El Color Perfecto

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15. La cirugía

Paulina se siente sola, como siempre, pero ahora tiene mucha gente a su alrededor, en la clínica está Heriberto acompañado de su esposa y su madre, están conversando entre ellos por la manera en la que estaba vestida. Es sábado en la noche, ella iba a verse con un amigo y se ve más que bien. No se parece en nada a la mujer de unos años atrás que siempre lloraba y no se arreglaba para salir, es completamente diferente.

En la soledad que la cubre mira a sus tres acompañantes observa que Erika tiene una figura diferente, parece... embarazada. Muchos recuerdos y sentimientos tristes vuelven a ella, esa mujer fue la culpable de su divorcio y ahora está aquí como la gran señora. Siente mucha rabia, tanta que quiere que ellos desaparezcan, pero su preocupación la tiene bastante retraída. Sebastián está en el quirófano y parece que han pasado horas desde que llegó.

Desde donde está, Paulina alcanza a escuchar una voz que  le llama la atención. "Posso pasaré"  " Non so" " Paulina Valiente". Lo había olvidado. Luka dijo que vendría, la incomodidad de la situación se hace presente. Se acerca hasta la puerta  con una sonrisa y habla con el vigilante para que su acompañante pueda pasar.

- Señora, sabe que no podemos dejar ingresar a tantos familiares. Solo cumplo con mi trabajo.

- Por favor. Yo estoy sola y no me gustaría que el se arriesgue a estar afuera. Es extranjero, no conoce aquí, porfa colabórenos.

- Está bien, solo por esa sonrisa suya.

Luka ingresa a la sala de espera y se sienta al lado de Paulina, conversan quedamente y ella se siente más relajada, sus pensamientos se han apartado de aquella mala época de su separación y posterior divorcio. Ahora hay un poco de incomodidad por las miradas de su ex suegra, que no disimula ni un poco. Cuando Luka va por un café, Golria se le acerca, con una amabilidad mal fingida, como siempre, para tratar de saber quién es el hombre que está con ella.

- Un amigo.

- Un amigo muy preocupado.

- ¿Hay algún problema con eso? Soy una mujer soltera, yo no le estoy poniendo los cuernos a nadie.

Ante esta respuesta, Gloria frunc el ceño y se aleja. Luka le trae un café negro, sin azúcar. Parece recordar todos los detalles. Casi a las tres de la mañana, sale una enfermera y pregunta por ellos, informa que acaba de salir de la cirugía sin complicaciones. Una gran sensación de alivio inunda a los presentes y Paulina rompe en llanto de alegría. Al amanecer solo quedan en la sala Paulina, Luka y Heriberto. Este último le pregunta por Carlos Alberto.

- Está de viaje. - Dice Paulina sin más.

- Me imagino que el italiano está cuidándote.

Paulina lo mira con rabia, queriendo decirle todo lo que ha tenido guardado por años. Quiere responder con la misma ironía que el pregunta, pero el lugar y su ánimo no dan para tanto. Luka no habla español, pero lo entiende y hace gesto de pocos amigos.

- Amici, Paulina e una dama. prenditi cura delle tue parole.

Las palabras de Luka causaron efecto en Heriberto, aunque no habla italiano, supone el significado de lo dicho por el acompañante de Paulina, se aleja y la deja en paz. En ese momento les dicen que pueden pasar a ver a Sebastián que se encuentra en la sala de recuperación. A Paulina se le acelera el corazón y entra sin preguntar, dejando al padre de su hijo sin la más mínima posibilidad de decir algo.

Estando con su hijo mayor, se siente más tranquila, lo observa y ve cuan parecido, físicamente, es a su progenitor. Le besa la frente con ternura de madre y le acaricia el cabello. Conversan y se ríen juntos, él lo hace  con dificultad por la cirugía. Vestido con esa pijama azul de clínica se ve más niño. Cuando llega la ronda médica, escucha con atención todo lo que dicen de la condición  de su descendiente y se da cuenta de la magnitud de todo lo sucedido.

Sebastián ingresó con apendicitis aguda que había afectado su peritoneo. Estuvo a punto de morirse. Paulina Agradece a Dios por permitir que su hijo este con ella ahora. Al medio día, se encuentra cuidando el sueño de su hijo, cuando una sonriente enfermera le dice que su esposo la solicita.

- Ok mujer. El señor es el padre de mi hijo. De todas formas, gracias por avisar.

La mujer se despidió con un beso al aire para Sebastián, solo tenía pocas horas allí y ya estaba conquistando a las mujeres del lugar, pensó Paulina, riendo para si misma.

Al salir se encuentra a Heriberto hablando por celular, muy molesto y corta la llamada al verla. Quiere ver a su hijo para ir a su casa, allá está Verónica que pregunta por ellos. Con todo lo ocurrido ella se había olvidado de su princesita. Ahora Sebastián estaba durmiendo, así que la visita de Heriberto fue corta. Luka permanecía en la sala de espera y la acompañó hasta que salió Heriberto.

Luka promete que regresará más tarde y Paulina se reúne de nuevo con su hijo. El tiempo pasa lento en un hospital. A la hora de las vistas aparece un gran número de amigos y familiares de Paulina. Karen, Mary, Sussi, Aurora, Alma, Daviani y hasta las primas Lucía, Amalia y Mónica. Flores, globos, frutas y más cosas acompañaban a los visitantes.  Luka hace su aparición a la mitad de la jornada de visitas, y todos parecían estar sorprendidos con su presencia. Nadie comenta nada de frente, pero con la mirada dejaban ver su curiosidad.



escano1717

Editado: 13.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar