El Despertar

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 14

Al pensar en aquella posibilidad a Matthew se le heló la sangre, pues esa era la única explicación a que ella se pudiese presentar ante Lucas. A pesar de no haber otra teoría valida, Matthew se negaba a creer esta.

—Ella no puede estar viva Blake, yo la mate con mis propias manos. —Dijo luego de darle vueltas al asunto una y otra vez en su cabeza.

—Más que nadie sabes que las brujas tienen muchos trucos bajo la manga Matthew.

—Lo sé, pero me niego a aceptar tu teoría, antes tengo que verla con mis propios ojos.

—Iré a dormir. —Dijo este al instante que se encaminaba hacia las escaleras.

En menos de un minuto Matthew se quedó completamente solo allí. Se fue a su habitación y miro por la ventana que daba directamente al cuarto de Adele.

No lo pensó dos veces y enseguida fue allí. Al llegar la cama estaba lisa, justo como la había visto hace poco, Se sentó en ella mientras que pensaba en los probables lugares a donde la hubiesen llevado; quien se la llevó o que le habrá pasado. Su cabeza estaba completamente en blanco, no podía encontrar nada que lo llevase hacia ella. Suspiro con cansancio y frustración al instante que tomaba su cabeza entre sus manos y decía en un susurro.

— ¿Dónde estarás Adele?

***

Adele entre abrió los ojos dándose cuenta de que todo a su alrededor estaba completamente oscuro, esta no tenía ni la menor idea de que le había pasado o donde se encontraba. Mientras ella estaba en aquel cuarto a oscuras se podía escuchar el cuchicheo de dos personas.

Aquellas voces se sentían cada vez más cerca. Alguien entro de golpe en la habitación y como si de reflejo se tratase Adele se impulsó hacia atrás arrastrándose en el piso. Estaba atada de pies y manos, un poco de claridad entro a la habitación al instante que la persona abrió la ventana.

Tratando de descubrir donde se encontraba Adele miro a su alrededor y todo daba vueltas, no podía distinguir muy bien a quien se encontraba frente a ella. Nunca antes le había visto.

—Karina, ya ha despertado. —Hablo la chica que se encontraba frente a ella.

Una chica de tés morena y cabello marrón se adentró a la habitación diciendo.

—Los Tampsis no tardan en venir, vuelve a dormirla, no nos conviene que sepa nada.

Luego de decir eso no le dieron tiempo a decir nada y enseguida cubrieron su nariz con el mismo paño y líquido haciéndola caer en un profundo Sueño.

***

Estaba a punto de amanecer, se podía ver la claridad asomarse entre las nubes y Matthew aún seguía mirando por la ventana, pendiente de cada movimiento que hiciera Lucas, tal vez estuviese dormido aun. Tomo su celular y vio que marcaba las 5:50

Miro nuevamente hacia la entrada de la casa de Adele y se percató de que Lucas salía con un abrigo negro y una capucha. Le dio ventaja y luego de que estaba en la esquina de la casa salió detrás de él siguiéndolo sin que lo notara.

Caminaron un largo rato y llegaron a una catedral en ruinas, Matthew podía recordarla perfectamente, pues allí fue donde conoció a esa sexy Nosferatu Karina, recordó las cosas que hicieron ahí y es que no había manera de olvidar dicho suceso.

Volviendo en sí, Matthew siguió a Lucas con la mirada y lo vio pararse frente a la puerta de la catedral, al parecer esperaba a alguien.

Espero un poco más detrás de un árbol, mientras que miraba cada uno de sus movimientos, no hablaba ni nada lo que significaba que Relevancia aún no estaba.

Saco su móvil nuevamente y el reloj marcaba la 6:30 vio a una mujer acercarse a él, no podía distinguir bien por la neblina del lugar, pero al llegar a la puerta pudo verla completamente y era ella, era Relevancia.

— ¿Trajiste lo que te pedí?—le pregunto ella y este sacó una foto de Adele.

Matthew no podía creer lo que sus ojos veían, eso era francamente imposible, pero al parecer la teoría de Blake es totalmente cierta. Relevancia está viva. Aunque sus ojos la estaban viendo, Matthew seguía negado a creer, pues aquella noche cubrió todos los cabos sueltos y no solo eso, sino que él mismo la vio morir.

—Empecemos, pero antes...—Dijo ella y se quedó en suspensión.

—Algo anda mal. —volvió a decir.

Al instante los huesos de Matthew empezaron a redoblarse. El dolor era tan fuerte que no pudo contener las ganas de encorvarse y gritar.

El dolor se detuvo y al abrir los ojos ella se encontraba frente a él.

—Matthew, que grata sorpresa.

Trato de enderezarse como podía, mientras que la escuchaba hablar.

—me alegra mucho volverte a ver, pero lamentablemente no eres bienvenido a la fiesta.

Aquel horrible dolor no tardó en aparecer haciendo que volviera a gritar y retorcerse en el suelo.

—Ya basta. —Hablo Lucas al verle sufriendo.

Dejo de producirle dolor a Matthew mientras que miraba a Lucas con el ceño fruncido, se giró nuevamente hacia Matthew mientras que decía.

—No te interpongas en mis planes Sullivan, o la pagaras muy caro.

Antes de que pudiera incorporarse se encontraba volando por los aires con dirección a la casa aventándose contra la pared al instante que algo filoso se le clavaba bastante cerca del corazón dejándolo básicamente inconsciente.



Simplementeyo03

Editado: 15.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar