El chico del café

Tamaño de fuente: - +

3.- Carta

Querido chico del café: 

Te confieso que me sorprendí mucho cuando vi a tu hermanita entrar por la puerta de la cafetería y lanzarse a tus brazos para abrazarte, por momentos me quede observándote todo el día, eras tan atento y gentil con ella. Trate de reprimir una sonrisa cuando estabas jugando con ella piedra papel o tijera y siempre te ganaba. 

No eres muy bueno en los juegos, sabes, tu hermanita quedo sentada sola en una mesa mientras tu atendías a las personas que llegaban, se veía tan triste y solitaria. Como yo. Pero ella pareció darse cuenta y se acerco a mi, me miro detenidamente y yo hice lo mismo. 

¡Vaya! tienen el mismo color de ojos... Avellana. 

 

Atentamente: La chica solitaria. 



Adelineart

#13400 en Novela romántica
#8698 en Otros
#3402 en Relatos cortos

En el texto hay: cafe

Editado: 17.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar