El enigma de su mirada

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 13

Andrew se le ocurrió que la mejor idea de estar a salvo sería quedándome unos días en la casa de Ru.

Así que como hoy es el famoso día de la boda, aquí estoy con ella, decidiendo qué vestido me pondré, que por cierto no compre ninguno. No lo creí necesario, tengo varios en mi closet sin estrenar así que ,alguno de esos es el que me voy a poner. No le dijimos a Ru la verdadera razón  de mi estadía en su casa, le dijimos que en mi apartamento hay un problema con las tuberías.

- Alhe, tú mejor vete a bañar - dice empujándome fuera de la cama- déjame todo lo demás a mí.

Como sé que en sus manos estaré bien, le hago caso y me voy a bañar. Mientras me baño pongo mi playlist y la primera canción en sonar es Bad liar de Imagine Dragons, una de mis bandas favoritas.

Cuando salgo del baño lo primero que veo es toda la cama de Ru llena de maquillaje y mascarillas raras. 

 

-  Ok, primero empezaremos con unas mascarillas, luego con el cabello y maquillaje, lo último será el vestido. Ya sé cuál te pondrás - dice con esa sonrisa que dice que durará unas 5 horas arreglándome. 

 

- Oye Ru, ¿ya hablaste con Zack? - ella me ve y suspirando se sienta en la cama.

 

- Ayer lo llame por teléfono y le dije que estaba embaraza, al principio pensó que estaba bromeando - dice sonriendo - pero cuando se dio cuenta que era verdad solo me tranco el teléfono, así que no sé cómo lo tomó.

Pensé que Zack sería el típico chico que cuando le dicen que va a ser papá se emociona y se casa con la chica para tener una familia unida y feliz. Sí, creo que he leído muchos libros.

 

-Seguro te llama hoy- digo sin estar segura, realmente no sé que podría llegar a pasar-¿qué nombre le pondrás al bebé? 

 

- Bueno - dice sonriendo como una futura madre orgullosa - si es niña me gustaría ponerle Mia, y si es niño me gustaría ponerle Ian, y sé que va a sonar muy futura mamá  lo que voy a decir pero realmente no me importa si es niña o niño solo quiero que sea sano. 

 

- La futura mamá Ru, suena hasta bonito - digo riéndome ,nunca imaginé que ella sería la primera en tener hijos, desde pequeñas hemos pensado que la primera en formar una familia sería yo, pero bueno, aquí estoy, sin novio y sin hijos. 

 

- ¿Y a qué hora te vienen a buscar, Alhe?- ejem, bueno tendré que contarle porque tengo que ir sola.

 

- Le dije a Andrew, pero me dijo que no, así que me toca ir solita - explico lo menos posible, porque sé cómo se pondrá de intensa Ru.

 

- Es que Andrew es un estúpido, ¿qué se cree? Tampoco es que es que es la gran cosa, siempre con su cara de perro, me cae mal - dice eso y, agarra su celular y sale del cuarto. Pasan unos 15 minutos y yo aquí con la cara verde, me siento como Hulk.

 

Ya han pasado 4 horas. Rubí me está maquillando, por ende ya estoy peinada, no sé qué fue lo que me hizo. Todavía no me he visto. No sé cómo hará que mi cabello ahora morado se vea bien con todo lo demás. Cuando termina de maquillarme me pasa un vestido dorado, largo y con detalles transparentes en el busto. Entro al baño y sin verme, me visto y me pongo los tacones.

Salgo, Rubí me ve me silba y me da una vuelta.

- Alhe quedaste hermosa , y te ves demasiado sexy.

Me agarra del codo, me tapa los ojos y me lleva al espejo completo.

Cuando abro mis ojos quedó totalmente asombrada, me veo... diferente, pero diferente de una buena manera. Mi cabello morado cae en suaves ondas hasta mis hombros. El vestido dorado resalta mi color moreno  y hace ver mis curvas, no soy una chica delgada, de hecho soy todo lo contrario, mis piernas son gruesas, mis caderas bastante grandes, mientras que mi cintura es un poco más estrecha, siempre me han dicho que tengo muchas curvas y no siempre me gusta . El escote del vestido es sencillo pero resalta mis pechos no tan grandes. El maquillaje está hermoso, los ojos están pintados de morado con dorado y mis labios gruesos de un color rosado tirando a marrón.

- Se que quedaste asombrada, pero siempre estas bella, hoy veras que tendrás a uno babeándose detrás de ti - me dice Rubí sacándome de mis pensamientos y guiñándome un ojo , voy hacia ella y la abrazo. No entendí su comentario.

- Muchas gracias Ru, te quiero- no le quise preguntar sobre su comentario porque se que no me va a responder.

- Yo también te quiero - en ese momento suena el timbre - ya que tú vas a una fiesta, decidí que la mejor idea era pedirme una pizza, ¿puedes abrirle al chico y tratarme mi pizza, por favor? - pone sus ojos de cordero regañado y no me queda otra que ir a hacerlo.

Cuando abro la puerta mi boca cae casi al piso e inmediatamente entiendo todo , la llamada misteriosa de Rubí y, su extraño comentario.

Enfrente de mi está Andrew, y debo decir que nunca lo había visto mejor. Lleva un traje azul rey a la medida, que resalta sus bien definidos músculos. Su cabello está peinado hacia atrás pero luce desordenado, frente a mí está el chico más sexy que he visto en toda mi vida. Sus ojos marrones tan claros como la miel me recorren de pies a cabeza, debo decir que su recorrido se tarda más de lo que debe en mi escote, cuando sube la mirada, carraspea. Nos quedamos contemplándonos el uno al otro un rato y lo único que se escucha es el gran grito de Ru.

 

- ¡Alhelí, mi estómago no esperará todo el día, mueve esas grandes nalgas hasta aquí ya! - aparece al lado mío y nos ve a los dos - uy, esta no es la pizza que esperaba, pero sin duda esto está mejor -¿Ru nunca se podrá callar?-, parecen dos adolescentes en su primera cita, adorable- ya veo que la repuesta es NO. Andrew se pone rojo y se empieza a reír nervioso- ya va , ¿que hace el aquí? 

 

- ¿Qué haces tú aquí? - le pregunto a Andrew, porque hasta donde sé el rechazo mi invitación.

 



sunflower-r

#2818 en Thriller
#1259 en Suspenso
#11030 en Novela romántica

En el texto hay: asesinatos, misterio, romance

Editado: 26.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar