el amor en los tiempos de verano

Tamaño de fuente: - +

Una Chocolatina

Era la mañana de un día normal, el sol calentaba con más furor  la brisas decembrinas hacían lo que les placía con las viejas hojas que caían del palo de mango, cuna de acordeones se le conoce al lugar donde Alicia llego con su poco equipaje y con un mundo de sueños, sus padres personas trabajadoras que desde hace mucho tiempo se dedicaron a la comercialización de alimentos para el público, gracias al esfuerzo de don Bernardo  padre de Alicia pudo sacar adelante a su familia, por medio de su compañía “la huerta” un negocio familiar que emprendió junto con su esposa  en Bogotá y decidieron extenderse a los pueblos en donde la falta de diversidad en alimentos abundaba.

Alicia una mujer de 33 años soltera de tés blanca bien cachaca, alegre soñadora en ella siempre había un sueño que tanto anhelaba y era manejar parte de los negocios de su padre, poder tener su independencia, y más adelante tener una familia, los años para Alicia ya le estaban cobrando factura pero aun así ella quería construir muchas cosas antes de pensar en familia y trabajaba por ello, Alicia lleva trabajando con su padre por casi 3 años, don Bernardo pensó que ya era la hora de probar el talento y la confianza de Alicia así que decidió enviarla para dirigir una de las sucursales de la guajira solo por 3 meses, Villanueva era un lugar a donde Alicia no quería llegar, de todas las sucursales que su padre tenía esta era la que menos le gustaba visitar, y era que para Alicia Villanueva era un lugar normal donde no había ningún tipo de entrenamiento ni tampoco familiares o amigos a quien visitar, aun así ella decidió emprender el viaje confiando que después de esa travesía laboral podría tener la aprobación de su padre.

-bueno Alicia este es el lugar donde quiero que vayas a liderar, sabes que el gerente de esta sucursal está de vacaciones y pues quiero darte la oportunidad para que puedas demostrarme todo lo que has aprendido a mi lado.

- gracias papa, sé que esto es importante para ti, pero lo es más para mí porque quiero demostrarte que soy capaz, tengo muchos planes y proyectos para este negocio espero poder darle un nuevo rumbo, sabes que el lugar no es de mi agrado, pero aun así sé que es un reto para mí.

Era su primer día y don Bernardo la acompaño para poder presentarla al grupo de trabajo, estaban cesar, nando, memo, y óscar el personal laboral que ya llevaban más de 2 años laborando para don Bernardo. Con respeto se dirigieron a él saludándolo como siempre lo hacían cuando él los visitaba.

-Bueno muchachos les quiero presentar a mi hija Alicia ella va a estar encargada del negocio por este tiempo mientras Felipe nuestro gerente sale a sus vacaciones, Alicia tiene amplia experiencia en estos negocios ha trabajo conmigo por más de 3 años y ahora es el momento para que ella ejerza todo lo que ha aprendido conmigo.

Todos la miraron de pies a cabeza minimizándola pues era mujer, algo que a los villanueveros les costaba mucho era dejar que una mujer mandara, su machismo de cuna siempre estuvo influenciado en que la mujer era del hogar y el hombre era para el trabajo, Alicia no sabía a lo que tenía que enfrentarse pues ella no conocía nada de las costumbres villanueveras.

Don Bernardo termino de darles unas indicaciones a los trabajadores y se marchó no sin antes despedirse de su hija Alicia confiando plenamente en sus capacidades y estando orgulloso por esa oportunidad. Alicia se quedó en su nueva oficina instalando todas sus cosas y pensando en todos sus proyectos.

En la esquina de la calle 8 en el balcón de una casa se encontraba Antonio, un chico de 23 años inteligente de buen parecer, moreno y de alta estatura sentado en su mecedora con lápiz y papel en mano escribía, ese siempre fue su habito, escribir todo aquello que aprendía registraba toda la información que recolectaba por medio de libros y enciclopedias, Antonio siempre fue un hombre dedicado a sus estudios e investigaciones, siendo un profesional de la salud le apasionaba curar a las personas, pero más especialmente poder curar su enfermedad, una enfermedad que siempre lo ha estado acompañando desde pequeño y que ningún profesional de salud ha podido darle la cura.

 Antonio vivía con sus padres don cesar y doña Eulalia oriundos de Villanueva provenientes de familia musical, aunque por sus venas familiares corría sangre de lirios y notas musicales Antonio decidió irse por algo más serio en la vida y gracias a que fue un chico brillante en el colegio obtuvo una beca en la universidad nacional y decidió estudiar medicina. Antonio acababa de llegar de la capital tuvo que renunciar a su trabajo en el hospital central por el problema de su enfermedad, decidió llegar a Villanueva para investigar su caso y así mismo abrir su propio centro de investigaciones en la medicina, con un capital que tenia de su antiguo trabajo decidió emprender el proyecto.

Mientras escribía los resultados de sus investigaciones se le antojo comer algo dulce llamo a su madre para saber si había algo en casa, a lo que en un grito ella le respondió:



atena

#6090 en Novela romántica

En el texto hay: amor, folclor, tradiciones

Editado: 08.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar