayudar a que te sientas mejor.

-Estoy saliendo de la empresa cuando Peter aparece y me lleva a la fuerza, por más que luchó no logró zafarme de él. Me lleva a un lugar oscuro, me golpea y me dice que nadie sabrá más de mi, que me dejara en este lugar por el resto de mi vida. Intentó gritar para pedir ayuda pero no me sale la voz, en ese momento tu me despertaste.

Jamie

Corro la bandeja del desayuno para poder abrazarla, quiero contenerla y que se sienta protegida.

-Ese hombre no volverá a acercarse más a ti, yo te voy a cuidar igual que mi familia. Mañana no vamos a ir a la oficina, tu te quedas en casa y yo me voy con mi papá a hablar con sus amigos policías.

-Jamie no puedo quedarme y no ir a trabajar, no estoy acostumbrada a no hacer nada.

-Ale te pido que por mañana te quedes, necesito saber que no te va a pasar nada. Puedes hacerlo por mi.

 

Jamie llevó a Alejandra a su casa para poder cuidarla mejor de Peter. Su familia la acogió como una más y la quieren cuidar tanto como Jamie. Aceptara Alejandra no ir a trabajar por pedido de Jamie? Podrán atrapar a Peter con la ayuda de su padre? 



Alexia

#2461 en Novela romántica

En el texto hay: amor, engaños y obsesión

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar