El enigma de su mirada

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 29

 

Andrew.

Alhelí se queda callada por unos largos minutos, en realidad fueron pocos, pero viniendo de ella parecieron una eternidad, ella casi nunca está sin hablar. Su mirada se queda fija en mis labios y quedo totalmente confundido.

- Andrew, hay algo que no te conté, de hecho hay muchas cosas que no te dije- se sienta en el sofá que está al frente del ventanal que da vista hacia la ciudad y yo me quedo sin moverme. Pasa sus manos por su pantalón, está nerviosa. Pero lo que más me asombra es que Alhelí aún estando con un simple jean y una camisa negra se ve hermosa, yo la veo perfecta.

- ¿Qué es lo que no me contaste? - hablo para que ella siga.

- Ese día me quedé encerrada en el ascensor, cuando fui al apartamento de Xavier- me tenso cuando lo menciona, pero al parecer está tan nerviosa viendo sus manos que no se da cuenta-. Cuando salí logre salir alguien me tapó la boca y se montó encima de mí para que no me moviera, obviamente tenía más fuerza que yo, cuando sus manos me tocaron lo único que pude sentir fue familiaridad, ese tacto ya lo he sentido antes.

Después que termina de hablar nos quedamos en silencio, ella esperando mi respuesta, y yo pensando que responder.

- ¿Así que me dices que ya lo conoces? Que es alguien cercano, lo cual tiene mucho sentido, pues ahora sabemos que trabaja con nosotros, y lo vemos a diario.- nunca hemos hecho una lista de sospechosos nosotros mismos, no teníamos con que, ni evidencia, ni nada que nos diera una ventaja, la única lista que teníamos era... en la que aparecía mi papá y Ellen, que a las semanas murió- Alhelí, ¿te acuerdas de la lista de sospechosos?

- Sí, ¿qué hay con eso? - dice torciendo el gesto confundida, pero al pasar unos segundos parece entenderlo todo. - Así que quieres que investiguemos esa lista.

- No exactamente, si el asesino trabaja con nosotros es imposible que sea uno de la lista, ninguno de ellos está aquí.

- Pero... ¿Y si esa lista era falsa? Es decir, no sabemos quién la envió, también sabemos que "E.P" - (el asesino con poemas) - siempre está a un paso más adelante que nosotros, pero lo que no sabemos es porqué eso pasa, ¿sabes por qué?- niego - todo este tiempo hemos estado haciendo justo lo que él quiere que hagamos. Esa lista nos la mandó él para confundirnos, es falsa, ninguno de ellos es el asesino. Este es su juego, y él nos ha hecho jugar dándonos todo para perder.

Quedo anonado con la explicación tan brillante que da Alhelí, sin duda es impresionante lo inteligente que es.

- Bueno, sabemos que él quiere que pensemos lo que nos dice. Lo primero que tenemos que hacer es crear la lista de sospechosos, y ahí estarán todos nuestros compañeros.

Ella asiente y me siento en mi escritorio, Alhleí se sienta justo en frente, estamos separados por la mesa. Saco una hoja y un lapicero, ella examina mis movimientos y sé que aunque estemos hablando sobre esto, ella está pensando en como me podrá ayudar, porque para ser sinceros no he podido avanzar nada, sigo haciendo lo mismo de hace años. Hablaré con ella sobre eso luego.

- ¿Debemos incluir a mis amigos? - pregunta como si fuera una niña de 5 años, es muy tierna.

- Sí, ahora, empecemos; Rosie, América, Angélica, Christian, ¿quién más? - le pregunto a Alhelí.

- Oye, metiste a todos mis amigos.- parece pensar lo que dijo y hace una mueca de desagrado- Exceptuando a miss mandona alias Rosie, claro.- sonrío- ¿Tenemos que meter a Zack y Ru? Ella no trabaja directamente aquí pero tiene mucho que ver con todo esto.

- Es obvio que ellos dos no son capaces de matar una mosca, de hecho Zack ni siquiera puede matar una cucaracha, empieza a gritar como una niña de 5 años- digo sin poder evitar reirme, es tan gracioso cuando Zack ve un animal, que no sea ni perro ni gato.

Alhelí se ríe, sé que se acaba de imaginar a Zack saltando por una araña o una cucaracha. Pero dejamos de hacer la lista cuando tocan la puerta, ella y yo nos vemos pensando quién podrá ser, y de inmediato guardo la lista en el bolsillo de mi traje, el que por cierto es motivo de una reunión muy importante a las 11:00am... Ya va ¿qué hora es? Veo en mi reloj y veo que son las 11:15am, recojo todas mis cosas.

- ¿A dónde vas? - pregunta confundida.

- Tengo una reunión, voy atrasado.- vuelven a tocar la puerta y les grito que ya voy. Le doy un casto beso en los labios a Alhelí- Hablamos más tarde.

Salgo sin esperar su respuesta y veo a América en la puerta, con su mirada ya sé que voy más que tarde, está reunión es bastante importante, me reuniré con unos inversionistas que quieren comprar una parte de la empresa. Cuando llego a la sala de conferencias veo que todos están ahí. Estamos los tres jefes: Rosie, Zack y yo, este me ve y me hace señas avisandome que debo disculparme.

- Disculpen la tardanza, tenía unos cuantos problemas- me siento al lado de Zack y le pregunto en voz baja- ¿qué ha pasado?

- Pues, habíamos quedado en que le vendimos un cinco por ciento de la empresa, pero ahora no quieren eso, quieren el diez. Andrew sabemos que no podemos venderle más.

- Así que, hemos tomado una opinión diferente- dice Jhon Charles, el director y fundador de la empresa más grande de armas en América. Sí, así de importante es, y solo yo puedo llegar tarde. Él es un hombre que pisa casi los 50, antes lo veía frecuentemente, es un gran amigo de mi papá, solía ir mucho a mi antigua casa, en donde vivíamos Rafael, Ana y yo, pero digamos que nunca me la he llevado muy bien con él, su presencia te intimida a tal punto de querer voltear a otro lado con tal de no verle la cara, antes me pasaba, pero ahora sé que él no es más que yo.  También es la persona más altanera, ególatra y repugnante que he conocido.

- No pienso cambiar mi oferta, es el cino por ciento o nada - cuando digo esto se escuchan numerosos murmullos, pero como siempre el que se dispone hablar es Charles.



sunflower-r

#2869 en Thriller
#1285 en Suspenso
#11134 en Novela romántica

En el texto hay: asesinatos, misterio, romance

Editado: 26.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar