El claustro de Issa ©

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 7

No supe a que horas me quedé dormida.

Desperté tarde algo que no era propio en mí, me sobresalte al ver a Enid en mi cuarto.

Ella estaba observándome con una bandeja en su mano.

- Buenos días Srta. Isabelle - parecía un guardia,estaba alerta.

Antes que yo hablará, ambas escuchamos

- Buenos días Enid

Enid me miró con sorpresa y apresudaramente puso la bandeja en mi mesita de noche.

Se puso frente al espejo y miraba de Isabella a mí.

- ¿ ya lo sabe?- se dirigía a Isabella.

Isabella le sonrió

- es obvio Enid- se acomodó el cabello - estaría gritando como loca si no estuviera enterada.

Enid me observó 

- ¿es ella? - puse los ojos en blanco.

- estoy aquí - tomando mi jugo de naranja.

-¿Qué pasó para que estés segura que es ella y no la otra? - 

- se besó con Blazh y sentí un poco viva mi alma.

Sentí que me sonrojaba para mí eso era algo tan privado.

Isabella me miró detenidamente y se dirigió a Enid.

- tenemos un problema - Enid la miró - tu sobrino esta interesado en la otra gemela.

Enid comenzó a pasearse por la alfombra, yo la observaba mientras comía mis tostadas.

- no puedes volver a pasar por lo mismo- frunci el ceño y me percaté que Isabella trato de callar a Enid.

- ¿de qué hablas?- miraba a una y a otra - espero me digan la verdad porque para mi es fácil agarrar mi maleta y regresar a mi apartamento y olvidarme del claustro de Issa.

Enid suspiró

- ya había nacido Isabella hace 400 años y siempre lo hace Blazh en la misma época.

- que pasó? - susurré 

- Isabella no pudo amarlo, él conoció a otra mujer y se casó con ella - Isabella tenía la cabeza agachada.

- y hace 150 años volvió a pasar - susurró Issa - sólo que esta vez, Blazh, me odió desde que me conoció, cada época porque no han sido 2 veces que hemos vuelto, contigo es la 6ta vez, lastimosamente mi escencia caprichosa,malcriada no me abandona  - Isabella levantó la vista con sus ojos llorosos- no te dije nada porque no quería que supieras que he fallado tanto pero tú eres mi esperanza.

Definitivamente todo era difícil para esos dos.

- ¿Estás segura que esta vez, podrás liberarte de la maldición? 

Ambas me miraban como si de pronto me hubiera nacido una tercera cabeza.

- Tú eres lo que Aldreda me dijo que tenía que ser- suspiró - eres distinta a todas las que han nacido.

Enarque una ceja

- básicamente eras tú quien nacía.

Enid se apartó

- aún no entiendo porque son 2 ustedes, Aldreda pudo haber hecho otro conjuro en privado para poner las cosas difíciles.

- Enid ¿Tú que papel juegas en esta historia? -seguía comiendo mi tostada.

- somos descendientes de Aldreda, ella nos hizo jurar que cada descendiente iba a ayudar a que Blazh encontrará la felicidad, nadie de nuestra familia aún muertos podrían descansar en paz - Blazh cuando no está en un cuerpo, repite y repite su muerte, su alma sufre y lo hace nuestra familia, por la furia, Aldreda no midió el daño que le hacía a nuestra familia y a su propio hijo.

Tomé mi jugo en silencio, ambas mujeres me observaban.

-Andrew sabe que él es Blazh?

- no y es mejor que no lo sepa - comentó Enid.

- quiero ayudarte pero si hay una relación entre mi gemela y él, me apartare, no le podría hacer daño a mi gemela sea lo que ella sea.

- si tú estuvieras en su lugar tu gemela no se apartaría - señaló Issa.

Me encogí de hombros era verdad pero no opinaria nada.

- puedo ayudarte - frunci el ceño, no quería lastimar a Idara.

- ¿Cómo?- cruzandome de brazos.

- una poción de amor- se sentó en una de las esquinas de la cama.

- así que también eres brujita- me callé al ver la furia en Enid.

- lo soy, la poción puede ser temporal, mi sobrino sólo tendrá ojos para ti, eso te dará tiempo de conquistarlo y así evitar que se enamoré de tu gemela, eso las haría regresar otra vez, si Blazh se casa con la gemela equivocada.

- por favor Isa- murmuró Isabella- no será sólo por ti y por mi, será también por Blazh, se que te gusta.

Desvíe la mirada, ¿tan transparente era?, me sentí molesta ni eso podía disimular.

- esta bien - la verdad esperaba estar haciendo lo correcto, no quería llevar en mi conciencia el fracaso de Isabella y el sufrimiento de Blazh.

- prépara la poción - murmuré.

 



Kgerals

#320 en Fantasía
#56 en Magia

En el texto hay: fantasia, romance, amor

Editado: 10.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar