El cronista de Shálayim: La Historia del Reino. Parte I

Tamaño de fuente: - +

Capítulo V: La Ciudad del Reino Interino

Capítulo V
La Ciudad del Reino Interino

El 23 de septiembre del año 5762 se fundó, la primera honorable ciudad principal del H. Reino Interino. En el Centro y al Norte establecieron el Palacio del Virrey, el cual estaba hecho con la madera de los restos de uno de los grandes carromatos de guerra de Mikael I.

 

            La fundaron entre treinta y tres colonos y la viuda de Sir Mikael I, Lady Cathelyn du Borak, con la divisa “Plus Ultra”.

 

            En el extremo Norte estaba dispuesto el trono virreinal contra la gruesa pared de roca y granito, del tremebundo inframundo. Aquella Digna silla la llamaron “Lion's rest” o “El descanso del León”, pues sobre este acomodaba el virrey y anciano geronte Tom I. Era todo de ébano con acabado de oro.

 

            En el ornamentado cabezal estaba el Honorable escudo del Magno Rey de Reyes Malki-Tzedek y su tribu “Alabanza”. Era un bellísimo y gigantesco León Rojo de costado sobre sus cuatro patas.

 

            Los finos descansabrazos eran dos hermosas leonas, mirando hacia quien estuviera sentado, que nombraron a la de la diestra Lucy y a la siniestra Susan, a los pies sobre el escabel un tigre rojo. tenía grabado a soportes de los pies:

 

   “Hermanos y hermanas súbditos del reino, escuchad mis palabras: Soy el trono que está abajo, que sirve al trono que está en lo alto. En mi se sienta el noble que gobierna la tierra, por orden y gracia, representando al que gobierna en lo Alto”.

 

            En tal asiento le rodeaban todos los felinos de su Casa, de igual manera en los lados de las escalinatas había esculturas de oro de leones o felinos de acuerdo a las Casas y su rango de nobleza custodiando el camino sobre la Sala Virreinal de Audiencias, debajo de ellas en las catacumbas estaban los aposentos del virrey y su Familia.

 

            Así estaba dispuesta el ala norte del Palacio. En el extremo sur se encontraba la Sala de Espera y las oficinas de los diferentes encargados de la ciudad, allí se administraba la legislación, los impuestos y se imponía la justicia.

 

            La entrada del Palacio virreinal era por la parte Sur, allí estaban dos grandes esculturas de osos en las columnas de la puerta y dos leones sobre el dintel.

 

            Cuando el virrey Tom I salía del Palacio virreinal era llevado doquiera en la silla gestatoria. Cargado sobre los hombros de sus súbditos.

 

            El palacio virreinal estaba rodeado al Oeste por un pequeño bosque y al Este por una estepa. Cuando fue construido el palacio de Atlántida se celebró una asamblea para presentar a toda la corte.

 

            Las villas y pueblos circundantes se les exigió que tuvieron de doce concejales y un alcalde, aunque si era muy pequeña la comunidad se disponía como mínimo seis concejales y un alcalde.

Los Gerontes o Ancianos espíritus.

Lord Cat Tomás I Trigo White (que después adoptó el apellido Redvich) también llamado Don Tom I, Antiguo Príncipe de la Fieras. Es el padre de las Nobles familias de las Pantheras y los Leones atroces, antepasados de los actuales felinos. Fue nombrado Excelentísimo Virrey en la Nueva Ciudad de Reino Interino, era un gigantesco felino. Tom I reinaba entre todos los animales, súbditos de la nación de Animalea.

 

            Cat Tomás I Trigo White era Nieto del Gran Gato Catus Teobaldo I Félide sirviente de Bad-ness e hijo de Dark-ness cuando este violo a su madre Mawlë, Teobaldo I fue muerto por el bravo Sir Juan, el padre de Sir Tob I y Sir Tobías “Toby” el Gran Gobernante de los Caninos que apoyan a God-ness y que lucharon contra los bestiaris de Karpoforov I, licántropos, wargos y sus familiares los lobos. Combate efectuado en los albores de los Hijos de Ish e hijas de Isha, antes del primer caballero Mikael.

 

            Cuando Tom I renunció al Reino Oscuro y se convirtió en el Gobernante de los Clanes felinos y leónidas que apoyaron a God-ness. Su lema era:

   “Cuando el León ruge ¿quién no temerá?”

 

            God-ness le obsequio una hermosa e inquebrantable cota de malla azul celeste, muy fuerte y mágica, así fue como obtuvo las innumerables vidas que el excelentísimo God-ness le permitía tener, por eso la leyenda de que los felinos tienen más de una vida. Sir Tom I tenía la apariencia de un viejo y despeinado gato dicen los corrieron con la suerte de verle y no fueron masacrados en sus mandíbulas o garras.           Su tamaño era gigantesco, cuya gran altura de largas patas a sus hombros era de dos metros, diez metros de largo contando la larga cola. Sentado llegaba a medir los 5 metros.



Mayito33dc

Editado: 21.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar