El Congreso

Font size: - +

Capítulo 1




Cassidy Moore Díaz 

Me remuevo en mi cama buscando el  menudo celular para apagar la alarma, debo estar haciendo un desastre que me dara flojera acomodar y se que no voy, ni lo van acomodar hasta que vuelva de la Universidad de eso no tengo duda, encuentro el celular y apago la alarma acostando mi cabeza en la almohada.

Pienso en dormir cinco preciados minutos más pero no lo logró, mi mamá viene quitando la colcha y sábanas que me cubren.

-Mamá! -refunfuño adormilada y me remuevo buscando las sábanas para cubrirme-.

-Es hora que te levantes, tienes 5 minutos para estar fuera de la casa y tomar el bus.

La miro con un ojo medio abierto tratando de acostumbrarme a la luz del sol que entra por la ventana y cuando puedo abrir ambos ella ya no está, busco mi celular y veo que tengo menos de 5 minutos para estar lista e ir a tomar el bus.

Me levanto rápido, voy al armario y lo peor que me puede pasar es no saber que ponerme, todo me parece feo o que siempre voy con ello a la Universidad.

Me decido por lo más fácil y rápido un vestido negro con rayas blancas sobre la rodilla, calza corta a mitad de los muslos y mis preciadas Vans que ya están muy desgastadas, me coloco todo a la velocidad de la luz.

Salgo de casa con la mochila en brazos el cabello a medio pienar y aún así no me da tiempo para tomar el bus.

-Estupida cama y seducción -pateo el banco de concreto y me lastimo el pie- auch! auchi! Duele -digo levantando el pie- ahora tendré que esperar diez a quince minutos para que llegue el otro bus.

Sigue hablando sola y oenaatan que saliste de un manicomio.

Puede ser.

Espero el tiempo que es necesario y llega el otro bus, subo y llegó a mi destino la cárcel o el infierno -chan chan chan! Falto ese sonido como hace ese mono de los croods- para unos y para otros el lugar se conseguir "el amor" según ellos, para mi es la cárcel al igual que el lugar donde me ayudará a sacar una profesión y ser alguien en esta vida.

-Hey Cass! Estúpida! -grita mi compañera de clase y mejor amiga  que al parecer también llegó tarde- ¿Qué haces vestida así? -rie, me mira y vuelve a reír-.

-Deja de reír, si sigues así espantaras con tu risa de foca hasta el chico más feo -le digo seria y ésta cesa la risa mirando a los lados, y ahora soy yo la que se ríe- hubieras visto tu cara y si estoy vestida así es para seguramente ir a pedir limosna ¿no crees?.

-Verdad, no me había dado cuenta, que bruta -ríe y niega- contigo no se puede Cass.

-Asi amas Laia -le mando un beso y giño el ojo, ella se llama Leah pero yo le digo así por que sip-.

-Deja de llamarme así Cassandra -dice enojada y haciendo un mueca rara-.

-Yo te llamo como se me pegue la regalada gana -hago mueca de nominportismo- y tu ni me digas Cassandra que no me llamo así.

-Entonces tu... agh! Ya no importa, ahora me dirás que haces de Cenicienta.

-Sep -asiento repetidas veces- la cama y yo disfrutábamos de nuestro amor único placentero, pero don despertador se puso celoso intento separarnos y lo asesine, dije que cinco minutos más dormiria pero se pasaron los cinco, hasta que sólo quedaron cinco minutos para levantarme, alistarme y venir... como mendiga.

Veo a Leah aguantando la risa y ruedo los ojos comenzando a caminar hasta un cafetería cerca de la facultad de ciencias económicas.
Cuando llegó pido un jugo de frutilla y dos tostadas de jamón con queso, cuando me entregan mi pedido voy hasta una mesa para comenzar a comer. 

-No seas tan gruñóna Cass, de todas maneras te queda lindo y mi deber como mejor amiga es pasarte una mano por esa bola de pelos que tienes por cabello -la miro con una ceja enarcada y está sonrie inocente para levantarse dejando sus cosas sobre la silla, se coloca detrás de mi y comienza a peinar mi cabello mientras como mi deliciosa tostada.

-Ya está -dice terminando de acomodar mi cabello dejando a un lado la trenza que me hizo- oye, hoy vi un afiche en la parte de informaciones donde habrá varias noches de conferencia en Turquía, se hablará sobre la economía mundial y los estudiantes de tercer año pueden postularse para ir allí, luego harán una selección de todos y los elegidos irán.

-Suena interesante pero no se, voy a pensarlo está bien -digo tomando mi jugo- ¿has visto a Marcus?.

-¿Marcus? -dice haciendo una mueca pensativa- sip, él estaba colocando ese afiche y dijo que el irá a esa conferencia que por cierto dura una semana -sonrie pícara y se lo que va a decir ve con él- deberías ir con él digo no, por que... no te gustaría que otras mujeres se le cuelguen ¿verdad?.

Ya me estaba convenciendo, menuda amiga la que me toca pero aún así la amo no se que haría sin ella que siempre me aconseja, me mima, me cuida y está para mi en todo momento. Hasta cuando Andrés el que te visita cada más hace su encuentro.

-Cassi, Cass vuelve aquí a la tierra deja deja pensar en los atributos que Marcus posee -dice moviendo sus cejas pícara y yo como toda adolescente hormonal que no soy me pongo como tomate-.

-No pensaba en eso Leah, pensaba en por que sigues siendo mi amiga, si eres como una pulga molestosa -sonrio y le lanzó un pedazo de servilleta- Sabes voy a postular y que sea lo que sea el resultado, estaré feliz.

Nos levantamos de la mesa donde estábamos y fuimos a la oficina de la facultad para pedir informacion sobre los papeles que tengo que presentar para ir a esa conferencia que al finalizar tendrá un congreso.

La empresa que lo organiza, está llevando estudiantes de seis países de Latinoamérica y dos de America, por país son diez estudiantes. Lo que necesito para postular son mis notas de mi quinto semestre y una ponderación de mis notas de este semestre, cuantos seminarios he pasado, en que me estoy especializando y una carta del por que debería ir yo.

¿Qué tan malo puede ser?, pasaré más tiempo con Marcus, conocere nuevas personas y aprenderé más sobre la economía de otros países.

Aparte van poner a prueba cierto grupo de estudiantes, y si les gusta su trabajo Empresas Özdemir les dará un puesto allí.

Allá voy, si es que voy -rio mirando el afiche- y si hay un jefe caliente como el infierno lo voy seducir -muerdo mi labio inferior y rio leve negando-.

Deja de decir estupideces lo único que encontrarás allí serán vejestorios.

No pedí tu opinión.

¡Deja de soñar!

Soñar es gratis, no jodas.

Has dicho una mala palabra. Yei!!

No diremos esto a nadie.

No te preocupes Thor, yo Loki guardaré tu secreto.

Ya no molestes.

Hoy en la tarde traere mis papeles a la Universidad y si la vida lo quiere así iré a El Congreso.





ElaBel

#2581 at Romance
#1293 at Otros
#240 at Humor

Text includes: amor y deseo, estudiante de universidad, jefe

Edited: 15.01.2019

Add to Library


Complain