El amor da una segunda oportunidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 39

Alejandra

 

Me despierto cuando escucho una charla en susurros y en el momento justo que traen a las bebés.

-Bueno papas acá están sus hijas. Dulcie la primera en nacer peso 2,650 kilogramos y 50 centímetros de largo. Belén la segunda peso 2,850 kilogramos y también 50 centímetros de largo. Por lo visto ya se quieren mucho desde ahora y están muy saludables. Felicitaciones papás.

Alejandra

Mis hijas son tan hermosas, se que soy la madre y para mi son perfectas. Pero todos están embelesados con ellas.

-No puedo creer lo bellas que son mis sobrinas. Me encantan los nombres que les pusieron.

-Hermana los nombres es una manera de homenajear a las mujeres más importantes para Ale y para mi.

-Como dijo Jamie nuestras hijas llevan el nombre de sus abuelas. Para mi es una manera de tener siempre presente en mi vida a mi madre.

-Me dejan sin palabras chicos, nunca imaginé que me alagarían de esta manera tan tierna. Alejandra se que tu mamá en este momento esta muy orgullosa por verte transformada en madre y siempre estará a tu lado cuidándote.

-Muchas gracias por sus palabras Belén.

-No tienes nada que agradecer. Sabes que me gustaría pedirte si me permites llamarte hija, se que no puedo ocupar el lugar de tu madre pero quiero estar para vos en todo lo que necesites.

Jamie

Nunca imagine vivir un momento de tanta felicidad. Las dos mujeres más importantes de mi vida se funden en un abrazo tan amoroso que nos hace emocionar a todos, que ya lo estábamos bastante con las niñas. Me doy cuenta que Ale le cuesta hablar por las lágrimas y el pedido de mi mamá.

-Claro que te permitió Belén. Espero que me dejes llamarte mamá y que no sólo estés siempre para mi, si no que estés para tus nietas que van a ser parte de tu vida siempre.

-El abuelo podrá abrazar a la madre de sus nietas.

-Por supuesto César. Usted también va a ser muy importante en la crianza de mis hijas. Ellas se que van a tener mucho amor de todos ustedes.

-Puedo alzar a mis sobris hermosas.

-Por supuesto hermana que lo podes hacer.

Alejandra

El nacimiento de mis hijas llegó rodeado de mucho amor. Hoy siento que por fin la vida me esta premiando con la felicidad que tanto buscaba. Algo me dice que de ahora en más las cosas vas a ser cada vez mejor.

Tres días después ya tienen el alta las tres y a Alejandra la espera una gran sorpresa.

-Jamie que felicidad que tengo de volver a casa y con las niñas.

-Me parece increíble que ya seamos cuatro y hoy estemos comenzando una nueva etapa en nuestra relación.

-Amor este no es el camino a casa. Por qué vamos por acá?

-Porque tengo una sorpresa especial para mis tres mujeres.

Jamie

Paro frente a la nueva casa, la que compre para Ale y que sin saberlo a ella le gusto mucho. Veo su cara de asombro cuando aparcó el auto, porque no entiende lo que esta pasando.

-Qué hacemos acá amor?

-Mi amada Alejandra esta es ahora nuestra nueva casa. Se que acá podremos criar muy bien a nuestras hijas.

Alejandra

Me lo quedó mirando porque no puedo creer que haya hecho semejante locura. Lo que menos comprendo es que momento compró la casa. La verdad en este instante es lo que menos me importa y solo puedo besarlo para agradecer lo que hizo por nosotras.

-Muchas gracias amor, esta casa se ve hermosa y se que vamos a estar muy bien en ella.

-Que te parece si bajamos y conocen su nuevo hogar. Espero amor que te guste y no te preocupes que ya traje todas nuestras cosas para acá. Incluso las cunas de las bebés también están instaladas en el cuarto contiguo al nuestro.

-Ya quiero conocerla, estoy segura que todo lo que hiciste me va a gustar mucho.

Bajamos a las niñas en sus cochecitos, que también son los asientos para el auto, entramos a la casa que es mucho más hermosa de lo que es por fuera. Lo que más me impacto fue el parque, cuando lo ví ya me imaginé jugando con las niñas y Jamie.

-Amor la casa es mucho más hermosa de lo que imaginé. No me va a alcanzar la vida para agradecer todo lo que haces por mi y ahora por nuestras hijas.

-No sólo lo hago por ustedes, también por mi. El mejor agradecimiento es verlas felices a ustedes.

Jamie

Ale esta enloquecida mirando cada detalle de la casa. Cuando término de recorrerla llevamos a las niñas a su cuarto, que esta pegado al nuestro, aprovechamos que dormían y comimos algo. No puedo creer todavía ya estar en mi propia casa, viviendo con la mujer que amo y mis dos bellas hijas.

 

Jamie sorprendió a Alejandra llevándola a su nueva casa. Ella está muy feliz con la sorpresa. Ya están instalados todos juntos en su nuevo hogar. Cambiará Alejandra su opinión de casarse ahora que es madre. 

 



Alexia

#2433 en Novela romántica

En el texto hay: amor, engaños y obsesión

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar