El diario de la abuela Carlin

Tamaño de fuente: - +

PARTE 8

09 de Octubre de 2018

No puedo creerlo, Mr. Diario.

Es que no puedo.

Verás, vengo a contarte algo que estuvo a punto de provocarme un ictus, me hizo envejecer cinco años y me sacó canas por sobre todo el tinte rubio cenizo de mi cabello. Vale, vale, te cuento desde el inicio.

Regresé al gym.

Sí, así como lo lees. Regresé al gym.

Pero esta vez, le dije al bastoncillo de caramelo que él tenía que entrenarme. Me dijo que sí, ¡iba a entrenar conmigo! Comenzamos a eso de las diez de la mañana y ¡uf! Aquí si me sentía inspirada, toda una Michelle Lewin de pies a cabeza. Todos aquellos hombres que habían dormido en mi sala me estaban rodeando ayudándome a levantar aquellas pesas.

¡Uf! ¡Era el cielo, Mr. Diario! ¡El cielo!

—¿Cuándo haremos otra fiesta en su casa, señorita Lydia? —me preguntó el joven que había conocido en la discoteca el otro día. Un amigo del bastoncillo de caramelo que me encontré antes de entrar al local cuando me dio un cigarrito de especias misteriosas.

Me dijo que se llamaba Calvin y yo le dije que no podía confiarme de un hombre que tiene nombre de calzoncillos, él se carcajeó y nos hicimos amigos.

—Cuando a mis hijos se les pase la mala leche. No les gustó nada lo del estríper.

—¡Uf! Qué mal —exclamó el muchacho, acomodando su melena rizada hacia atrás—. Porque se gastó una buena pasta en ese policía.

—¿Yo lo pagué? —Todos asintieron.

—Usted pidió un jardinero pero le dijeron que solo tenían un policía y un albañil, entonces gritó que ni de coña quería a Bob el Constructor en su casa y que enviaran al policía. —Lo miro fijo, igual que a cada uno de aquellos rostros angelicales y pectorales sudorosos.

¡Ay caray! Con lo que vale una hora de estríper ¡Y yo que no me acuerdo de nada!

Definitivamente ese cigarrito sí que tenía algo muy misterioso porque no recordaba nada, Mr. Diario, nadita de nada. Y lo que había hecho, bueno, también lo hubiese hecho sobria pero qué importa ya.

—¿Y lo disfruté? —les pregunté, esperanzada.

—El que lo disfrutó fue Gabriel. —Todos se rieron y el angelito se sonrojó.

¿Gabriel?

¡STOP!

¿Qué?

¿Quéeeee?

¿Qué es lo que acababa de escuchar?

—¿Cómo?

—Gabriel lo disfrutó a él, en su piscina. —¿Gabriel? ¿Gabriel, mi angelito?

Todos se carcajearon y el ángel Gabriel les dijo que todos volvieran a sus rutinas porque los músculos no se trabajaban solos.

Y ahí me lo dijo. Sin tapujos, sin vacilación.

El angelito Gabriel ¡Era gay!

Y es que de angelito no tenía nada, porque se entregó al fornicio con mi policía estríper en la piscina de mi casa. Mi propia casa. Con el policía que yo misma pagué.

Ay madre ay madre, que me daba el ictus.

El bomboncito le daba al otro bando y yo aquí, imaginándomelo desnudo para mí solita.

Uf, que ya me voy sacando de la cabeza tanto cachondeo con el no tan ángel Gabriel.

—¿Y sí ha hecho efecto el muñeco vudú que enterramos en su jardín? —Ya estaba comenzando a hiperventilar cuando escuché eso y de pronto, todo de lo que me había enterado pasaba a segundo plano. Miré a aquellos hombres con completa curiosidad y pregunté:

—¿Qué muñeco vudú? ¿De qué estamos hablando?

—El que hicimos con ayuda de Youtube —Habla otro de los chicos—. El que dijo que se llamaría Joaquín porque de funcionar aquel semental terminaría en su cama. Calvin, te dijimos que no le dieran mucho cigarro especial a la señorita Lydia ahora ya ni se acuerda y no sabremos si funcionó.

—¿Qué yo hice qué?

—Yo dije que no iba a funcionar. —Habla el sujeto con el nombre de calzoncillos.

—¿Esperen? ¿En qué jardín?

—El de su casa.

Y corrí a mi casa, porque a esta hora Joaquín ya debía estar en aquel jardín sembrando las rosas, porque de ser cierto no podía ver el bendito muñeco de vudú que tenía su nombre ¿Qué iba a pensar de mí? Cuando lo vi ahí apenas sacando las plantas para pasarlas a la tierra, corrí en su dirección y me apuré a decir:



Roxana Aguirre

#800 en Otros
#194 en Humor
#1766 en Novela romántica
#392 en Chick lit

En el texto hay: humor con chicas, humor comedia risas, abuelitas locas

Editado: 04.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar