El amor da una segunda oportunidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 40

Fueron pasando los días entre pañales y mamaderas. La tarea que llevan adelante no es fácil y de a poco van aprendiendo a ser padres con la ayuda de la familia de Jamie.

-Chicos les propongo algo para que ustedes puedan descansar el fin de semana. Las bebés ya tienen seis meses y podríamos llevarlas a casa a pasar el fin de semana con los abuelos.

-No se que decirle Belén. La verdad me vendría bien un poco de descanso, pero también se que extrañaría mucho a las bebés.

-Te entiendo Alejandra. Les va a venir bien para renovar energías que van a necesitar mucho para lo que viene. Además las bebés van a estar bien cuidadas y un poco malcriadas por su abuela y la tía.

-Se que mis hijas van a estar bien con ustedes César, solo me cuesta separarme de ellas. Vos qué piensas Jamie.

-Pienso como vos amor. Pero también creo que dos días de descanso nos vendrían bien. Yo amo a mis hijas pero dormir una noche completa no tiene precio.

-Esta bien aceptó, pero estarían del sábado por la mañana al domingo por la noche. Además si quiero volver a trabajar tendrán que acostumbrarse a estar con los abuelos y la tía.

-Muchas gracias hija por permitirnos llevar a nuestras nietas a casa. Ericka se va a volver loca de contenta cuando se entere.

-No tiene que agradecer. Mis hijas tienen la suerte de tener abuelos y en su vida siempre serán las personas más importantes después de los padres.

Alejandra

Me costo tomar la decisión pero me va a dar la oportunidad de hacer algo especial para Jamie y para poder hacerle un pedido que vengo pensando ya hace un tiempo. Tengo qué ver como organizó todo sin que él se de cuenta y poder sorprenderlo. Ya se a quien le voy a pedir su ayuda.

-Belén quería mostrarte algo que tengo en el dormitorio. Ya volvemos amor.

-Claro hija, vayamos a verlo.

Una vez en el dormitorio cierro la puerta para que nadie escuche lo que vamos a hablar.

-Qué me querías mostrar hija?

-La verdad nada. Pero necesito pedirte un favor muy especial.

-Lo que me quieres pedir es algo que Jamie no tiene que escuchar y por eso me trajiste acá.

-Exacto, quiero aprovechar que el sábado estaremos solos y lo quiero agasajar con una rica cena. Él se merece todo por como esta siempre a mi lado y me ayuda con las niñas muchísimo.

-Dime todo lo que necesitas y te ayudaré sin ningún problema.

-Tengo pensado hacer una cena con la comida que más le gusta a Jamie. Pero tendría que prepara todo sin que el se entere.

-Por lo que entiendo necesitas que Jamie te deje un rato sola para que puedas preparar todo.

-Si, estaba pensando que lo pueden llamar el sábado a la tarde con alguna excusa y yo con una horita puedo tener todo listo.

-No te preocupes algo se me va a ocurrir. Te puedo preguntar por qué lo haces, claro si se puede contar.

-Claro que lo puedo contar. Tuve la idea cuando me pidieron de llevar las nenas el fin de semana. Se que nos debemos con Jamie una noche a solas, yo la quiero aprovechar para agradecerle cada cosa que hizo y hace por mi, ahora también por las niñas.

-Ya que estamos a solas te voy a decir algo que siento desde que conociste a mi hijo. Él estaba preocupado por conseguir un trabajo que nos ayudará a todos y no pensaba en el amor. Hasta que se dio cuenta que frente a él había una mujer muy especial y se dio cuenta que el amor también es importante en la vida.

-A mi me paso algo parecido cuando me di cuenta que la única persona que estaba a mi lado en los malos momentos como en  los buenos era él. Fue entonces que lo empecé a mirar de otra manera, pude ver al gran hombre que tenía frente a mi y que estando a su lado ya no estaría más sola. Desde que perdí a mi familia él fue la primer persona que se dio cuenta de mi soledad y gracias a su compañía ya no me siento pérdida.

-Estoy segura que el destino hizo que sus caminos se cruzaran para poder compartir sus vidas. Ustedes nacieron para estar juntos y apoyarse mutuamente.

-Espero poder pasar mi vida junto a él y mis hijas, quien dice más adelante hacer crecer más esta familia que estamos formando.

Jamie

Ya hace rato que Ale y mi mamá se fueron al dormitorio. Por qué será que tardan tanto, para colmo me doy cuenta que mi papá se quiere ir. Mejor las voy a buscar antes que mi papá se enoje por la tardanza. Cuando llegó a la puerta de la habitación no se escucha ningún ruido, pero cuando abro la puerta las veo fundidas en un abrazo.

-Las vine a buscar porque tardaban mucho y papá ya quiere volver a su casa.

-Perdón hijo, nos entretuvimos charlando de cosas de madres. Tu padre ya debe tener hambre mejor que volvamos a casa.

-Muchas gracias Belén por sus consejos, los voy a poner en práctica.

-Tranquila hija que todo va a salir muy bien. Nos vemos el sábado cuando lleven a las bebés a casa.

Alejandra

Belén me guiña un ojo antes de irse, se que me va a ayudar con la sorpresa de Jamie. Lo que no le conté todo y me guarde algo más que especial que voy a decirle a Jamie.

 

Ellos se van acomodando a su nueva vida juntos y están aprendiendo a ser padres. Las niñas pasarán dos días con sus abuelos a pedido de ellos. Alejandra aprovechará eso para agasajar a Jamie, no sólo eso si no que tiene una sorpresa para él. Qué se trae entre manos ella? 



Alexia

#5385 en Novela romántica

En el texto hay: amor, engaños y obsesión

Editado: 10.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar