El Demonio entre las páginas

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 24

Capítulo 24 El monstruo parte 2

Después de eso me fui a mi habitación cual niño castigado, quería salir de ahí , la convivencia se había vuelto una pesadilla ; trataba de evitar a Wolfgang lo más que podía , era tan extraño estar ahí , lo único que podía pensar era que en cuanto el invierno acabas

Cuando las capas de nieve dejasen de cubrir los caminos y las flores brotaran de la tierra yo me iría , no importa si no fuese a Folkcop con tal de no estar en Merks sería más que suficiente

Un día decidí ir al bar, no podía ignorar a Wolfgang por siempre ; aunque ahora teníamos una conexión extraña el me había salvado la vida y lo menos que podía hacer era ir a pedirle disculpas . Una vez ahí me detuve cerca de la barra debido a que Wolfgang no estaba solo, se encontraba hablando con una jovencita , no tenía más de 20 años

Era una chica hermosa de cabellos castaños y encantadora sonrisa . Wolfgang parecía tener el control de la situación , no sabría decir que le estaba diciendo pero funcionaba porque la chica lo miraba con toda su atención, por lo que entiendo alguien tendrá un buen polvo esta noche .Le hice una seña con la mano y me fui , alguien se divertirá eso es seguro

Mi noche se resumió en caminar por las nevadas calles hasta que el sueño me ganase, cuando eso pasó fui a casa y dormí

A la mañana siguiente desperté y no encontré a nadie en la cocina, por la curiosidad revisé su habitación para encontrar la puerta cerrada, cosa extraña porque siempre la deja abierta , decidí ignorarlo para desayunar . Antes de ir a la cocina fui a la puerta para recoger el periódico pero al verlo se me resbaló como si fuese mantequilla

En la portada estaba la foto de una chica desaparecida y no era otra que la chica de anoche, no podía equivocarme , en la foto tenía el mismo peinado junto con la misma encantadora sonrisa . De pronto escuche un sonido que me hizo saltar de golpe , de la escalera del sótano salía Wolfgang, el terrible hedor que siempre provenía de ahí se hizo dominante en toda la casa

Ninguno de los dos dijo algo, yo le daba la espalda fingiendo leer el periódico , mientras él subía las escaleras , cada peldaño hacia un ruido que me provocaba un pequeño brinco , de pronto una idea cruzo por mi mente, ¿será qué?. Con cautela me acerco hacia las escaleras que dirigen al sótano, donde ese espantoso hedor rodea él área

Llego al último escalón y me topo frente a frente con la puerta ; tardó unos segundos en tomar valor y abro , lo primero que encuentro es una cortina a unos pasos de distancia , el olor se hace cada vez más potente . Al deslizar la blanca cortina una gran punzada de olor me quema las fosas nasales haciéndome retroceder unos pasos, es simplemente repugnante

Debí aceptar ese hedor como una señal de que no debía mirar, no lo sabía pero frente a mi estaba la locura misma. Al hacerlo me encuentro una bañera , una llena de sangre y el cuerpo de la chica desaparecida, la veo ahí tendida con cortes en todas partes y los ojos muy abiertos como si me viera desde la muerte

Doy un brinco hacia atrás liberando un grito de horror , me golpeó con algo , al dar la vuelta de golpe está él ahí, justo frente a mi con cara de decepción

-Te dije que no entrarás Rob- y de pronto me da un golpe con su bastón en la sien que me deja inconsciente al instante

Desperté confundido con un dolor terrible donde fue el golpe, podía sentir como la tibia sangre me corría por la frente , estaba en el suelo boca arriba trate de levantarme pero estaba esposado a un termosifón y solo podía quedarme sentado . Frente a mi estaba Wolfgang en una mesita con un mortero triturando algo

-La curiosidad mato al gato querido amigo- trate de mantener la compostura

-Ellos tienen siete vidas - el suelta una carcajada

-Hasta el final rudo, eso es valiente - trague saliva

-¿Vas a matarme entonces?

-Me pones en un dilema, si no hubieses halado la cortina, no lo haría en serio, de corazón pero para tu mala suerte viste y Rob simplemente no puedo dejarte ir- la voz me empezó a temblar

-Eres tu, tu eres el que ha estado desapareciendo...

-Dilo rob- dijo retador

-Matan...

-¡Matando!, si así es , yo soy el asesino de Merks - se para y camina con el bastón hacia mí con paso lento- sabes Rob, yo crecí en una casa muy pequeña, tenía muchos hermanos y poco dinero

>>Mi padre, era un abusador, me golpeaba cada vez que tenía problemas en el trabajo y los tenía muy seguidos. De todos mis hermanos yo era el mayor, así que yo era su saco de boxeo- le empezó a pegar al termosifón con el bastón mientras hablaba- ¡ese maldito viejo, asqueroso , repugnante y abusador!- se detiene- pero de eso aprendí algo, de mi frustración por no poder defenderme, comencé a matar animales, palomas, comadrejas, perros , gatos de todo

>>El goce, la satisfacción era tan adictiva, era como el éxtasis instantáneo, me sentía invencible siendo el cazador y no la presa. Estaba listo para una más grande y cuando fui lo suficientemente fuerte, fui por el viejo, una noche cuando el viejo dormía en la silla, tomé un poco de nailon y…- hizo una pausa prolongada- puedes imaginar que paso, verlo temer, verlo indefenso, fue tan satisfactorio , si, si, si que lo fue



Vic Vicious

#3238 en Thriller
#1815 en Misterio

En el texto hay: misterio suspense

Editado: 01.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar