El Despertar

Tamaño de fuente: - +

Prologo

Rusia, 1734

Justo cuando se escuchó el cañonazo que daba inicio a la caza de los Nosferatu, Matthew y Blake Sullivan se encontraban en el bosque practicando nuevas técnicas para la guerra, pues hace unas semanas que la aldea estaba siendo atacada por lo que los aldeanos decían eran demonios, pero luego de unas investigation y cazar unos cuantos llegaron a la conclusion de que eran Nosferatu o en pocas palabras, como los describe el folclore (Vampiros) Muy parecidos a los humanos, casi imposible diferenciarlos, pues saben camuflarse mu bien entre la raza de los vivos. Sus debilidades son nulas pero entre ellas dos que son letales: Wild Daga (planta que sirve para inmovilizarlos y dejarlos inconscientes) y Una daga de oro que era lo único que podía darles muerte.  

Ambos hermanos estaban alarmados, pues les había cogido el tiempo. 

—¿Blake escuchaste eso?—preguntó Matthew asustado y mirando a su alrededor para ver de dónde provenía el ruido.

—Se nos ha ido el tiempo. La caza ha empezado.—dijo Blake alarmado e intentando recoger sus cosas.

Se escuchó un ruido más, pero este era el de la multitud acercándose. Enseguida se echaron a correr con el fin de salvar sus vidas pues si los encontraban allí era grande la probabilidad de que pensaran que ellos eran los Nosferatu que llevaban meses atormentando al pueblo.

Corrían como si sus vidas dependiera de ello, pues realmente así era.

Aquellas criaturas a quienes la multitud perseguía eran más astutas de lo que ellos pensaban, pues al ver a aquellos jóvenes corriendo por el bosque se les ocurrió un plan que sin duda salvaría sus vidas.

La multitud buscaba a dos Nosferatus y dos Nosferatus ellos le darían.

Matthew y Blake seguían corriendo sin siquiera mirar atrás. Ya casi llegaban a casa cuando dos hombres aparecieron de la nada.

—La caza deNosferatus a empezado, será mejor que huyan si no quieren ser confundidos. —dijo Blake tratando de abrirse paso entre aquellos dos hombres, pero parecían rocas.

Blake y Matthew retrocedieron un par de pasos mientras que se preguntaban con la mirada que sucedería ahora, pues el aspecto de esos dos no inspiraba nada bueno, y terminaron de convencerse cuando mostraron sus Colmillos y el color de sus pupilas cambiaron a un rojo intenso.

Ambos estaban más asustados que nunca, pues estaban en una situación peor que la de ser confundidos con Nosferatus. Se encontraba justo frente a ellos y éste podría ser claramente el fin de sus vidas.

La multitud se encontraba cada vez más cerca y enseguida los dos Nosferatus se abalanzaron sobre Blake y Matthew clavando sus Colmillos en el cuello de cada uno.

El proceso estába casi listo, solo faltaba el último paso, así que lo llevaron acabo. Les torcieron el cuello a ambos causando su muerte y finalmente el trabajo ya estaba terminado. Les dejaron allí tirados y en un abrir y cerrar de ojos se esfumaron.

Sambrish, 2009

Hoy, después de tanto tiempo Will volvería a casa, esto era motivo de celebración. La familia estaría nuevamente reunida.

—¿Adele ya está todo listo?—Preguntó Elenay con una gran sonrisa en el rostro.

Adele se bajó de las escaleras para dar un pequeño vistazo a la guindaleza que decía

"¡Bienvenido a casa papá!"

—Sí—respondió finalmente, dando su aprobación a lo que veía.

El timbre sonó y Elenay algo extrañada se dirigió a la puerta para ver quién sería.

El hombre del correo le recibió al otro lado de la puerta.

—Correo para.—dio una rápida mirada a la carta y finalizó diciendo. —Elenay Miller.

—Yo soy.—Respondió al instante. 
—Firme aquí.

Y así lo hizo.

Le dio las gracias al cartero y cerró la puerta. Enseguida se dispuso a leer la carta que portaba el sello del ejército. Toda la alegría que sentía rápidamente fue reemplazada por tristeza y para hacerlo más evidente dos lágrimas corrieron por sus mejillas.

Sus hijos le miraban expectantes, curiosos por saber qué había pasado. Una sola palabra fue lo que la boca de Elenay pudo articular y esto bastó para destrozar a toda la familia.

—Murió.



Simplementeyo03

Editado: 15.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar