El Congreso

Font size: - +

Capítulo 3

Cassidy Moore Díaz

Hoy es el gran día.
Hoy estarían los nombres de las personas que han ganado la beca para poder asistir a las conferencias estoy muy nerviosa, tanto que apenas pude pegar un ojo y si por primera vez en toda mi vida me levanté temprano de la emoción.

Escucho que llega un mensaje al celular y lo abro:

Marcus❤
Hola Cassie🌹
Pasaré por ti en 5min.
No se por que estas despierta desde tan temprano
Hablaremos señorita.


Sonrío como niña pequeña al leer su mensaje y decido responder.

Cassidy💖🌹
Hola baboso
Estaba y estoy  nerviosa por los resultados de la beca para las conferencias.

Marcus❤
Babosa tú
Sal afuera, he llegado
Y sobre la beca te tengo una sorpresa corazón.


Cassidy💖🌹
Tú lo serás Marcus😜
Ya voy! espera no me tardó!

Bajo rápido las escaleras de la casa y como si fuera mi día de suerte, hoy no caigo contra el suelo me despido de mi mamá, mis abuelos y mi prima. Abro la puerta de la casa, Marcus se encuentra ahí parado con un gran cartel que por cierto se nota que lo hizo antes de venir por la poca creatividad que hay en el, unas letras grandes que dice "Felicidades babosa nos vamos juntos" con pequeñas flores y corazones, nos es hermoso el cartel pero que venga de él lo hace único. Sonrío desde dónde estoy, cayendo en cuenta que pase la prueba y voy a Turquía con él.

Sin pensarlo dos veces me lanzó sobre él a abrazarlo dejando  besos por todo tu rostro mientras el ríe, hasta que beso sus labios y me quedo estática mirándolo a los ojos puedo ver que a través de ellos me pide permiso para profundizar el pequeño roce y sin más lo hace, es un beso tierno y torpe de mi parte pero a él no parece importarle. No hasta que nuestra linda burbuja se rompe por culpa del abuelo que está en la puerta mirando serio lo que acaba de pasar.

-Chico si quieres seguir viendo a mi nieta tendrás que pedir permiso, se que no serías capaz de dañarla pero ya  no confío en nadie. -lo mira serio mi abuelo y se de que habla con lo que dice-. Así que... si quieren salir antes pides permiso y tu señorita, también.

-No se preocupe señor cuidare bien a su nieta y esto que vio no va volver a  pasar -dice tranquilo, yo me bajo de él sonrojada por tal cosa que pasó, acomodo mi blusa alzando el cartel que había caído al suelo por mi efusividad.

-Yo... lo siento abuelo, no sucederá de nuevo. -muerdo mi labio inferior y alzó también mi mochila que había caído al suelo-. Nos vemos en el almuerzo abuelo. Adiós.

Bese la mejilla de mi abuelo para luego subirme al auto donde ya estaba Marcus, el actual arranco y manejo directo a la Universidad. El trayecto fue tranquilo y sin intercambio de palabras algo que me incómodo ya que el diría algo.

Ósea fue nuestro primer beso y el pendejo no dice nada!!

Tranquila, quizá no quiere incomodar.

¿tranquila? Y una papaya Cass. Lo mato por hijo de la fruta.

Es inútil pelear contigo Conci.

Inútil! Él! Y no me llames Conci, bye.

Suspiro después de una pelea conmigo misma y veo que ya estamos en el estacionamiento de la Universidad, bajo del auto sin decir nada y me encaminó hasta mi clase ya que no tengo que ir a informaciones para ver el resultado, pues ya lo sé.

Esperaba que él por lo menos se acercará y dijera algo, pero creo que decía la verdad cuando dijo no iba volver a suceder antes de entrar al aula suspire y entre encontrando a mi amiga como siempre leyendo.

-¡Felicidades! Sabía que lo lograrías. -se abalanzó sobre mi como un Koala dejándome sin aire-. Ya sabe Marcus de esto o ¿no?, por tu cara se me hace que lo viste pero no fue tan bien.

Asiento y correspondo a su abrazo tan lleno de cariño, compresión y otras cosas más.

-Marcus... él y yo nos dimos un beso. -susurro lo último bajo sólo para que ella escuche, está me mira extrañada y luego salta de alegría.

-¡En hora buena! -sonríe como el gato de Alicia en en país de las maravillas-. Espera, no logró entender por que estas así... si acaban de darse un beos ¡Cass!.

Ruedo los ojos y niego sentándome en una silla a lado de ella.

-Marcus me trajo hoy a la Universidad, paso por mi...

No pude continuar con el relato ya que entró el licenciado de contabilidad de costos comenzando a dictar la materia y diciendo muchas cosas que apenas pude captar algo sobre el Estado de Resultado y que teníamos que hacer una presentación respecto a ello. Al salir le conté a ella con lujo de detalles desde los mensajes hasta cuando él dijo que no volverá a suceder señor, Leah se molesto pero luego dijo que era mejor olvidar y que quizá luego hablaría el conmigo.

-... y como te decía mamá dijo debería ir, ¡Cassidy Moore Díaz! -grito Leah mirándome sería-. En que demonios piensas, estas en la luna desde que llegaste.



ElaBel

#2543 at Romance
#1292 at Otros
#242 at Humor

Text includes: amor y deseo, estudiante de universidad, jefe

Edited: 15.01.2019

Add to Library


Complain