El diario de Jack

Tamaño de fuente: - +

Episodio 20: Ansias de salud

Metro, ciudad del norte (6:30)

Jack: -escribiendo en su diario, lo cierra- eh… -mira a su alrededor y nota que llego a su destino, baja del tren- uff, nueva ciudad, tal vez será mejor para mí, no creo que nadie me extrañe en la otra ciudad -sonríe despacio y sique caminando por la nueva ciudad- Mm…

*caminando en la ciudad Jack pudo ver reflejado en un espejo el reflejo de aquella chica que lo metió en aquel embrollo, pero ella se dirigía a un callejón con destino a un burdel aun abierto y la empezó a seguir muy sigiloso*

Viuda negra: -abriendo la puerta la deja juntada-

Jack: -entra al burdel y mira todos que las luces están prendidas, pero no hay chicas y en el escenario esta ella, sentada mirando al suelo y alza la mirada sin decir nada- vengo por la cura      -suspiro al ponerse la mascara y las garras-

Viuda negra: -sonríe mirando a Jack- lo siento, creo que utilice el veneno mas letal en ti y mi antídoto más fácil de seguir no funciono -le quiña el ojo- quieres tener el otro -se alza la falda mostrando su pierna y una botella con un líquido- pues, debes ganártelo Jack -baja del escenario acercándose a Jack- ¿qué piensas hacer?

Jack: -mirando sin expresión- ¿realmente quieres mi respuesta? -saca una pastilla y la toma- necesito el antídoto -de un garroso le corta el vestido y coge el antídoto- no me interesa tu otra propuesta -guarda el antídoto-

Viuda negra: -en ropa interior sacando su daga- hay Jack que atrevido, no sabia que te gustaba tanto ver a las mujeres en ropa interior -sonríe sonrojada intentando apuñalar a Jack sin éxito-

Jack: -suspirando esquivando los ataques de la viuda negra salto a una mesa y veo una pequeña tetera y sirvo en una taza de té- me esperas, creo que es hora del té -empieza a tomar té y suspira tirando todo al suelo saliendo del lugar- adiós, bella dama

Viuda negra: -sonriendo con la daga en la mano y ropa interior- te matare si no puedes ser mío Jack -clava la daga con fuerza en la pared-

*Jack con el antídoto en las manos, busca regresar a casa, pero una mala noticia le llegaría, un carril que se malogro demorara su vía de trasporte y demorara en ver a su amada pronto*

Casa de Sarah. (2:00 P.M)

Sarah: -mirando a la ventana- Lulu, no hay noticias sobre Jack? -suspira alejándose de la ventana sentándose a su cama- desearía que si

Lulu: -mirándola con inseguridad- sí, me informaron que el amo Jack, se fue a la ciudad del norte y que hace unos días, la estación estará en mantenimiento, el único modo de llegar seria ir en carruaje, pero demoraremos 3 días en llegar por el camino con peligro de ser asaltados por ladrones

Sarah: -abre su armaría mirando sus coloridos vestidos y coge una caja de madera donde escondía una daga de filo entrenzado y lo guarda entre sus vestidos- sí, vamos, no pienso dejar a mi prometido en una ciudad nueva, con esa mujercita que trata de robármelo -traga saliva- sobre todo si puede morir por el veneno

Lulu: -sonríe despacio- si señorita Sarah, usted lo ha dicho

*hacen los preparativos suficientes para el viaje y suben a la carroza, pero son interrumpidas por Frederick y el se une al viaje, a 2 días de llegar en medio del camino 4 polizones parar a los cabellos*

Bandidos: ¡bajen de la carroza y nadie saldrá herido! -bajando a Frederick y a Lulu- ¿son todos?

Frederick: hay una chica mas adentro, pero ella se sienta algo mal, déjenla

Lulu: si, déjenla, ella no puede estar en situaciones así -mirando al suelo-

Bandidos: -mirando a Lulu- Mm… suponemos que nos darán todo y a quien deseamos, bajen a la chica… y ustedes ni se muevan, están siendo apuntados por los mejores tiradores, ¡a el menor movimiento y pufs! sesos por todos lados – bajan a Sarah y la dejan en el suelo- Mm… que hermosa chica, parece no ser de por aquí                     -mirándola de forma morbosa porque no se le notaba mucho el vientre- que dicen, matamos a este idiota y hacemos lo que queremos con estas dulzuras -sonriendo pervertidos-

Lulu: ni se atrevan, no los dejare -la golpean-

Bandido: cállate

Frederick: -metiendo su mano al bolsillo- malditos

Bandidos: -acercándose a Sarah, intentando manosearla sienten la daga en un lado de su vestido- que demonios… -es apuñalado en el cuello rápidamente por Sarah y cae retorciéndose mientras muere desangrado-

Sarah: -bañada en sangre con la daga en mano- n-nadie, absolutamente nadie, es digno de tocarme, excepto Jack! -los bandidos le apuntan-

Bandidos: -sorprendidos- ¡está loca!

Frederick: no mereces seguir de pie -saca su revolver y le dispara repetidas veces la entre pierna a uno de los bandidos perforando sus intestinos, cae de rodillas y cae muerto-

Lulu: -se para y coge al penúltimo bandido, susurra a su oreja- sabes, recordar que casi fui victima de un violador es repugnante, olía a alcohol igual que tu -saca un cuchillo de mantequilla y se lo clava en el ojo- cuando el señor Jack me salvo de aquel infierno, supe que es amar a alguien de verdad, pero también el amor verdadero dura si es entre dos -planta mas profunda el cuchillo traspasando completamente su cerebro chocando con su cráneo por dentro- adiós  – lo deja caer con fuerza haciendo una perforación por dentro con el cuchillo de mantequilla-



Mr-bonnie

Editado: 28.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar