él, el amor de mi vida

Tamaño de fuente: - +

3: comienzo desde 0

 

 

 

 

8 años despues

-¡alexander, ayudame con esto!-gemi bajito y me levante de la cama, estaba teniendo un sueño tan bonito. quien me hablaba era xander...mi novio se llamaba igual que yo, era una locura pero me hacia gracia, cuando nos presentamos en la boda de jessica, fueron nuestros nombres los que nos hicieron comenzar a hablar mas seguido y aqui estamos 5 años despues eramos una hermosa pareja que se estaba mudando-cariño-xander beso mi mejilla sacandome de mis pensamientos-lleva esta caja al auto y esperame alli, solo falta quitar las cortinas.

estaba enamorado, este cambio a mi vida era necesario o al menos eso creo nos estabamos devolviendo a mi ciudad porque xander acepto una oferta de trabajo alli, por extraño que parezca volver no me lastima en lo absoluto, incluso me gustaria hablar con los chicos, ellos se quedaron en la ciudad luego de su luna de miel, Armin estaba comenzando un negocio y le iba bastante bien por lo que me contaba jessica, le pregunté por Erick solo para lastimarme un poco pero al parecer nadie sabe de él...decir que no me preocupa sería mentir, por mal que hayan terminado las cosas, fue mi amigo durante años como para no preocuparme. Cuando pienso en él ya no me duele el corazón, le quiero si pero no pasa de eso.

-tenia pensado en vez de estar en el departamento podríamos tener una casa cerca de mi trabajo-xander me sonrió al volante, a veces me iba tanto en mi mente que me perdía lo que sucedía en la realidad- no te ves muy contento, sucede algo?

-no, es que estoy un poco nervioso por volver, es todo-le sonreí y bese su mejilla-podrismos pasar por un helado en el camino, tengo antojos dulces-le sonríe moviendo mis cejas de forma graciosa.

-pondre la sirena de un novio embarazado-despues de eso nos reímos todo el camino haciendo bromas. Me afirme en su hombro intentando no entorpecer mientras conducía. Una casa, sería más acogedor que un departamento, incluso si viviéramos en una caja, teniendo a Xander se convertirá en algo perfecto.

°°°

cuando llegamos los chicos estaban ahí, Jessica tenía una botella de champagne en las manos y le mire feo señalando de forma disimula su poco abultado abdomen porque si, iban a tener un bebé dentro de unos meses.

-gracias chicos-les abrazo y mi novio hizo lo mismo-estaba un poco nervioso por volver.

Jessica se apartó de Armin y me arrastró hacia una esquina apartada mientras nuestros chicos conversaban.

-que pasa?-me Cruze brazos afirmandome en la pared-si es por Erick la verdad es que estoy tranquilo, ya han sido 8 años.

-Armin me contó durante la cena que Erick volvió aquí, solo quería escuchas que estás bien, me preocupo por ti-poso su pequeña mano en mi hombro sobandolo en modo de apoyo.

-estare bien, tengo a Xander y eso es suficiente, nada arruinara lo que tengo...es perfecto-mire a mi chico que me devolvió la mirada sonriéndome. En verdad esperaba que no se arruinara.

°°°

Jadeé por el cansancio, todo el departamento estaba lleno de cajas, no queríamos desarmar nada porque Xander estaba haciendo los trámites para la casa así que solo teníamos armado un colchón en el suelo junto a muchos almohadas, es como cuando recién empezamos a vivir juntos, son bonitos recuerdos.

-bebe, nececito tú ayuda-hablando del rey de Roma, venía con dos cajas en sus brazos que le obstruian la vista. Quite una de las y la sostuve en mis brazos para luego dejarla en el suelo-muchas gracias-me beso en los labios de forma tierna pero lo detuve antes de que se separara y continúe el beso.

  • Dejó caer la caja importando nos poco si había algo delicado adentro. Me tomo de la cintura sonriendo mientras me llevaba hacia nuestra cama improvisada, cuando caímos ahí me siguió besando hasta que quedamos sin aire.
  • -te denunciaré por seducirme de esta forma-me miro de arriba a abajo refiriéndose a mi pinta hogareña. Traía una de sus musculosas y solo mis bóxer por el calor que hacía para la fecha más una pañoleta para que mi cabello no cayera sobre mis ojos.
  • -te quitaré todas tus camisetas si lo haces-amaba sus camisetas aunque también le gustaba cuando yo las traía puestas.
  • -muy bien seductor...preparare la cena, quieres algo en especial?, Creo que tenemos mantequilla, mermelada y pan.
  • -que delicia, yo haré el cafe- nos levantamos pero cuando nos dirigíamos a la cocina- también improvisada- tocaron el timbre, nos miramos entre nosotros y fui a abrir la puerta.
  • Del otro lado se encontraba un hombre en traje junto con un maletín, me miraba de forma curiosa por cómo estaba vestido.
  • -es usted Alexander Cardoza?-gire mi cabeza hacia Xander y grite- !guapo es para ti!.
  • Me dirigí hacia la cocina sin oír lo que hablaban no era un metiche aunque la curiosidad me diera comezón.
  • Oí la puerta cerrarse y Xander se acercó corriendo hacia mí
  • -tenemos nuestra casa-me abrazo y me giro por toda la cocina contagiando me su felicidad.
  • Este era un comienzo y definitivamente nada lo arruinaría
  •  

 

 

 



dottie

#4283 en Joven Adulto
#11975 en Novela romántica

En el texto hay: romance gay, suicidio

Editado: 25.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar