El corazón manda

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12: Kaden

Después de dejar a Cam en la escuela llego al restaurante de mi padre para ver a Sadie, ella me llamó y me dijo que viniera a verla porque tiene algo importante que decirme, así que antes de ir al hotel vine para acá.


Me bajo del auto y entro al restaurante. Me sorprendo cuando repaso las mesas y veo que no hay nadie. Siempre está lleno desde que abren, es uno de los mejores restaurantes de la zona después de todo.


Voy a la oficina de Sadie y cuando voy a tocar la puerta me detengo y escucho la voz de mi padre, pero no logro entender bien qué es lo que dice. Toco la puerta y es él quien abre.


-Kaden, pasa. _Se hace a un lado y cierra la puerta cuando  entro. -¿Cómo estás hijo?


-Bien papá ¿y tú cómo estás? _Pregunto mientras voy donde Sadie está sentada detrás de su escritorio y le doy un beso en la mejilla, luego me siento en una de las sillas que están frente al escritorio.


-Bien hijo, en realidad estoy más que bien, estoy feliz. _Sonríe, pero luce nervioso y le lanza miradas a Sadie a cada rato.


-Kaden, mi niño, te pedí que vinieras porque tu padre y yo tenemos que decirte algo muy importante. _Empieza a decir Sadie. Frunzo el ceño cuando mi padre camina hacia ella y la toma de la mano. Ella le sonríe tiernamente y vuelve a concentrarse en mi. -Sabes que te quiero como si fueras mi hijo. Desde que te conozco me has parecido un hombre excelente y noble a pesar de lo que dicen los medios. Te conozco y me siento afortunada por eso tanto como me siento afortunada de haber conocido a tu padre. _Mi papá le sonríe y sólo le falta tener corazones en los ojos como en las caricaturas que ve Cam.  Esa sonrisa y la manera de verla me indican por donde va todo esto.


-Sadie y yo estamos juntos. _Dice de repente mi papá. Sí, eso es lo que sospechaba. Los dos me miran fijamente esperando mi respuesta con tensión, imagino que están así por mi madre, pero ella está muerta y mi padre tiene derecho a ser feliz de nuevo.


-¿Desde hace cuanto están juntos? _Les pregunto sólo para incomodarlos un poco. Mi padre luce un poco pálido, abre y cierra la boca varias veces, suspira y dice:

P
-Hace un año y medio. _Levanto mis cejas por la sorpresa, pensé que llevaban unos meses. Empecé a sospechar que tenían algo hace como cinco meses, antes de irme a la gira.


-Di algo Kaden, ¿qué te parece? _Presiona Sadie, quien ya no sonríe.


-Bueno, ¿qué puedo decirles? Yo estoy un poco sorpr…


-Queríamos decírtelo porque hemos dado el siguiente paso. _Me interrumpe mi papá. -Anoche le pedí a Sadie que sea mi esposa y ella aceptó. _Él le da un beso en el dorso de la mano que tiene sujetada y ella recuesta su cabeza en él. Me levanto y voy hacia mi padre.


-Felicidades papá, estoy muy contento por ustedes. Sadie es una mujer excelente y creo que no pudiste escoger a nadie mejor. _Lo abrazo y él dura un poco en corresponderme, pero después reacciona y lo hace.


-Gracias hijo, gracias por comprendernos y apoyarnos. _Me susurra al oído. Nos soltamos y voy a abrazar a Sadie.


-Felicidades Sadie, espero que seas muy feliz, lo mereces. _Ella me abraza fuerte y se le escapan unas lágrimas. -Espero que esas lágrimas sean de felicidad. _Advierto.


-Claro que si, estoy muy feliz, ustedes van a ser mi familia y estoy muy contenta y agradecida por eso. _Llora un poco más y luego de unos segundos me suelta.


-Tú ya eres de la familia Sadie, aunque no te casaras con mi padre. Siempre has estado para nosotros y eso no lo olvidaremos jamás. _Seguimos hablando un poco más acerca de la boda y de como le va a Cam con Allison.


Hoy es el tercer día que Allison cuida a Cam. Ellos dos se llevan bien. Ayer en la tarde cuando llegué a la casa los encontré  dormidos en la sala. Allison sentada en el sofá grande y Cameron acostado con la cabeza en las piernas de Allison, ella lo sujetaba de la cintura con una mano. Sentí ternura cuando los vi.


Media hora después me voy para el hotel y paso la mañana haciendo música, escribiendo y arreglando las cosas para el nuevo hotel que voy a abrir en Las Vegas. Es un proyecto gigante y por lo tanto complicado, en especial porque ya tengo este hotel y porque mi carrera de cantante consume mucho de mi tiempo, pero quiero crear un imperio de hoteles y obtener dinero de eso, no sólo depender de la música, eso puede acabarse en cualquier momento.


Económicamente estoy excelente, fácilmente podría vivir con todos los lujos por el resto de mi vida sin volver a trabajar, pero quiero que Cameron y mis otros hijos, si es que llego a tener más, tengan un patrimonio estable.


De pronto suena mi celular con una videollamada de Emma Luxemberg, una actriz de la pantalla grande.


-Hola nena. _Saludo cuando contesto la llamada. -Creo que tienes problemas de conexión, no te veo. _Le digo, pues la pantalla está en negro.


-Hola mi amor. Tengo la pantalla tapada porque te tengo una sorpresa. _Dice ella con voz sensual.  Al escuchar su tono de voz le pongo toda mi atención.


-¿Una sorpresa? Me encantan. _Le digo con mi voz agravandose. Ella sonríe lascivamente.



Yarii Gómez

Editado: 11.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar