El claustro de Issa ©

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 10

La puerta se abrió y entró mamá

- niñas tenemos visita - mi madre se acercó a ambas y nos dio un beso en la mejilla.

-¿ Quién es? - preguntó mi gemela.

- el doctor del pueblo - mi madre soltó mi cabello el cual llevaba bien sujeto - no entiendo tu afán de esconder un cabello tan lindo.

-¿tanto escándalo por el viejo?- mi madre miró a Idara molesta por la falta de respeto.

- no es ningún viejo, creo tiene 30 años, no lo sé, acaba de mudarse permanente, estuvo ayudando al antiguo doctor y ahora el joven Roberto esta en su puesto.

Me encogí de hombros y me di cuenta que fue un gesto que hicimos ambas al mismo tiempo,algo raro porque en los 20 años que teníamos no recordaba ninguna conexión ni nada común entre gemelos, lo único que compartíamos era lo físico.

- Ya las alcanzó sólo iré al baño - mi madre e Idara salieron del cuarto, cuando vi que la puerta se cerró aún de espalda al espejo hablé.

- ¿ tienes dudas que soy yo? - el silencio de Isabella me dijo todo - yo ya no estoy segura de ser yo y lo peor es la pócima de amor que le dí - me giré y me encontré con una Isabella sumida en sus pensamientos y sospechaba que no me había puesto atención.

-¿ Isabella?- ella levantó la vista y me vio un poco confundida.- ¿pasa algo?

Ella se removió los dedos

- creo que Aldreda borró de mi mente muchos recuerdos, sentimientos- me acerqué más al espejo - yo empecé a recordar más cosas del pasado -asenti - es como si el estar cerca nos esta uniendo como un rompecabezas donde las piezas están encajando.

-¿ sentistes esas cosas cuando volvistes varías veces?- ello lo negó con la cabeza.

- Isabelle recordé porque no podía amar a Blazh y porque me parecía aburrido.

- porque eras frívola, vanidosa,¿Quieres que continúe? - ella hizo una mueca.

- eso y porque estaba enamorada - me sorprendí - ya empecé a recordar.

-¿ y quien era la víctima?- me tapé la boca al darme cuenta lo grosera que fui - lo siento.

Isabella me sonrió con tristeza

- era el administrador de mi padre,un hombre sin fortuna,sin título y sin un apellido del cual sentirse orgulloso, alguien común.

Vaya si me sorprendí al saber que la vanidosa de Isabella se había enamorado de alguien que no era de su clase.

-¿ que pasó? - realmente me interesaba saber quien había sido el hombre que había logrado lo que ningún conde, lord y todos los títulos que existieron en su época. 

- recuerdo que el me decía que me amaba y yo sentí lo que nunca había sentido, el amor - sentí pena por Isabella - él día que Aldreda me encerró me estaba arreglando para encontrarme con él,íbamos a huir, estaba dispuesta a dejarlo todo por él.

Sentí pena por Isabella, nos sobresaltamos cuando tocaron la puerta.

- Isa - pusé los ojos en blanco, mi madre siempre tan insistente.

Me despedí de Isabella con un gesto y abrí la puerta, saliendo junto a mi madre.

- tú y Idara es como si se hablaran para portarse descortés - la miré interrogante - cuando salimos de tu cuarto también Idara tenía que ir al baño, ni de niñas fueron sincronizadas para serlo ahora de adultas.

Y como si la llamaramos apareció por el pasillo Idara más despampanante que nunca.

Mi madre se puso en medio nuestro y enganchó su brazo a los nuestros, no puse atención a la conversación que sostenía con Idara, la verdad sentía pena de Isabella ya que el rechazó de ella hacia Blazh había desencadenado tantas desgracias.

Me quedé helada cuando vi al atractivo hombre levantarse cuando entramos, sentía que lo conocía y que mi corazón latió a mil al verlo y por el jadeó de asombro que escuché de mi gemela pude entender que ella también sintió lo mismo.

Volteé a ver a Idara y ella me miraba asombrada y con algo de tristeza?

- Roberto - mi padre lo instó a avanzar hacia donde nosotras - te presento a mis niñas.

Roberto sonrió y se acercó hacia mi, tomó mi mano y besó mi dorso, su contacto provocó miles de sensaciones y el latido rápido de mi corazón,la verdad no lo entendía.

Sus ojos se encontraron con los míos y su sonrisa desapareció, mi padre carraspeo, rompiendo nuestro contacto visual.

- soy Roberto,es un placer señorita...

- ella es mi hija Isabelle la menor por 2 minutos - no encontraba mi voz.

Se acercó a Idara, tomó su mano y besó su dorso..ellos se vieron, igual que pasó conmigo, sólo que Idara se soltó y salió corriendo de la sala.



Kgerals

#315 en Fantasía
#58 en Magia

En el texto hay: fantasia, romance, amor

Editado: 10.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar