El amor da una segunda oportunidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 26

Alejandra

Viajamos en avión y llegamos a un hermoso lugar paradisíaco. Nos instalamos en una pequeña cabaña con vista al mar. Desde el momento que llegué sentí una paz increíble en este lugar. Una vez instalados nos ponemos trajes de baño, recorremos una corta distancia para tirarnos a tomar sol tirados en la arena.

-Princesa te gusto mi sorpresa?

-Me encanta amor, es un lugar espectacular. Da mucha paz, se que volveremos con más energía.

-Eso no tengo dudas amor. Vamos al agua, se ve hermosa para poder disfrutarla.

-Esta lindo acá, para que mojarnos.

-A no señorita usted viene conmigo al agua caminando o la llevó en brazos.

-No te vas a animar a hacer eso.

-Piensa eso señorita, ya le demuestro que lo puedo hacer.

Jamie

La tomó entre mis brazos y me la llevo al agua, entró corriendo con ella. El agua está increíble y aunque nos cubre puedo ver su bello cuerpo. Su risa infantil es contagiosa, tanto que yo me río junto con ella. Toma mi rostro entre sus manos y me mira directo a los ojos.

-Muchas gracias amor por traerme a este hermoso lugar, poder disfrutar de tu compañía a solas es lo mejor de todo.

-No tienes que agradecer, yo también quería pasar tiempo a solas contigo. Así que ahora a nadar señorita.

Alejandra

Me impulsa en el aire y caigo al agua, cuando salgo él ya está nadando lejos de mí. Yo también hago lo mismo porque me encanta nadar. Pasamos todo el día un poco en el agua y otro tomando sol, comimos algo liviano al mediodía y a la noche cenamos en un pequeño restaurante de lugar. Es la primera vez en mucho tiempo que me siento tan bien al lado un hombre.

-Amor hoy a sido uno de los mejores días de los últimos tiempos. Muchas gracias por traerme en este viaje.

-Yo siento lo mismo princesa, hacía mucho que no disfrutaba tanto de la playa como hoy y a tu lado fue lo mejor de todo.

Jamie

Sin darme cuenta Ale se queda dormida en mis brazos, se ve que la playa y el paseo la dejó agotada. La acuesto en la cama y me coloco a su lado, realmente yo también estoy un poco cansado y en pocos segundo me quedo dormido abrazándola.

Alejandra

Mientras tomo sol veo a Jamie nadando. Este lugar es soñado, creo que hace mucho tiempo que no me sentía tan en paz y tranquila. De repente siento que alguien se acerca muy despacio, me doy vuelta y es Peter. No entiendo como esta acá si fue preso, pero no está solo, tiene un bebé en los brazos.

-Perra inmunda no lograste llevarme a la cárcel porque me escape y ya que no vas a ser mía me llevó lo único que seguro te importa. Tu pequeño hijo.

-Peter no hagas eso por favor, él es inocente y no tiene que cargar con mi culpa.

Cuando estiró los brazos para agarrar a esa criatura de golpe se desvanece y veo como la policía se lleva a Peter. Siento una especie de paz al ver que se lo llevan, pero entró en pánico cuando pienso en esa criatura, de dónde la sacó Peter y por qué dice que es mi hijo. Me despierto sobresaltada, al moverme Jamie se despierta también. Me tranquiliza un poco saber que fue un sueño, pero estoy un poco agitada.

-Paso algo amor, tenes alguna molestia.

-No, solo fue un mal sueño que me perturbó un poco.

-Se que no me lo vas a contar ahora, pero quiero que estés tranquila acá estoy para cuidarte amor.

-Se que estas amor, ahora sólo quiero que me hagas el amor y dejemos de hablar.

Alejandra

Cuando Jamie me hace el amor siento que todo es felicidad y su ternura me hace olvidar todo lo malo. Se que voy a tener que contarle lo que soñé pero voy a omitir la parte de la criatura que estaba porque para mi esa aparición no tiene ningún sentido, ya que siempre nos cuidamos cuando tenemos relaciones. Quizás si esta relación avanza tanto como para casarnos podríamos pensar en ese momento en tener hijos.

Luego de hacer el amor pude volver a dormir tranquila entre los brazos amorosos de Jamie y logre descansar como lo hago siempre que él está a mi lado.

-Ale desde que nos levantamos estoy esperando que me cuentes el sueño que te alteró tanto anoche.

-Parecido a los que tenía antes de que encerrarán a Peter. Pero esta vez él aparecía acá, me insultaba y después la policía se lo llevaba para encerrarlo para siempre.

-Entonces no fue un sueño tan malo. Estoy seguro que de ahora en más él ya no será un obstáculo en nuestra felicidad. Qué te parece si vamos a disfrutar de la playa antes de volver a la rutina.

-Creo que por fin libere mis fantasmas y claro que quiero pasar el tiempo a tu lado. Te amo Jamie.

Jamie

Pasamos todo lo que quedaba del día en la playa y por la noche volamos rumbo a casa. Solo espero que esta felicidad que tenemos ahora dure por mucho tiempo. La verdad en un futuro me gustaría poder ser algo más de ella porque se que por fin encontré a la mujer que conquistó mi corazón.

 

Lentamente sus vidas van tomando un buen rumbo, saben que la felicidad está al alcance de sus manos. Pronto sabremos si durará esa felicidad o habrá alguna sorpresa inesperada en sus destinos. 

 



Alexia

#5426 en Novela romántica

En el texto hay: amor, engaños y obsesión

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar