El destino de los guardianes - Kathrinna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 17 - Preguntas sin respuesta

Edsamul, SL XXIII – 267 Anum 21.

A mi más estimado y querido amigo Ardulan.

Ha pasado mucho desde la última vez, a pesar de tus advertencias atacamos la base de los cultistas y salimos victoriosos. Al menos por poco. Me impactó mucho el ver que a pesar de todas mis creencias, los guardianes decidieron tomar cartas en el asunto, supongo que están alertas ante los nuevos cambios y es algo que realmente les preocupa.

La caja sigue sin abrirse, ni siquiera ellos lograron hacerlo, sí, me refiero a los cultistas, temo utilizar la llave que me fue entregada para tal fin, no quiero traicionar la confianza de Kathrinna, aunque eso es otra cosa que cada vez me preocupa más, realmente no la conozco… he llegado a la conclusión de que no sé quién es ella realmente, sólo conozco su versión de la historia, y aquellos que parecen haberse topado con ella, realmente tienen información muy difusa. Desde que la conocí me pareció una Vampira muy amigable, siempre he creído que es algo único de su personalidad, pero ahora me preocupa el hecho de que jamás había conocido a un vampiro que obrara de tal forma, ni nunca alguien que me mencionara a uno que lo hiciera, ¿es posible que me esté mintiendo? ¿Qué todo sea una fachada para lograr algún fin? ¿Pensó tal vez que de esta manera encajaría mejor en nuestra sociedad, en mi corazón, en mi mente? ¿Esa actitud de siempre apoyarme es sólo un acto muy bien hecho para lograr que la acompañe hasta su destino?... pero lo cierto es que salvó mi vida, arriesgó su propia misión para salvar mi existencia, no sé si conoceré la verdad al llegar a nuestro destino, el futuro cada vez es más difuso, Oh! Amigo mío, qué debo hacer… todo a mi alrededor es confuso, siento que nadie me dice la verdad, me siento solo, cómo confiar en personas que realmente no conoces, quizás Nom, Fiona y Victoria sean los únicos reales, ¿qué tendrían que esconder?... la veo, en sus ojos rojos, a veces brillan al mirarme, y sé que los ojos de los vampiros sólo se iluminan cuando tienen sed de sangre, pero otras veces, son tan apacibles, me pierdo en su mirada cautivadora, como si ya me hubiera hechizado, es una chica tan compleja que no sé si logre entender qué es lo que realmente pasa por su mente. Te lo contaré si logro verte de nuevo.

He encontrado una esfera de cristal, me ha mostrado varias cosas, pero no logro controlarla, es como si sólo me mostrara lo que ella quiere que vea. No entiendo cómo funcionan estas cosas, quizás tus amigos hechiceros puedan darme algún consejo de cómo utilizarla.

Para terminar, te cuento que los elfos oscuros han prometido abrir el portal nuevamente, hay un sello mágico enorme construido aquí en la base de los cultistas, dicen que tendrá el poder suficiente para llevarnos hasta Sagaddya, ¡es una gran ganancia de tiempo! Ganaremos por lo menos 2 semanas de viaje. Espero que los mensajeros puedan darme más apoyo, pero no quiero que derrumben todo lo que he hecho, la única verdad la conoceremos cuando lleguemos hasta quien recibirá la caja, estaré vigilante, todo me dice que confíe en ella, pero es como un extraño instinto que me dice… no todo es lo que parece.

Con gran aprecio

Egios

Egios termina de amarrar su carta y la guarda entre su diario, algunos guardias se han quedado en las ruinas ayudando con el proceso de recuperación de objetos importantes y recolección de información, una caravana con los heridos y un primer grupo de objetos se mueve de vuelta a Tahnarav. Egios, Kathrinna, Fiona y Eldwin viajan con ellos, su meta es ver que ha ocurrido en el pueblo, saludar a Victoria y Nom, descansar un poco y volver a las ruinas cuando Sevara tenga listo el portal para viajar hacia Sagaddya.

Egios no puede dejar de pensar en Kathrinna, después de todo lo que ha pasado, ha llegado a la conclusión de que no sabe quién es ella, toda su actitud es tan distinta a los vampiros que ha conocido, de los que ha leído, quizás es aún demasiado humana. ¿Por qué confía en ella? ¿Qué lo lleva a hacerlo? Confiamos en otras personas porque sabemos la forma en que van a actuar, ya sea porque los conocemos de tiempo y hemos visto cómo se comportan, o porque tenemos referencias de otras personas que los conocen y en las que confiamos. Desde este punto, todo parecería encajar, Barthum, un viejo conocido de Egios, claramente no enviaría a cualquier persona a su puerta, es bastante precavido con la información que da y más aún después de los problemas que el mismo Egios tuvo hace algún tiempo, pero nunca habló con Barthum acerca de Kathrinna, nunca recibió una carta de su mano recomendándola, sólo la palabra de ella y su nombre. Pero ciertamente, a través del tiempo que han pasado juntos todo lo que ha hecho sugeriría que es una persona confiable… ¿o no es así? Que pasa de aquello que no puede ver, aquellos paseos nocturnos, negados por ella pero que algunos tenían la certeza de que tuvieron lugar, incluso Nom, a veces parecía callarse algo y ¿era la visión mostrada por la bola de cristal verdadera?, jamás había visto una esfera que pudiera alterar las memorias, aunque claramente alguien pudo haber montado un acto para hacerla parecer real. Que había entonces de su pasado, no hay nadie que la conociera de antes de encontrarse con ella, ¿a quién podría preguntarle referencias? En algo estaba seguro, esa caja realmente llevaba algo importante, de lo contrario no tendría una seguridad tan alta, y si eso era verdad, no se la habían entregado a cualquier persona. Jeon siempre insistió que ella no era lo que parecía ser, ¿pero por qué creerle a un manipulador?... no lo haría, de no ser por las cosas que él mismo había visto, ese pergamino… reaccionó a su mano, si ella no supiera que tenía afinidad mágica, seguramente se hubiera asustado, pero lo tomó con mucha naturalidad, como de alguien que se equivoca, no de alguien que descubre algo nuevo. Había perdido su anillo carmesí, tomado por órdenes de la capitana bajo objetos incautados, considerado peligroso aun cuando le había dicho que era un regalo de su amigo, sin embargo, pudo esconder el anillo de Jeon que curiosamente cuando lo llevaba puesto parecía permitirle acceder a las visiones de la esfera de cristal, por otro lado, no sabía que debía hacer para que éste invocara la armadura que guardaba en su magia.



Yohiner Moreno

#6957 en Fantasía
#3922 en Thriller
#2222 en Misterio

En el texto hay: misterios y leyendas, magia, epico

Editado: 13.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar