El amor de Isael

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 11

— tengo curiosidad.— Urnor frunce el ceño y recuesta su espalda en el respaldo de su silla, su mirada es indescifrable.

 

— ¿Sobre qué?

 

—  cien años han pasado desde que Azriel dejó de aparecer, tanto que creí que habia renunciado a la inmortalidad pero justamente él aparece y lo hacen los Baary, se supone que ya no existen!.

 

— Qué no los mires no significa que no existan.

— ¿No es extraño que ustedes me busquen el mismo dia que lo hicieron los Baary?

 

— ¿Que insinuas Isael? — los doce hombres me observan con los ceños fruncidos, ya que asociarlos con los Baary era decirles que habian caido en la magia negra, ya que los Baary eran los brujos más oscuros y malvados que podian existir. Robaban los poderes y los dones tanto de humanos como de magos.

— puede que más de algun Baary este de incógnito — el golpe seco que dejó caer Urnor hizo que Regina diera un salto.

 

— todos los aqui presentes somos magos, hacemos el bien. No tenemos trato con los Baary, en cambio tú Isael, un anciano está teniendo tratos con la guardiana. La destrucción de nuestra raza o de lo que queda de ella.

 

— no es ninguna guardiana.

 

— ¿No? Si el reloj está en su poder y la encuentra un Baary, seria la destrucción de los Magos, el poder que reside en el reloj será de los Baary. Tú padre y luego tu Isael han tomado las peores decisiones a través del tiempo.

 

— ¡Mi padre los protegió!

Urnor frunce el ceño.

 

— proteger hubiera sido que el maldito reloj fuera destruido tal cuál se lo pedi, pero no, tenia que tener la prueba de que él era poderoso.

 

— sabes bien que mi padre lo fue — me cruzó de brazos, Urnor curva sus labios.

 

— tanto que hoy no existe — lo miró con furia contenida.

 

— los Baary le robaron su inmortalidad y su poder, alguien lo sabia por eso lo denunciaron ante los humanos y fue quemado como un vil brujo.

 

— ¿Ahora acusas a tu pueblo de asesinar a tú padre? No estas midiendo tus palabras Isael, puedes quedar desterrado para siempre y nunca más poder emplear la magia por tu insolencia.

 

— sólo está cansado Urnor — Regina interrumpió _ llevamos dias sin dormir.

 

— ¿Por qué no duermen? — Urnor se pone de pie — ¿No confian en la mujer?

 

— soy yo la del problema, extrañó al hombre con el que me iba a casar y fue asesinado — interrumpi, Regina no debia decir que pensaba renunciar a su inmortalidad.

 

— sólo conversamos  mientras la paz de la muerte de su prometido llegué a ella.

 

— sino llegó en treinta años que te hace suponer que llegará ahora Isael, hazla olvidar.

 

— ¡No! — Regina da un paso hacia atrás — no me arrebates lo único que me queda de él, su recuerdo.

Urnor camina hacia Regina, me pongo alerta por que ella no desea que la hagan olvidar. Odiaba que existiera un consejo, hace 600 años no habia problema por que ellos hacian que lod magos se mantuvieran en equilibrio y armonía para evitar que nos mostraramos como lo que eramos  pero ahora las cosas habian cambiado, la gente filmaba con sus móviles mis actos de magia en la calle y lo subian a YouTube, habian millones de visitas y buenos comentarios.

— Regina... — lo interrumpi cuándo levantó su mano para tocar su cabeza, él la bajó.

 

— era obligación del consejo, investigar quién lo asesinó y dónde quedó su cuerpo — Urnor miró a los hombres que permanecian en silencio sin una expresión en el rostro.

 

— es un humano, investigamos quién le hace daño a los nuestros.

 

— pero alguien de los nuestros le hizo dañó.

 

— pudo ser un Baary, como bien señalaste, no sabiamos de ellos por muchos años pero ahi han estado en silencio, quizás aprendiendo de ti en los canales.

Me encogo de hombros.

 

— ahora hay muchos canales donde ofrecen sus servicios, algunos son charlatanes haciendose pasar por brujos y eso les ha permitido mezclarse.

 

— ¿Ahora es mi culpa Urnor? — él se gira y vuelve a su trono... si por que su actitud era como la de un rey.

 

— caminas en la calle haciendo tus actos por unas cuantas monedas, aunque no me explicó por que lo haces, has acumulado riquezas en 1000 años.

 

— no lo hago por dinero, me gusta ver los rostros de satisfacción en las personas, hace años hubieran sido rostros de horror al ver los actos.

 

Él niega pero no dice nada, los doce se observan y sé que con sus mentes están comunicándose y deliberando.

 

Urnor me observa.

 

— tienes la obligación de entregarnos a la chica si resulta ser la guardiana, está totalmente prohibido que trates de huir con ella. Si lo haces al encontrarlos no habrá juicio dónde estén ahi mismo.serán ejecutados... no olvides que la inmortalidad nuestra puede ser arrebatada al sacar el corazon completo de tu cuerpo y quemarlo con fuego azul o con tu simple declaración de que ya no la deseas.



Kgerals

#293 en Fantasía
#49 en Magia
#919 en Novela romántica

En el texto hay: brujos, maldicion de amor

Editado: 14.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar