El despertar de un imperio.

Tamaño de fuente: - +

Capitulo V

Capítulo V

Revelación.

 

 

Iñaki camina a escasos pasos de Constanza, la joven se dirige hacia su casa. Todo es caos, destrucción. Algunas personas permanecen sentadas en la acera bajo casas de campañas improvisadas, al fin llegan hasta la calle de su casa.

 

-No.-susurra Constanza-No hay nada.-dice cayendo de rodillas.

 

Iñaki corre hasta los escombros pero no hay rastros de sobrevivientes.

 

-Murieron todos.-dice un anciano tras él.

 

-¿Qué pasó?-pregunta Iñaki.

 

-Incendios, los peores que han visto mis cansados ojos. Las personas que estaban allí-dice haciendo una pausa.-Un matrimonio, quedaron atrapados.

 

Iñaki gira hacia Constanza al verla correr hacia las ruinas.

 

-¡Mamá!-grita entre lágrimas.-Papá-susurra jadeante al tiempo que Iñaki la detiene entre sus brazos.

 

En ese instante, los sentidos del joven se agudizan, siente una suave ráfaga de viento recorrer su nuca, una brisa cae sobre su rostro y la tierra en el horizonte parece vibrar entonces unos sujetos caminan hacia ellos. Son oficiales de policía, lucen sucios y sostienen una libreta entre sus manos.

 

-Algo sucede-murmura en el oído de Constanza.

 

-Mis padres Iñaki-comenta sin controlar el llanto-Mis padres-repite abatida.

 

Iñaki se incorpora, luciendo soberbio y poderoso, comprende el llamado de sus amigos por medio de los elementos.

 

-Debemos irnos.-dice Iñaki.

 

-Necesito verlos Iñaki, encontrar sus cuerpos, por favor.

 

-Cariño, no estamos a salvo. Debemos irnos, guarda silencio-puntualiza al tiempo que los hombres los abordan.

 

-¡Oigan! No los habíamos visto por aquí.

 

-Otro oficial tomó nuestros datos.

 

-Nombre.-interpele el sujeto.

 

Iñaki se siente extraño, todo en el ambiente emite algo que lo alerta.

 

-Trabajas con Farid.-dice Iñaki sin más.

 

-¿Disculpe?

 

-¿Cómo en cuestión de horas armó mortales como tú con sienita?

 

-Escuche usted está divagando, dígame su nombre ahora mismo.

 

-Iñaki,-susurra Constanza aferrándose a su brazo.

 

Aparecen más sujetos, usando gabardinas negras, son al menos veinte de ellos, los rodean a plena vista de los sobrevivientes de la región.

 

-Están del lado equivocado se los advierto.-comenta Iñaki protegiendo a Constanza con su humanidad.-Cuando te diga, saltas.-murmura hacia ella.

 

-¿Qué?-pregunta aterrada.

 

Los sujetos sonríen hasta que uno de ellos dice

 

-Necesitaremos una reina.

 

Iñaki enfurece y sus dedos se vuelven flamas

 

-Te atreves a tocarla y…

 

-No me asustas.-interrumpe otro hombre a su espalda.

 

Iñaki se retuerce de ira en el interior, las flamas de sus dedos desaparecen. Lentamente gira hacia el sujeto hasta verlo de frente.

 

-No eres rival-dice Iñaki mientras los jeroglíficos de su piel comienzan a brillar, el portal se abre y sin darle tiempo de reaccionar empuja a Constanza.

 

-¡Iñaki!-grita cayendo al otro lado del obelisco.

 

Las personas la miran con asombro, los observa presa del pánico y corre hasta la casa principal del lugar.

 

-¡Ketan!-grita su nombre una y otra vez hasta que al fin alguien la escucha.

 

-Pequeña.-dice Gadha.- ¿Qué haces aquí?

 

-Iñaki, está en peligro-dice jadeante, suda y lágrimas brotan de sus ojos.-Unos hombres…

 

-¿Constanza?-interrumpe Ketan.

 

La joven al verlo corre hacia él, sujeta sus manos con fuerza y dice desesperada.

 

-Es Iñaki, aparecieron unos hombres y…

 

-Lo sé.-dice colocando sus manos sobre sus mejillas.

 

-¡¿Qué?!-grita con enfado.

 

-Él estará bien, los demás han descubierto algunas cosas y se dirigen hacia donde Iñaki está. No te preocupes.

 

-No comprendes es que…

 

-Constanza escúchame…

 

-¡No! Esos hombres-dice furiosa y totalmente desequilibrada-Uno de ellos dijo algo de una reina-añade-Eran demasiados.

 

-¿Netprhys?-pregunta Gadha en un susurro.

 

-¿Qué?-dice la joven.-No lo sé, buscan una reina o a la reina ¡me importa un carajo! Iñaki…

 

-Neftis, esposa de Suty a como le conocen.-comenta Ketan.

 

-Seth-dicen al unísono los dos egipcios.

 

-¿Qué vamos hacer?-interroga Constanza visiblemente nerviosa mientras se deja caer en la silla más cercana.



Grace Santos

#6972 en Fantasía
#1849 en Ciencia ficción

En el texto hay: magia, romance , mitologia

Editado: 22.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar