El Diario de una Sobreviviente- Parte 3

Tamaño de fuente: - +

Día 959

Aaron y Enid estaban encerrados en una de las cabañas al cuidado de Sarah. Ella no los conocía, pero sospechaba que venía de Alexandria.

Cyndie trataba de decidir qué hacer con ambos intrusos. Habían matado no solo a su matriarca, su líder, sino que también a su abuela. Ahora la responsabilidad de su comunidad le correspondía a ella. Ella estaba dolida, por lo que pensaba que su abuela tenía razón al querer matar a todo extraño que se acercara. Pero tenía un conflicto en su interior, porque tampoco quería ser una asesina, pero quería venganza.

Enid le dijo a Sarah, a quien nunca había visto en su vida, que se sentía mal por haber hecho lo que hizo; sin embargo, si se trataba de salvar a sus amigos lo haría de nuevo sin importar las consecuencias. Natania los iba a atacar y ella solo reaccionó por instinto, como defensa. Sarah entendía ese sentimiento, pero también sabía que Cyndie no lo entendería así. Aun así, ella trató de interceder por los dos extraños.

- No me vas a convencer, Sarah. Ellos mataron a mi abuela -dijo con resentimiento y deseos de venganza.

- Te entiendo, pero si queremos mejorar este mundo debemos ser mejores que los demás -ella no dijo nada-.  Sé que estás dolida, pero es momento que como líder empieces a ser la deferencia entre tú y tu abuela, haciendo lo correcto.

Las palabras de su amiga, la dejaron pensando por un tiempo. Sarah regresó a su puesto exasperada. Soltó un gran suspiro y luego vio a los prisioneros. Ambos la miraban de vuelta. Quería preguntarles cómo estaba Daryl, quería saber si estaba bien, pero si lo hacía se exponía a que alguno le dijera algo. ¿Qué podía hacer? ¿Valía la pena arriesgar lo que tenía por una respuesta?

- Escucha -dijo Enid-. Tienen que dejarnos ir. Nosotros solo queríamos hablar con ustedes.

- ¿Para qué?

- Necesitamos ayuda.

- ¿Ayuda? ¿Para qué?

- Los Salvadores. Sabemos que nos guardan rencor por la última vez que estuvimos aquí y por lo de anoche. Estábamos desesperados y Tara solo quería ayudar, pero ella se arrepiente de lo que hizo. Sé que tienen miedo, nosotros también teníamos. Perder nuestro hogar, lo que hemos construido, pero si lo defendemos de esos abusivos, juntos -recalca- podremos ganar algo mucho más valioso.

- ¿Quieren pelear contra Los Salvadores?

- Sí.

Sarah no dijo una palabra. Solo podía pensar en que Daryl estaría en peligro. Tomar esa decisión era algo arriesgado. ¿Cómo se les ocurría siquiera pensarlo?

- Ya los combatimos una vez casi ganamos.

- ¿Qué? ¿Casi derrotan a Negan?

Sí.

Enid reaccionó cuando escuchó su nombre. ¿Ella lo conocía? ¿Cómo era eso posible? De haber sido así este lugar también estaría bajo su control, pero era evidente que no era así. Entonces, ¿cómo?

- Nunca mencionamos su nombre -replicó la joven. Sarah, se alarmó.

- Lo sé -no le quedó de otra.

- Entonces...

- No importa -ella la interrumpió-. Hice lo que pude por ustedes. Cyndie vendrá en un momento con su decisión.

No le dio a Aaron decir una palabra antes de irse.

- Gracias Enid.

- Ella lo conocía. ¿Y si está de su parte y solo engaña a esta comunidad?

- No digas tonterías.

- Es posible.



BriiWrites

#2606 en Novela romántica
#1234 en Otros
#138 en Aventura

En el texto hay: zombies, romance, accion

Editado: 08.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar