El designio de Amalia

Tamaño de fuente: - +

18. Eterna noche

Me siento idiota, no, soy un idiota. Ver el rostro de Winter lleno de lágrimas por mi causa ha sido... doloroso; no sé cómo explicar todo lo sucedido, tampoco me ha dejado hacerlo, joder soy un completo estúpido por esto. Celeste ha quedado muy afectada, no ha parado de llorar desde que Winter nos ha visto, solo balbucea cosas sin sentido y no para de repetir que perdió a su mejor amiga.

Todo comenzó el día en el cual la vi morder a Winter, entonces me di cuenta de que estaba frente a una leyenda, algo que los vampiros no creíamos que existía: una dhampiro, un hibrido entre humanos y vampiros.

El caso de Celeste y Fabrice es único, son mellizos por lo tanto su madre no ha sobrevivido al parto, ambos la mataron antes de nacer, una muerte horrible y dolorosa. Los dhampiros son usados por los cazadores como sus guías ya que poseen cualidades únicas que los difieren tanto de los humanos como de los vampiros, poco se sabe de ellos pero de lo que estamos seguros es que una simple bala vendita no puede matarlos como a nosotros.

Hemos estado investigando a escondidas sobre su especie, Celeste se ofreció para experimentar con ella mientras que Fabrice intentaba buscar una explicación para esa unión entre un vampiro y una humana, poco a poco nos hemos único más y más con Celeste, ella me llama la atención, causa confusión y curiosidad en mí.

No es humana, tampoco un vampiro, ¿Qué eres Celeste Andrade? ¿Por qué despiertas interés en mí?

La primera vez que nos cruzamos fue a nuestros quince años, ella me rastreo por un bosque mientras asechaba a un grupo de personas en una cálida noche de verano, estaba enfadado, sediento y no tenía el control de mi cuerpo, tan solo deseaba beber sangre fresca. Celeste llegó justo a tiempo, fue la primera vez en que la vi, sus ojos azules brillaban, se mostraban más fríos que nunca y su larga cabellera negra ondeaba con el viento.

Tuvo un rotundo cambio al conocer a Amalia, ya no era la misma cazadora fría y sedienta de sangre de vampiros que conocí; esa noche nos enfrentamos como ninguna otra, ambos salimos mal heridos pero no nos rendimos, juramos ser enemigos de por vida, entonces, ¿Por qué ahora estamos juntos?

Cada vez que nos encontrábamos por obra y gracia del destino, terminábamos en una horrible pelea e incluso ella estuvo a punto de matarme varias veces no obstante algo la detuvo, algo la ablandaba y me dejaba allí inconsciente. Muy pocas veces hemos hablado, esas charlas solo se trataban de lo aberrante que eran los vampiros para ella y los cazadores para mí.

Poco a poco fuimos forjando una relación extraña, una amistad rara podría decirse, Celeste solía atraparme por momentos e incluso yo la sorprendía en el campamento solo para fastidiarla, fue allí donde conocí a Daniel, donde entonces supe lo que planeaban con Amalia y en donde ella se encontraba. Durante mi adolescencia había olvidado a aquella pequeña que había sido capaz de sacudir mi corazón con una simple mirada, esa niña que con tan solo una palabra ya me hacía temblar.

Desde el momento en el cual la fui a buscar nada volvió a ser lo mismo con Celeste, el odio y resentimiento que habíamos alejado se esfumó cuando ambos supimos que Amalia era importante en nuestras vidas y cuando nos dimos cuenta entonces de los diferentes caminos que deberíamos tomar, el rey Maximillian quería una cosa para su hija pero los cazadores otra diferente.

El mentiroso y manipulador pase a ser yo, la salvación terminó siendo Celeste y ahora somos la perdición de Amalia. La princesa ha confiado en los cazadores más que en nosotros, no la culpo después de todas las mentiras que llegamos a decirle ella necesitaba un apoyo y los cazadores fueron su salvación, ellos le están enseñando todo lo que saben de cómo vencer a un vampiro, le enseñan cosas que jamás habría aprendido estando de nuestro lado.

Mientras que intentábamos descubrir más acerca de su especie algo paso, algo más que simple acercamiento, no sabría decir si es simple atracción o un sentimiento que se antepone a lo que siento por Amalia. He encontrado a Celeste una persona agradable y con buen sentido del humor, nuestros ratos juntos fueron llenos de risas y sonrisas, ¡Hasta Fabrice había aprobado lo nuestro!

Pero solo había un problema: Winter y mis sentimientos por ella.

La base, más de una vez, la mordí, más de tres veces, le cree ilusiones y ahora estoy saliendo con su mejor amiga. Para Celeste tampoco es algo fácil todo esto, Daniel le tiene cierto aprecio por parecerse a su antigua amante, no quiere lastimarlo, no desea hacerlo. Fabrice se encargaría personalmente de decírselo cuando estuvieran a solas.

Ha resultado ser una buena persona, el único inconveniente es el hecho de que apenas nos toleramos, es un cazador solitario, reservado y no le gusta estar mucho tiempo con las personas por ende él siempre se aparta del grupo y sigue su camino, pocas veces lo he visto hablar con Winter pero si lo he visto junto a mi prima, parecen entenderse en parte, son iguales después de todo: silenciosos y misteriosos.

Debo de admitir que me siento culpable, tan culpable como Celeste se siente. Me ha costado calmarla y hacerla entrar en razón, se ha quedado dormida llorando incluso, creo que ambos pasamos a ser los malos de la historia, le tengo pavor a las decisiones que tome a partir de ahora la princesa, una simple palabra suya y puede desencadenar hechos irreversibles tanto en nuestro mundo como en el de los humanos.



NaomiMili

#142 en Paranormal
#871 en Fantasía
#533 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, romance, drama

Editado: 18.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar