El Chico De Mis Sueños #famous_libro1

Tamaño de fuente: - +

Capítulo Nueve.

A la mañana siguiente, al abrir los ojos me encontré con un hermoso y bello rostro, ahí estaba él conmigo, solamente durmiendo como un ángel, sólo pude abrazarlo con fuerza, susurrando un 'gracias' cerca de su oído.

—Buenos días, dormilón.

—Buenos días, mi princesa,— apenas abría lentamente sus ojitos, y con la luz se iluminaban haciéndolos brillar como dos hermosas gemas.

 —¿Por qué siento que te amo tanto?

Se sonrojó.

—Eres hermosa. —Besó mi frente, lo abracé fuerte — ¿Quieres desayunar?— asentí.

—¿Cocinas?— Mi cara en éste momento era con confusión pero aún sin perder esa sonrisa juguetona.

—¿Crees que los hombres no lo hacen? , estás discriminando nuestras capacidades.— Se indignó, solté la risa.— En seguida vuelvo, no te molestes en levantarte, ésta vez me toca consentirte.

°Éste chico es increíble, es el mejor, ¿él cocinando? ¿sólo para consentirme? Nadie había hecho algo así por mí, hasta antes de mi mudanza, nadie notaba siquiera mi existencia°

 

Después de una media hora, entró él con una charola llena de comida °luce todo delicioso, él también° , no pude evitar formar una dulce y sincera sonrisa, la cual me devolvió, lo colocó todo por encima de mis piernas, segundos después me ayudó a comer, tratándome como una bebé ;3, ésto es tan hermoso.

—¿Por qué eres tan lindo, conmigo?— él dejó la cuchara sobre el plato y me miró profundamente, si entre nuestros rostros se interponían diez centímetros eran muchos. Por dios,  no me puedo resistir.

—¿Por qué eres tan irresistible?—Se acercó más.— Esos labios, no me puedo resistir, —forzó sus labios con los míos, traté de separarme para seguir comiendo, pero su forma de succionar mi labio inferior era tan malditamente rico, excitante, lo sujeté por el cuello atraiéndolo más a mí, podía sentir su lengua hasta mi garganta, por último al separarse, mordió tierna mente  mi labio haciendo más irresistible el beso.

—Te amo, esas son las dos palabras que describen lo que siento.— Lo besé pegándolo más.

 

(...)

 

Hace diez minutos que Matt fue por los helados , ya me estaba desesperando, sólo observaba a mi alrededor, miraba el reloj y la pierna se me entumía.

—Hola— Apareció a mi lado, un chico de bellos ojos miel, cabello castaño y una amplia sonrisa. ¿De donde salió? Bueno total, estoy sola y aburrida... no me vendrá mal conversar.

— Hola, igual.— Le copié el gesto.

— Soy Jack Benson, ¿y tú?—Me extendió la mano, sólo lo miré indecisa.

 —Marha Grey —La estreché y éste saco su móvil y comenzó a teclear algo — ¿Qué haces?

—Guardo tu nombre, ahora... ¿Cuál es tu número? —Fijó la vista en mí sin soltar su celular.—No puedo perderle el rastro a una chica tan linda y sexy como tú.

—Estúpido. — Murmuré mientras miraba a otro lado.

 —¿Disculpa?

¿Por qué no se larga de una vez?

—Mi novio está por venir.— La cara del chico cambió por completo, sabía que eso lo haría callarse.

—Te estas burlando ¿Verdad?

—No, de hecho... —Apunté a una distancia y ¡Bendita sea! Matt venía cargado de dos nieves, con una enorme sonrisa, pero frunció el ceño y seguro se preguntaba qué hace éste chico conmigo.

Giré la vista y el chico había desaparecido, le sonreí a Matt, quien ya estaba bastante cerca.

—Tenga su helado mi querida princesa.—Me extendió el helado de nuez que le pedí — ¿Quién era ese chico? —Preguntó ya estando sentado a un costado.

—Sólo quería molestar.—Le resté importancia y me concentré en la delicia frente a mí. Después tomé un poco en mi dedo índice y lo embarré en su nariz, después de soltar una pequeña carcajada, hizo lo mismo pero ahora poniéndolo en mis labios, plan con maña ¿eh?, me gusta.

—Creo que tienes un poco ahí.— Señaló mis labios.— Déjame ayudarte.

Se acercó lentamente , quedando a poca distancia nuestros labios, me tomó por la nuca acercándome más, nuestros labios chocaron, pero ésta vez fue algo diferente, cada pizca de helado la saboreaba junto a mis labios, cuando por fin hizo presión en ellos, y su lengua sin previo aviso , entró en mi boca. Ahora la mía entraba teniendo un pequeño rose en la suya, sus labios eran como tocar la gloria.

—Ghm— Alguien se aclaró la garganta y ambos nos separamos, era Denise con su novio Louis, nos miraron sonrientes—.Bueno, si ya terminaron de atragantarse, ¿nos puedes presentar?—Señaló a Matt y luego a su novio, asentí y en seguida nos pusimos de pie.



GabrielamersLove

#1004 en Fanfic
#3210 en Joven Adulto

En el texto hay: decepciones, sentimientos, amor y tragedias

Editado: 19.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar